Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Quintana Roo   ·   Elecciones Municipales   ·   Poesía   ·   Donald Trump   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Automóviles   ·   Cultura



China: La Amenaza al Mundo


Inicio > Política Internacional
16/08/2020


298 Visitas



Este lunes 10 Agosto, la policía de Hong Kong arrestó a Jimmy Lai, fundador del popular tabloide Apple Daily, acusado de coludir con un país extranjero.  El día posterior a su arresto el señor Lai fue liberado, y mantuvo una sólida posición a favor de la democracia en Hong Kong. De hecho, hizo un llamado a “continuar luchando”, prometiendo así avivar las protestas en contra de Beijing. Este hecho representa la expansión agresiva y coercitiva del gobierno Comunista Chino sobre una sociedad que ha buscado mantener su autonomía y libertad a lo largo de estos últimos años.Sin embargo, no sólo Hong Kong es parte de este fenómeno geopolítico Chino. India ha atravesado un particular cruce violento en una de sus fronteras del Himalaya con el ejército del grande asiático. Recordemos que Pakistán también mantiene una frontera que limita con estos dos países antes mencionados. Hace unas cuantas semanas se presentó una pequeña disputa, exactamente en Galwan Valley, entre Kashmir y Aksai Chin, dos provincias pertenecientes a Pakistán y China respectivamente. En este sentido, el Ejército Indio reportó que al menos 20 solados fallecieron en el nuevo conflicto mientras que China no reportó ninguna baja hasta el martes 11. Estas muertes representan las primeras bajas desde hace más de cuatro décadas de enemistad entre los dos gigantes asiáticos.


Por otro lado, es necesario recordar desde cuándo se inicia el gran crecimiento económico chino. Este fue impulsado por el expresidente de los Estados Unidos Richard Nixon en 1972, alrededor de 7 meses después de que su secretario de Estado, Henry Kissinger hubiera visitado Pekín secretamente. En ese momento, China vivía una de sus peores hambrunas producto de su fracaso en el manejo económico y social. Dicho acercamiento significó un paso importante para formalmente normalizar las relaciones entre EEUU y la República Popular China en plena guerra fría. De ese modo, el encuentro de Nixon con el entonces gobernante chino Mao Zedong, sentó las bases para la expansión de los mercados en el mundo globalizado tal y como lo conocemos actualmente.

 Henry Kissinger, en su libro On China sostiene:

“El aspecto destacable de la relación sino-americana fue que los aliados intentaron coordinar sus acciones sin establecer una obligación formal.  Mao establecería contacto con los Estados Unidos, pero sin admitir que la fuerza de China no fuera adecuada para cualquier desafío a afrontar. Ni tampoco aceptaría una obligación abstracta para ofrecer ayuda más allá de los requerimientos de interés nacional, como se hubiesen dado en cualquier otro momento. […]  Fue una cuasi-alianza, que creció del entendimiento producto de las conversaciones con Mao. […] De allí en adelante, Beijing no intentó obstruir o verificar la proyección del poderío de América –como sí lo hacía antes de la visita del presidente Nixon. […] De hecho, a lo largo de los 70, Beijing estuvo más a favor de una fuerte actuación de los Estados Unidos contra los desarrollos del Soviet que la mayor parte del público norteamericano o el congreso”.

 Cabe destacar que toda esta visión que tuvo Nixon para incorporar a China al desarrollo económico en el concierto de las naciones del mundo, fue dada por las divergencias de China con la URSS. Esta fue la idea que el presidente americano tuvo para agudizar las contradicciones y así aprovechar la relación con el gigante asiático para que se diese un proceso de democratización política. Asimismo, estaba interesado en ver a largo plazo una China amistosa que terminase siendo el mejor aliado de occidente en Asia. Sus intenciones eran buenas y sus motivaciones ambiciosas; pero las cosas cambiaron para mal. Esta estrategia geopolítica dio inicio a la China que conocemos hoy día, un Estado depredador y violento que intenta hacerse con el mundo entero. Si no fuese por las potencias occidentales de hoy día que contrarrestan la actuación de la República Popular China, es muy probable que gran parte de nuestro planeta tierra estuviese teñido de rojo.

Por todo ello y más, es imperativo que Estados Unidos cambie su relación político-económica con China considerando que este último no ha cumplido con el cambio esperado. Muy por el contrario, el gobierno comunista ha aumentado su hegemonía y tiranía tanto con el pueblo chino, como también en los territorios donde se ha expandido y en los países en todo el mundo donde tiene influencia. De manera que, USA junto con las otras naciones poderosas del mundo debe frenar el expansionismo peligroso chino para que este se vea obligado a reformar su régimen político tal como fue acordado al inicio.

 

Etiquetas:   Globalización   ·   Estados Unidos   ·   China   ·   India

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21502 publicaciones
5227 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora