Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libertad de Expresión   ·   Internet   ·   Censura   ·   Coronavirus   ·   Robótica   ·   Informática   ·   Tecnología   ·   Estructura Organizacional



Retratos Hablados


Inicio > Ciudadanía
05/09/2020


415 Visitas



RETRATOS HABLADOS


 

Por    Jorge Choperena Torres

 

Podría decirse que el primer día del mes de Mayo de 1964, solo a los invasores no tomó por sorpresa la irrupción que dio origen al Barrio PRIMERO DE MAYO, y tuvo que ser así dada la circunstancia de que este hecho no tenía antecedentes en el aún joven municipio de Agustín Codazzi, Colombia.

Desde la medianoche de ese día los ´conquistadores´ al mando del señor  Bernardo Torres se tomaron estos terrenos y fundaron el barrio en consagración al Día Mundial del Trabajo. Por eso Codazzi figura entre el gran número de ciudades y poblaciones del país, que tienen un Barrio 1º de Mayo.

Bernardo Torres era un inmigrante más de los miles que, provenientes de todas las regiones del país, habían ´invadido´ a Codazzi desde la década anterior. Militar retirado, carpintero de oficio y líder natural; físicamente de mediana contextura y calvicie generosa. Lo hizo célebre su fogosa oratoria considerada como comunista no obstante que, muchas veces cerrara su arenga con un viva al partido liberal. En sus últimos años su fervorosa afición a la bebida y el tomarse el andén de alguna esquina como tribuna para sus proverbiales discursos agregaron un sello más a su personalidad. Se eternizó por ser considerado el fundador del barrio y él a su vez inmortalizó su apodo: ´Chivolito´.

De los primeros habitantes del barrio y compañeros en la gesta, se recuerda a Gregorio ´Goyo´ Montero hombre de buenas maneras, buen verbo y fino palaustre, Dulys Palomino, pintor de brocha gorda de reconocido trabajo en todo el pueblo cuya particular escalera obligó a modificar el dicho ..más larga que una semana sin carne.. por ..más larga que la escalera de Duly.

La siempre alegre, extrovertida y bailadora señora Cristina Fonseca de fácil amistad y amplia sonrisa. Fue la partera del barrio. Trajo a este mundo pelaos al por mayor y al detal, porque en esa época los nacimientos eran una faena de  parteras.

Luis Díaz y su esposa señora Lucy señores  que por vivir frente a la canchita del barrio sufrían resignadamente la bulla y la recocha en el andén de su casa, de los pelaos que todas las tardes se reunían para jugar su partido de fútbol. Desde entonces  poseían en el centro del pueblo el Almacén Colombia.

La otra aguantadora era doña Marina de Tinoco –la mona-, pues su tienda asimismo quedaba enfrente de la cancha y padecía, por ello, la arremetida de la pelaera, ... claro que, hay que anotar que el encanto de su hija Astrid, rubia también, era un asunto considerable.

Doña Yaya Hernandez junto a su esposo, vecinos de la Escuela del barrio, vendían en su casa empanadas y rellenas. Las niñas de la escuela se jugaban la vida en ardorosos partidos de Químbol apostando a las empanadas. Luego las ganadoras se arremolinaban donde Yaya a disfrutar su galardón. Al final quien siempre ganaba era Yaya .. y sin jugarse la vida en ninguna partido.

María Torres y su esposo Pedro Reales en cuya casa se celebraron casi todo el tiempo, durante muchos años bailes tipo caseta. Esta casa poseía un gran patio delantero donde era cita obligada los bailes en temporada de precarnaval y carnaval, entre otras fechas. María Torres además de bailadora, trabajadora; también era muy conocida porque vendía en las noches las acreditadas sopas de mondongo en su puesto de comidas del centro (a unos pasos del antiguo Banco de Occidente).

Antes que se acabe el espacio con que cuenta esta modesta reseña anotaremos a la tienda 5 y 6 del señor José García, el señor Fidias Palomino primer soldador industrial del barrio muy recordado además, por la inmoderada belleza de sus hijas, el señor Alonso Franco miembro de la Defensa Civil y dueño del legendario Rincón Vallenato un lugar lleno de historia, parrandas y romances, las señoras Ana Bolaños y Victoria Bandera, Alejandro Sulbarán  únicamente conocido como El Chivo, la familia Méndez, los Gonzalez, los Cantillo, . . Ufff..No caben todos.  Me disculpo con los lectores.

Un pequeño aparte para mencionar a lugares y personas cuyas casas a pesar de que técnicamente no pertenecían al barrio sí estaban en su zona de influencia.

El Tun Tun tienda y chatarrería del señor Nolberto Giraldo de origen santandereano según quienes lo conocieron y a quien por extensión también se le llamó TunTun. Entre tantas otras cosas, es célebre el señor Tun Tun por su costumbre de mandar a imprimir volantes con mensajes, consejos, frases filosóficas, etc y repartirlos en su bicicleta o entregarlos en su tienda. Fue en uno de esos volantes donde leí por primera vez el siguiente consejo: Si quiere ganar con la Lotería no la compre… véndala !.

Tun Tun pese a ser cachaco era aficionado al boxeo, cosa extrañísima en esos tiempos e inaccesible a la comprensión de un costeño,  pues a los del interior del país se les relacionaba con otros gustos deportivos, el ciclismo o el tejo por ejemplo. Tun Tun organizaba en el frente de su tienda por el costado de la calle 11, matchs de boxeo o como se les denominaba ponerse los guantes entre los pelaos que quisieran, cuidando él eso si, que los duelos fueran equilibrados y no se salieran del espíritu deportivo. Siempre tuvo un stock de 4 guantes reglamentarios en excelente estado.

El Reservado de Chava, así fue conocido por los habitantes del barrio, el que, al parecer fue la primera bóveda de encuentros furtivos o primer Motel de la población que funcionó hasta hace algunos años en la esquina de la carrera 14 con calle 11 precisamente enfrente del Tun Tun, antes de entrar al barrio Primero de Mayo.

 

El papel del Barrio en la infancia y adolescencia

 

No nací, ni habité tampoco, en el barrio Primero de Mayo, pero a eso lo considero sólo como un accidente geográfico simple, eventualidad que fue remediada por los amigos de la infancia y el fútbol.

Después de "patiar bola" en plena vía pública incansablemente, junto con los demás pelaos de la calle 11 iba religiosamente por las tardes al campito de fútbol del Primero de Mayo para jugar sin las interrupciones de los carros, haciendo escala primero en la casa del señor Luis Díaz en cuyo andén alto y fresco se esperaba a los que iban llegando con algo de retraso hasta completar por lo menos con que sacar dos líneas*. Esta escala tenía el extra de la compañía de Mercedes la sobrina bonita de la casa, amiga de todos y fiel fanática. Algunas veces estas escalas técnicas se hacían en casa de los Ribón, cuyo patio contaba con portón de salida directa a la cancha.

Como ha sido siempre aquí y en todas partes, los encargados de hacer las líneas eran los dos mejores jugadores; la disputa comenzaba desde el mismísimo momento de definir quien escogía primero; para ello la ley ordenaba aplicar el protocolo: Pico, monto, pico…En nuestro futbol callejero no hay ni se necesitan balotas.

Gustavo, Oscar y Fernando Ribón, Jorge Rios, Fidel García, Nestor Olivo, Rodrigo de La Hoz (de poco hablar, casi tímido, a quien apodábamos Cachaco negro, pero luego de adulto supimos que se le llamó Rodrigón), Nolín Manjarrez (arquero), Aurelio Nieto conocido como Yeyito con indisimulable afición por las gallinas (por él supimos que las gallinas son también gumarras), Valmore, Eduardo, Diomar Torres (arquero siempre de pantalones remangados, hijo de Chivolito), Tulio Barrios, Alvaro Caporo, Adalberto y Aqulino Cotes quien desde entonces ya era Chiro, Odguier Vence el viejo, Adolfo Moreno, Alcibiades Chiche Vence, , Humberto Franco, Meiber Velazco, Hector el negro Mendez, Hernán Tinoco, Raúl Camacho, Roberto Morales, Adún, Yolambel e Ivanohe Montero … fueron los amigos con los que se llenó mi infancia de fútbol en el Primero de Mayo, es decir los que corrigieron el percance de no haber nacido en el barrio..

Eso si, con el lujoso refuerzo que representó el papel protagónico de Luz Marina, Edeinis, América, Amparo A. Mercedes, Miryam, Auri, La Negra, porque fueron las titulares en la alineación de los primeros bailes de la adolescencia. Memorables como en la casa de la señora Chon.

 

*alineación, equipo



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Jhan, Excelente!




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21055 publicaciones
5180 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora