Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Elecciones Municipales   ·   Quintana Roo   ·   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Donald Trump   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Automóviles   ·   Cultura



Chile con cirugia del alma.


Inicio > Ciudadanía
11/11/2020


286 Visitas



Décadas de martillar conciencias denunciando lo ilegítimo y perverso de una constitución ridícula. Ahora que es un hecho,que se obtuvo mayoría histórica y que esta aberración jurídica se debe poner en el olvido,surgen muchos que se resisten a ignorarla.Ellos,los del irrisorio 20% de las tres comunas de la clase salta no entienden nada,parece mentira pero esperan mantener el dictado de una constitución obsoleta y obedecer sus quórums mañosos,o lo que es lo mismo,o peor,rendir total pleitesía a un político y corrupto acuerdo de cocina celebrado después del estallido social de Octubre por gente más que corrompida.Un impopular e inmoral intento de acaparar,una vez más,la esperanza de la gente y el pentagrama constitucional del sacro futuro de Chile. 


 

Ahora si decidimos poner atención y debate a este aspecto del asunto,hay mucha tela que cortar,pero en realidad,siendo crucial,no es por lejos lo más importante.Lo central del espíritu cívico para poder mirar hacia adelante con estricta visión de conjunto,es  admitir que en ese 80% ganador del plebiscito nadie sabe cuánta gente que simpatizo con el modelo dictatorial,votó por el APRUEBO.

 

Esto último dicho no para restar merecido brillo al triunfo de la gente, pero para abrir de par en par el corazón del colectivo y dar urgentes pasos en la reconstrucción de un país con adversarios y no con enemigos.No se puede haber luchado por eliminar un dictado de ciega y parcial convivencia en desigualdad,injusto y divisivo...para hacer lo mismo.





No importa cuanto cueste pero nadie honrado debe temer por el futuro bienestar personal,de su trabajo,su negocio o el de su familia.Toda esa odiosa comparación con naciones no tan vecinas debe quedar en lo que es,pura chimuchina. Chile, a veces mal,a veces bien,siempre ha seguido una ruta propia lo que nos ha hecho famosos como una sociedad pujante y,al menos,distinta. 

 

La primera etapa que sigue después del contundente resultado en las elecciones que hizo el pueblo en el plebiscito,no se inundara de más esperanzas,como debiera,sino de aprehensiones,inyección de dudas y sin control una tras otra conspiraciones de angustia y trompeteos de miedos. Los enemigos de la igualdad no renunciaran de la noche a la mañana al acostumbrado mundo de sus privilegios y financiaran torpedos,una pataleo’ comunicacional destinado a crear una atmósfera de innecesaria desconfianza y odio, reducir la obligación de un territorio patriótico,armonico y moral de las negociaciones.

 

Una visión apocalíptica se vende fácil,los niveles de desconfianza alcanzaron estandares insospechados en los sesentas.La decadencia cultural entendible que genera una constitución de dictadura,produce polarización,incondicionalidad,incertidumbre e inestabilidad,la reconstrucción de los pilares de nuestra sociedad de aspiración a la libertad y la justicia será lenta.Primero se debe criminalizar la explotación laboral y de consumo y al mismo tiempo la corrupción de las instituciones y por supuesto,devolver al estado su rol solidario. Pocas naciones modernas pueden dar ejemplo de ser civilizadas lo suficiente para redactar una nueva constitución sin guerra civil ni revolución,lo mismo que para corregir por la vía de la razón lo que se impuso por la fuerza. Ese es el Chile de todos,uno que mantiene su identidad de país ilustrado y hospitalario,un país de buena educación y salud pública y una jubilación de reparto en la garantía que solo puede otorgar el estado. Una comunidad que entiende que todos los hijos de las patria son necesarios,que el crecimiento no es idéntico pero debe ser parejo y nadie debe partir mas cerca de la meta.

 

Han oído decir que la actitud lo es todo,así es,si nos ponemos nerviosos y solo vemos fantasmas en las sombras tratando de dominarlo todo nos asustamos,nadie piensa ni actúa inteligente atemorizado.El robusto y permanente poder de la constitución que los sobreprotegió por décadas se ha quebrado,si alguien debe estar nervioso no es aquel que viene soñando con igualdad,salario justo y algo digno que llamar horario.Después de todo,nunca una constitución discutida por tantos a la luz del dia,sera peor que una hecha en las penumbras por un solo gallo’.

 

Para pilotear naves comerciales y de las otras, se necesita alguien que sepa, no basta el entusiasmo o la desesperación entendible de los partidos o con infinito respeto,el de la señora Juanita. Tenemos que asegurarnos que el acuerdo ilegítimo del gobierno y la clase política no constituya ninguna guía,lo contrario es volver a la plaza Italia antes de la explosion de la ciudadanía. Eso que los miembros de la convención deban ser militantes de partidos es una afrenta,una aberración es poner a los zorros a cuidar el bienestar de las gallinitas. Es más, ningún militante de partido es independiente o autónomo para garantizar una opinión justa o equitativa, Los partidos políticos son por definición prisioneros de una sola ideología,la constitución de la República es exacta y absolutamente todo lo contrario.

 

Cuando los miembros de las comisiones en convenciones no representen instituciones,se harán más saludables las discusiones. Será más fácil que se lleguen a acuerdos más amplios y en menos tiempo,sin simplificar la magnitud del desafío ni apurar las conversaciones. Un verdadero ejército de técnicos y expertos en un abanico multidisciplinario que asista a los legisladores enriquecerá los objetivos artículo por artículo, pero lo más importante y crucial,hará del documento final uno imparcial,moderno y duradero. “No hay que negociar con miedo ni tener miedo de negociar” fueron las oportunas palabras de un inspirado John Fitzgerald Kennedy. 





Etiquetas:   Política   ·   Constitución   ·   Oligopolio

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21502 publicaciones
5227 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora