Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Sociedad Civil   ·   Medicina   ·   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Salud   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Automóviles   ·   Alimentos



Esperanza Aguirre, honestidad y valentía


Inicio > Política Nacional
27/10/2011

1035 Visitas



Admirada Esperanza:


 Sólo sé de ti por tu buen estilo político y por la popularidad que con ello has cosechado en el tiempo. Te prestigia y te hace singular el carisma   conseguido por tu tesón en el trabajo, por tu talento y talante democrático,  y por ese pensamiento liberal que tanto ofende a los adversarios. Por todo eso y porque te muestras como una mujer íntegra, sensata y excelente, yo no deseo que te suceda nada malo.

Yo no quiero que vuelvas a padecer los sufrimientos de un cáncer, ni que repitas el sufrimiento tormentoso por la caída de un helicóptero, ni que tengas un accidente, ni que te agobie ninguna enfermedad, ni que se mueran tus familiares queridos. No, nada de eso. Sólo los enfermizos, los miserables, y los acomplejados pueden desear estos males.

Yo si te deseo, además de corazón, que continúes afrontando las odiosas ofensas de  esos miserables, con la misma decisión y valentía con que lo vienes haciendo. Tu fortaleza, educación y cortesía hacen de ti una mujer íntegra. Por eso te deseo de forma vehemente que disfrutes la dicha de una larga y feliz vida.

Esperanza, se que todos los consejos que se te puedan ofrecer no los necesitas. Tu personalidad, tu dinamismo, y la entereza que muestras cada día, te brindan la oportunidad de poderte recrear en tus propias convicciones. Además conoces como nadie el ‘percal’ que te rodea, y por eso, poco de lo que se te pueda aconsejar sirve de ayuda, por eso de pido que lo aceptes, simplemente, como muestras de afecto y de cariño.

Pero a pesar de todo, aunque sólo sea para fortalecer tu ánimo, si te pido, Esperanza, que no hagas ni puto caso a esos energúmenos que intentan ofenderte; a esos cobardes que sólo saben escupir odio y envidia; a esos impotentes de hacer, a esos incapaces de crear; a esos resentidos que carecen de principios; que no saben de valores; que nada saben de paz ni de respeto, y que además son necios, intolerantes, mamarrachos.

Te odian porque te envidian. Te insultan porque les ganas una, dos y mil veces. No soportan que cada vez que compiten contra ti en las urnas las diferencias se distancian al infinito. Tu personalidad les anula. Rabian, vomitan odio, insultan y amenazan. Son tics propios de los intolerantes, de los opresores, de los tiranos. Además son malvados. No aceptan la realidad ni la verdad. Por eso aumentan sus retrocesos hacia la nada. Por eso tus resultados y  el prestigio que has conseguido con hechos, crece entre los madrileños y entre los españoles. Por eso eres toda una referencia de buen gobierno.

¡Es una mujer valiente! ¡Se llama, Esperanza Aguirre!

Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Rafael C, , ¿Puede calificarse esto como periodismo? ¿a los periodistas no se les exige ser imparciales?




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20079 publicaciones
5027 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora