Un Bolsillo roto en tiempos de crisis

¿Es nuestro bolsillo derecho el resultado de nuestras decisiones pasadas?

 

¿Tenemos los latinoamericanos una cultura de ahorro? América Latina ahorra poco y mal, según determina la nueva publicación elaborada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La solución sería potenciar la educación financiera y crear una cultura basada en mejorar los hábitos de ahorro de los latinoamericanos.         

¿Es el ahorro un hábito cultivado en nuestro desarrollo? Lo cierto, es que pocas son los núcleos familiares que abonan a este estilo de vida y a la comprensión de nuestras prioridades, ingresos, egresos de tal forma que podamos llevar una vida, económicamente estable, aún con los grandes impactos del sector financiero. 

“América Latina, se enfrenta a un fuerte problema con el ahorro. Por ejemplo, menos de un 50% de los trabajadores latinoamericanos contribuyen económicamente para la jubilación, aumentando el riesgo de un mayor porcentaje de personas mayores en situación de pobreza”, explicó Tomas Serebrisky, economista principal del BID y coautor del informe.     

¿Se debe incorporar la inteligencia financiera y el ahorro a la cultura latina? 

 El endeudamiento, el crédito y el desconocimiento administrativo nos limita, convirtiéndonos en subordinados del sector bancario, de trabajos indeseados y una vida quimera. 

Parece que hemos sido habituados a la idea de ser empleados y no emprendedores, a gastar sin reservas, a vivir preocupados, en cómo pagar la hipoteca y resistir a fin de mes.      Un año lleno de retos, escasez económica, desempleo, angustia y hambre, en donde tenemos la obligación de rehabilitarnos como seres humanos. 

Es hora de crear una conciencia de inversión y organizar nuestras financias, habituarnos a reservar para preservar, que la base en la formación de las nuevas generaciones sea la transformación y razonamiento financiero.

Un ejemplo de cultura de ahorro es china, la clave se basa en    la conformación de grupos de ahorro comunitarios dentro del país, a los que se les conoce con el término ‘huí’. En algunos casos, las personas destinan hasta cinco años de su vida en ahorrar cada centavo que ganan.  Aunque parezca casi imposible, todos tenemos la capacidad de establecer metas que nos permita potenciar nuestra economía, y de esta manera poder solventar nuestras necesidades en momentos de posible recesión económica. 

El camino hacia la riqueza, depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro. Benjamín Franklin.         

Serás lo que te propones.

El éxito empieza por la paz mental.

La estabilidad económica comienza por la organización

 Bibliografía

https://www.google.com.mx/amp/s/www.bbva.com/es/america-latina-necesita-aprender-ahorrar/amp/

https://www.google.com/amp/s/gestion.pe/mundo/china-pais-alto-nivel-ahorro-mundo-268918-noticia/%3foutputType=amp
UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales