Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Salud   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Economía   ·   Perú



Ni una pandemia puede hacer razonar al gobierno y al pueblo colombiano.


Inicio > Comunicación
22/08/2020


449 Visitas



¿Qué problemas ha tenido Bogotá durante el COVID-19?




El pasado 26 de febrero llegó una joven procedente de Milán, Italia  que venía contagiada de COVID-19. Días después  de su llegada, aproximadamente ocho, fue a la Fundación Santa Fe, pues la mujer no se sentía bien de salud, allí le realizaron una prueba de la pandemia del Coronavirus, la cual fue positiva y tristemente días antes de hacer su muestra de la enfermedad, la joven ya había interactuado con aproximadamente treinta personas (las que tenían una familia, una vida a los quienes pudieron contagiar) en un servicio religioso. El ministro de salud dio a conocer la noticia el pasado seis de marzo en todas las redes sociales, alertando a los ciudadanos y al gobierno de Colombia, declarando así la emergencia sanitaria en el país. Fue así como, se inició un protocolo y se tomaron las decisiones necesarias como el lavado frecuente de manos, el distanciamiento entre personas, tener acceso mediático a un kid de aseo. Sin embargo, la actual alcaldesa de Bogotá, la doctora Claudia López decidió hacer un simulacro acerca de la instauración de una cuarentena en la capital del país durante cuatro días, paulatinamente se unieron otros departamentos y municipios. Un día después de aquel simulacro iniciaría la cuarentena, propuesta por el Estado colombiano, pero el simulacro se extendió veinticuatro horas, sin embargo, autorizaron el regreso de los ciudadanos a sus residencias, de un paseo, en ese puente del veintidós de marzo; desafortunadamente, algunos habitantes simplemente incumplieron con el simulacro y de tal manera, no solo arriesgaron sus vidas sino también la de sus familias a una enfermedad que puede ser ¡letal! Y justo ese día pudo ser perfecto para realizar el mercado o visitar a sus familias por última vez, antes del encierro. A partir de aquel veinticinco de marzo, Colombia, entró en el aislamiento obligatorio.

Actualmente hasta el día de hoy 21 de agosto, son 155.576 contagiados activos, 16.568 fallecidos y 348.940 recuperados, lo que quiere decir que el gobierno ha tomado unas buenas medidas, falta acatarlas. No obstante, hay que tener en cuenta la estadística de las cifras, las cuales pueden aumentar o disminuir, puede que para el día que esto sea publicado sean más de 200.000 contagiados, nada seguro y hay que tener en cuenta que todos los casos aumentaron de manera brutal su número el primer día sin IVA.

Desde que el Presidente Iván Duque tuvo la responsabilidad de mantener un país a salvo, y que no cobre vidas por esta enfermedad, él junto al personal de apoyo, han tomado medidas importantes que se debían aplicar por parte de la ciudadanía y el gobierno. La primera orden dada fue que los estudiantes, sean de universidades o colegios, institutos privados o públicos cancelaban las clases presenciales iniciaban las virtuales, la cual fue una medida que todo lugar de aprendizaje acató. La mayoría de instituciones públicas envió trabajos para sus estudiantes, hasta que inicio la famosa semana santa, y después de esta iniciarían las clases con la asistencia de sus maestros, y otros si esperaron al veinte de abril, (fecha indicada por el gobierno) para realizar sus clases por llamada con sus estudiantes. La segunda fue el inicio de la cuarentena obligatoria el veinticinco de marzo a las 00:00 horas, en el que ninguna persona podría salir, a excepción de que fueran miembros que pertenecieran a alguna empresa que distribuyera alimentos, o trabajaran con el tema, ya sean cajeros o personal de plazas de mercado, básicamente, toda persona que ayudara con la distribución de alimentos o artículos de primera necesidad; también el permiso lo tienen las personas que requieran abastecerse de alimentos, diligencias bancarias otras actividades que requiera presencialidad. Sin embargo, solo puede salir una persona por cada una de estas, a menos que vayan al médico o sea alguna situación que argumente el ¿por qué salir?, y claro, no nos podemos olvidar de la famosas vueltas bancarias. Aunque esta regla no fue respetada por el sur de Bogotá; la gran mayoría de personas estuvieron realizando fila para abordar en el transporte que más puede difundir el COVID-19 en la capital, el Transmilenio. Otro grupo social afectado es sin duda la tercera edad, quienes tienen prohibido salir a la calle. Estas fueron las medidas más relevantes por el gobierno colombiano, y poco a poco todas las fechas se aplazan, los estudiantes aún tardan para regresar a sus instituciones de aprendizaje, la cuarentena cada vez se extiende más y los ciudadanos de tercera edad cada vez duran más tiempo encerrados que los demás colombianos.



Por otro lado, nos podemos orientar hacia Bogotá; la alcaldesa, la Dra. Claudia López, ha dado varios testimonios frente al COVID-19, algunos de estas fueron, cuarentena por localidades y el pico y cedula.  En su mayoría, siempre habla de una manera que no es correcta, provoca pánico. Recuerdo perfectamente que en una entrevista que dio al noticiero del canal Caracol, en un momento se refirió a los padres de familia, diciendo que no salieran, que pensaran en sus hijos, como los podrían dejar huérfanos, es verdad, pero, ¿Por qué de esta manera? Cuántos niños no se preocuparon por su madre, su padre, quienes tienen que salir a producir para poder mantener a sus familias, sí, se están exponiendo a la pandemia, y claro que pueden trabajar en casa, pero que hay de los arquitectos, peluqueros, o los que trabajan o trabajaban  en sitios públicos,  porque hay muchos que han perdido su empleo, de qué manera ellos pueden alimentar a sus familias, como pueden salir adelante si están todo el día encerrados, de esta manera no pueden devengar su salario habitual por ningún lado, por eso es que salen y se arriesgan a tener una enfermedad letal. La alcaldesa afirma que cada vez los casos aumentan y las personas cercanas a nosotros pueden fallecer o están falleciendo, en vez de ver el COVID como algo invencible, lo debería mostrar como un libro, un libro que expone sus etapas, unas más duras y otras más leves, pero que todos juntos lo podemos combatir, separados y con todas las medidas necesarias para evitar el contagio y no hacer expansión de este. Básicamente debería motivarnos a quedarnos en casa, y más pronto nos podamos volver a encontrar.

 Continuando con las aseveraciones de la actual alcaldesa de Bogotá,  a finales de marzo inicio el aislamiento obligatorio en el que una de sus condiciones era que solo un miembro por familia podría salir a hacer las compras necesarias para mantener el hogar; y el día 27 de marzo la alcaldesa de la capital se encontraba en un supermercado con su esposa, la senadora, Angélica lozano, quien dijo que solo había salido a pasear a su perro y de paso acompañar a Claudia con las compras, no obstante, después del reclamo de los ciudadanos, ellas mismas fueron a pedir el respectivo comparendo a un CAI (centro de atención inmediata). Días después (Abril) se volvió a incumplir y se hizo el respectivo proceso.

El pasado veintisiete de mayo un grupo de enfermeros fueron despedidos por “el uso indebido de los materiales para pacientes” camillas, sillas de ruedas, cobijas, entre otros. Estos se encontraban grabando unos videos en la famosa plataforma Tik Tok con la temática de la película reconocida “Titanic” a las 2:00am en Corferias. El personal hizo el contenido público y esto, que en primera instancia era recreativo, les costó su trabajo; con el que ellos podían sostener a sus familias. De esta manera, los que luchan todos los días por el país, sometiéndose a largas horas de trabajo, separados de sus seres queridos, son los que injustamente pagan las falencias de la justicia en Colombia. Esto para unas personas les pudo parecer correcto y para otros, algo totalmente injusto, mientras a ellos su reposo les costó lo que tenían para sobrevivir, en medio de una reunión virtual el funcionario Fredy Torres, secretario del medio ambiente estaba en una sesión de depilación de Espalda, la cual no se aplicó cargo alguno por la falta de importancia que le puso a esta, no hubo sanción o investigación, solo risas, Al contrario, las personas dedicadas al contexto de la salud, personas que no pueden ir a sus casa con tranquilidad por el miedo de tener COVID-19 e infectar a sus familias, pagan con un despido estúpido, sin embargo, este entro a “investigación” porque la razón es incoherente para que los hayan despedido de su respectivo puesto, lo cual me parece justo. Ellos, sometiéndose a largas horas de trabajo, separados de sus seres queridos, son los que injustamente pagan las falencias de la justicia en Colombia. Lo correcto, al igual no podemos olvidar que los videos de las personas que están dando la vida por nosotros (personal médico) están haciendo este tipo de videos y se hacen virales a nivel internacional.

 Por otro lado, el diecinueve de junio se realizó el primer día sin IVA en Colombia, el cual fue todo un caos, y de repente las personas ya tienen dinero, que está pasando, se supone que “estamos mal económicamente” porque no podemos producir, es decir que bueno los colombianos están bien, tienen dinero, pero ¿y esos reclamos?, ¡no tiene sentido!, parece que se nos olvidó que estamos en medio de una pandemia y claramente después de estos alborotos los casos aumentaron y llegaron a nuevo “record” (2.357 casos nuevos, 2.126 fallecidos) y no solo de infectados sino también de muertes. ¿Dónde quedan los meses de cuarentena? ¿Dónde queda el esfuerzo del personal médico? Si así fue el viernes como será el resto de días, y no solo estos lugares estaban colapsados, de igual manera se encontraban las páginas web aunque en noticieros dijeran que hubo “normalidad”. El gobierno con esto no está matando a nadie, solo comprueba que todas esas peticiones realizadas por la ciudadanía son abusos.

Finalmente, podemos aseverar que ni con una pandemia, Colombia puede llegar a ser un país justo, tiene que pasar un milagro. Con todo lo que ha pasado nos pudimos dar cuenta de muchas cosas, entre esas, la tiranía a los hospitales, en Bogotá hubo una noticia de centro de salud vacíos, ¿Qué es esto? ¿Somos conscientes de que abusamos?, sí, hay emergencias y se entienden, pero ahora las personas no tienen ¡nada!, no tienen dolores, no tienen enfermedades, están bien, y normalmente tienes que pedir una cita que te queda para la otra semana o el otro mes porque los lugares tienen alta cantidad de personas. Claramente  cuando por fin se haya acabado la cuarentena no seremos los mismos con los demás, pero tampoco habremos aprendido la verdadera lección. 

Vargas J. R. 2020. “No volvemos a tener transporte masivo en 2020”: Claudia López y lo que viene para Bogotá. Vídeo. Bogotá d.c.



Cifras. https://coronaviruscolombia.gov.co/Covid19/index.html

Imagen. https://www.semana.com/semana-tv/semana-noticias/articulo/via-tutela-buscan-tumbar-restricciones-de-la-cuarentena-de-claudia-lopez/695379





Etiquetas:   Salud   ·   Colombia   ·   Bogotá   ·   Coronavirus   ·   Pandemia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21879 publicaciones
5258 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora