Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Poesía   ·   Donald Trump   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Sociedad   ·   Automóviles   ·   Cuba



¿A quién retrata la moción de censura?


Inicio > Política Nacional
22/10/2020

164 Visitas



Ha tenido lugar ayer y hoy el debate de la moción de censura presentada por Vox, esa moción que según el partido verde iba a servir para retratar al PP. Pero al final el retrato ha sido mucho más amplio, y viene a confirmar lo que ya sospechábamos: que nos ha pillado la peor crisis con la peor clase política imaginable.


Si la intención de los de Abascal con su moción era poner en un brete al PP, sin duda lo han conseguido sin necesidad siquiera de que se iniciara el debate. Mira que el PP lo tenía fácil; le bastaba tomar el ejemplo de lo que hizo Sánchez en la moción de censura presentada por Podemos contra Mariano Rajoy: abstenerse. Y la misma abstención de Sánchez hubiera servido de argumento ante las previsibles críticas. Pero frente a eso los populares han preferido volver a mostrarse rehenes de sus complejos, escondiendo su voto de forma vergonzosa hasta el último momento. Una vez más Casado ha ido a remolque de los acontecimientos, y ya no es que se dude de su capacidad de decisión, ya de lo que se duda es de si el que decide es él o son otros los que deciden por él. Una vez más el PP se ha mostrado más preocupado del qué dirán que de lo que deberían ser sus propios principios, y al final ha decidido votar junto con Podemos, Bildu, y Esquerra. Ya no es que el PP parezca resignado a asumir la dictadura moral, cultural, económica y social que nos está imponiendo la denominada progresía, es que parece como si buscara hacerse perdonar una especie de pecado original, y poder presentarse como un partido “homologado” por la extrema izquierda que nos gobierna.

Como no podía ser menos, la moción también ha retratado a los que la han presentado. Abascal tenía la oportunidad de vivir su minuto de gloria, de presentarse ante la nación como una opción de gobierno viable y sensata, con propuestas propias en materia económica y en materia sanitaria, ya que estamos sumidos en una profunda crisis tanto económica como sanitaria. Pero no han presentado ni media propuesta. Solo un rosario de críticas salpicado con algunos disparates de bulto. Y sí, la gestión del gobierno es muy criticable, pero en las mociones de censura hay que presentar una alternativa, un programa. Detrás de un partido político no debe haber sólo cuatro frases hechas y cuatro voces destempladas, un partido debe ser una idea de España. Y Vox nos ha dejado con la duda de si en realidad tiene un programa para afrontar los retos actuales, o es que ha preferido no mostrárnoslo. El discurso de Abascal habrá contentado a los muy cafeteros de su electorado, pero imagino a mucho votante potencial escandalizándose al oír como Abascal comparaba a la UE con la República Popular China o con el sueño europeo de Hitler.

Pero además ayer quedó retratado el hemiciclo en su conjunto cuando Abascal, en contestación al representante de Bildu, comenzó a leer los nombres de los asesinados por ETA, y sólo los diputados de Vox y algunos del PP se levantaron a aplaudir. Hace no tantos años que la simple mención a las víctimas hubiera supuesto la ovación de todos los diputados a excepción de los cuatro indeseables que aún no han condenado el terrorismo de ETA. Pero si ya ni siquiera la mención a las víctimas concita el consenso de nuestros representantes políticos es que algo hemos hecho muy mal en España en los últimos años. Y esto nos lleva a la responsabilidad de esa izquierda española cada vez más radicalizada, que se ha echado en brazos de los criminales etarras y del separatismo más racista y xenófobo; de ese PSOE que ayer se permitía el desahogo de firmar un manifiesto en defensa de la democracia junto a los matones de Bildu y a los que hace tres años perpetraron un intento de golpe de estado contra nuestro régimen democrático.

En resumen, en la peor situación posible, tenemos a los peores políticos posibles. Ese es el retrato.



Etiquetas:   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21534 publicaciones
5230 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora