Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Colonialismo   ·   Guayaquil   ·   Ecuador   ·   Cultura   ·   Crisis Económica   ·   Literatura Latino Americana   ·   Corrupción   ·   Delincuencia



Las cortas patas de la mentira


Inicio > Política Nacional
10/09/2020

161 Visitas



Parece el PP empeñado en ser el innecesario protagonista de este verano pandémico. Entre ceses, purgas, propuestas gallegas de ley, y giros al centro del centro, lo único que le faltaba es el barullo de los guasap y los acuerdos o no acuerdos sobre la renovación de los órganos de gobierno de la Justicia.


Por lo que sabemos, una vez finalizado el estado de alarma PSOE y PP se pusieron a negociar cómo se repartían los sillones del Supremo, el CGPJ, etc. Y esto ya es, en sí mismo, una flagrante traición de Casado al programa electoral con el que concurrió a las últimas elecciones.

En el programa electoral de abril de 2019, Casado se comprometía cómo sigue: “Fortaleceremos la independencia del Poder Judicial. Promoveremos la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial para recuperar el sentido originario del artículo 122.3 de la Constitución española. De esta manera, los 12 vocales del Consejo General de procedencia judicial serán elegidos directamente por los Jueces y Magistrados, fortaleciéndose así la independencia del órgano de gobierno del Poder Judicial.” En el de noviembre de 2019 se repetía el compromiso, eso sí, omitiendo la referencia expresa a la elección de los vocales del CGPJ.

Decir que las negociaciones de tapadillo para repartirse los sillones del Poder Judicial casan mal con el programa electoral del PP es ser muy generoso. Aunque no es raro que Casado, versión remodelada del marianismo, traicione este principio como ya lo hizo el propio Rajoy, que con la mayoría más absoluta de la democracia se negó a cumplir la promesa de cambiar el método de elección de los órganos de gobierno de la justicia.

En cualquier caso, lo cierto es que se estaba negociando el apaño, y las negociaciones estaban muy avanzadas, según Sánchez, o no tanto según Casado. Pero, según nos dicen desde Génova, el 14 de agosto el PP decide romper las negociaciones.

La versión “oficial” publicada es que la cosa se rompió por los ataques de Podemos a la Monarquía (¿les suena? fue también una de las múltiples excusas esgrimidas para el cese de Cayetana). La versión oficial del comunicado del PP añade un elemento más, que es la imputación de Podemos por financiación irregular.

Como veremos, ninguna de las dos excusas se sostiene demasiado. Vayamos primero con los ataques de Podemos a la Monarquía.

El 9 de julio, el diario El Confidencial publicaba: “Unidas Podemos ha defendido este jueves que los "escándalos" sobre el rey Juan Carlos I, al que se investiga por haber cobrado supuestamente comisiones por interceder en el contrato del AVE a La Meca, ponen en cuestión el papel de Felipe VI al frente de la Corona y abre el debate sobre la monarquía.” Todo un ataque no sólo al Rey emérito, sino a Felipe VI. ¿Ese día Casado no leyó los periódicos? Si los leyó, sabemos que no fue impedimento para que a finales de ese mismo mes de julio el PP confirmara que estaba en negociaciones con el PSOE para renovar el CGPJ.

El 3 de agosto Echenique decía sobre el Rey emérito: “Teniendo causas pendientes en España y tanto dinero para viajar y protegerse, ¿la justicia va a permitir que se marche?” Pero según parece eso a Casado tampoco debió parecerle un grave ataque a la Monarquia.

Dos días después, nada menos que la ministra Yolanda Díaz señalaba que la actuación de Juan Carlos I dejaba en mal lugar la imagen del país. Pero para Casado parece que no eran aún ataques suficientes como para romper las negociaciones para renovar el poder judicial.

¿De verdad pretenden hacernos creer ahora que Casado no se enteró de que Podemos atacaba a la Corona hasta el 14 de agosto? ¿De verdad creen que vamos a tragarnos eso?

Si tomamos la excusa de la imputación de Podemos por su “caja B”, la cosa no pinta mucho mejor. Lo primero que hay que decir es que no fue un hecho ni mucho menos sorpresivo, y que en cualquier caso se produjo el 11 de agosto. ¿Se pasó Casado tres días meditando si el hecho era lo suficientemente grave como para romper las negociaciones? Si consideraba que la imputación era tan grave, ¿por qué no rompió ese mismo día?, ¿tenía que pedirle permiso a algún líder regional de su partido?

Pero tanto si fue por ataques a la Corona como si fue por la imputación, o por una combinación de ambas cosas, ¿sabemos con certeza si las negociaciones se rompieron el día 14 como dice ahora el PP? Tampoco acaba de estar claro.

Lo cierto es que Sánchez no ha dado definitivamente por rotas las negociaciones hasta que el pasado 2 de septiembre Casado se lo dijo en persona, y no es hasta entonces cuando el gobierno pone en marcha su maquinaria propagandística para presionar al PP. Si Sánchez hubiera dado por rotas las negociaciones el 14, hubiera esperado 15 días para lanzar sus perros?

Es más, vayámonos al 18 de agosto, día en que se produjo el cese de Cayetana Álvarez de Toledo. Entre los motivos del cese, la ya exportavoz expresó en tercer lugar la preocupación de Casado por la actitud de Álvarez de Toledo ante el inicio de “una nueva etapa política” a partir de septiembre, y especialmente en relación a las “negociaciones del pacto por la justicia”. ¿Por qué Casado hablaba el 18 con Cayetana como si las negociaciones estuvieran vivas cuando según nos dice ahora estaban rotas desde el 14? Si Casado ya había roto esas negociaciones cuatro días antes, ¿a qué venía esa preocupación por la actitud de Cayetana ante unas negociaciones que ya no existían?

De hecho, más de un medio de comunicación vio en el cese de Álvarez de Toledo el empujón definitivo para sacar adelante la renovación del CGPJ. Así El Confidencial publicaba ese mismo día: “Casado facilita la renovación del CGPJ y del Tribunal Constitucional. El ministro Campo y López han cerrado el acuerdo, y Lesmes, que irá al Constitucional, ha presionado al PP para un acuerdo que se facilita tras la destitución de Álvarez de Toledo“.

Al final, como casi siempre, todo es más prosaico. Ni ataques al Rey ni imputaciones, sino un desacuerdo en el reparto de sillones y, sobre todo la difícil venta del apaño, que a fin de cuentas es lo que importa. Parece ser que el acuerdo inicial de Casado con Sánchez era que se repartían los 20 sillones elegidos por las Cortes a 10 por cabeza, es decir, 10 para el PSOE y 10 para el PP. El tocomocho perfecto, vaya. Pero hete aquí que en ese momento se cruza Podemos exigiéndole al PSOE que le ceda 3 de sus 10 sillones. Y el PSOE traga, porque Sánchez no es tonto y sabe que dormirá en su colchón nuevo de Moncloa mientras Iglesias se lo permita.

Y así, en apenas unas semanas pasamos del amigable chanchullo, sin ruido y por debajo de la mesa, para repartirse los sillones de la Justicia, a que tu recién cesada portavoz denuncie públicamente que estás amañando un acuerdo que va en contra de los principios que en teoría defiende tu partido. Y para más inri, de ese acuerdo que has estado negociando de tapadillo, resulta que tres sillones van a parar a Podemos. Demasiado incluso para las tragaderas de Casado. Y por eso, y no por otra osa,  el “líder” de la oposición se presenta el día 2 de septiembre en Moncloa con un “no” definitivo a la negociación para la renovación del poder judicial.

¿Pero es un “no” definitivo o es un “no” de momento? Que a nadie le quepa duda de que al final habrá acuerdo, y que una vez más quien perderá será la independencia judicial.

 



Etiquetas:   Justicia   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21087 publicaciones
5182 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora