De López y las remesas

“Que bendice . . . con ternezas.”


. . . con ternezas.”
 

López necesita, urgente,

un asesor que lo oriente,

que le haga saber, a ultranza,

sobre producción, finanzas.

 

Entre rezos y oraciones,

van algunas ocasiones

que a las remesas menciona

y, por cierto, se emociona.

 

Me refiero a las remesas

que, con cariños, ternezas,

nos envían nuestros paisanos

desde hace ya varios años.

 

De los Estados Unidos,

en dólares tan queridos,

la verdad que no exagero,

dinero del extranjero.

 

Remesas que, en varias citas,

el peje llama “benditas”,

pues “de la crisis nos salvan”,

tal sentir sus nervios calman.

 

Ridículos tales dichos

que dejan en entre dicho

la cuarta transformación,

¿qué, no habrá otra solución?

 

Las tarugadas inmensas,

¿depender de esas remesas

para abatir recesión,

la ruina de la nación?

 

Diré esto, cabizbajo,

no hay producción, no hay trabajo,

¿todo el dinero guardado,

dónde, por Dios, ha quedado?

 

México país querido

en la miseria sumido,

hundido en la vil pobreza,

¿dónde quedó tu riqueza?

 

Tu grandeza, dime, . . . pues,

vergüenza me da que Andrés,

en breve, te ha convertido

en un país mantenido.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 09 de octubre del 2020

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales