Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Economía   ·   Reseña   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Quintana Roo   ·   Cámara de Senadores   ·   Ecología   ·   Naturaleza   ·   Donald Trump   ·   Monumentos



Resiliencia en tiempos del COVID-19


Inicio > Economía
11/08/2020


292 Visitas



A medida que pasan los días, el Covid se instala cada vez más en la cotidianidad, haciendo  necesario, que instituciones e individuos empiecen a adaptarse a  nuevas situaciones que trae el virus. Gobiernos y organizaciones aprenden día a día de la pandemia, buscando siempre dar una opinión acertada para mitigar los impactos en la economía, salud, seguridad y demás aspectos de cada región.


 

La toma de medidas se ha inclinado más a mitigar los impactos en la personas, dejando casi en un segundo plano a las empresas y el sector económico de cada país. Si se analizan las organizaciones, tanto públicas como privadas, todas han cambiado su forma de operar, la necesidad de adaptación  ha hecho que cada empresa redefina sus objetivos al igual que sus recursos.





La pandemia ha obligado a ser más creativos, a desarrollar un nuevo aprendizaje con proveedores, clientes y competencia, fortaleciendo su plan de ayuda mutua, fundamental para este tiempo donde es difícil mantenerse sin la cooperación y colaboración de todos los actores de la economía.

 

Impacto en sectores y empresas

 La pandemia llega a Colombia y países vecinos en un tiempo desfavorable para la economía y desarrollo territorial. El bajo crecimiento económico del PIB de la región latinoamericana es el más bajo en los últimos 60 años según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, con solo el 0,4%. Mientras la pandemia se instala, sin un estimado de cuánto tiempo se piensa quedar, la crisis de los países se agudiza en sectores como la salud, educación y economía.

A diferencia de las más recientes crisis mundiales, en las cuales el sector económico fue el más vulnerable, esta pandemia muestra la fragilidad de los sistemas sanitarios de los países. En Colombia particularmente hay una sensación de que se cuenta con un sistema de salud pobre frente a esta emergencia, muy diferente a la imagen del sistema financiero que actualmente los colombianos lo ven como un sistema fuerte y robusto.

Uno de los aportes que trajo esta emergencia, fue que se identificó los fragmentados y débiles sistemas de salud de los países, entre ellos el colombiano, ya que con menos del 0,015% de su población necesitando atención de cuidados intensivos, sobrepasó su capacidad de respuesta.

Una encuesta realizada por EALDE Business School y la asociación de profesionales del riesgo y de la incertidumbre (APEGRI) a los países latinoamericanos y España muestra los sectores considerados con mayor impacto por esta Pandemia. El turismo es sin duda uno de los grandes sectores damnificados al igual que el comercio, la industria y el transporte; destacando los sector de la banca, el  energético y sector público como los menos afectados por la Pandemia.

Cuando se dirige la mirada hacia las empresas, sin importar su tamaño, se evidencia que existen áreas o departamentos más afectados que otros, y es ahí, donde las empresas deben concentrar las estrategias de reactivación para buscar mantenerse en el mercado. Toda empresa, deben tener una resiliencia financiera frente a cualquier tipo de crisis, el no tenerla sería estar condenados al cierre de su negocio.



Según el BBVA, Resiliencia financiera es la capacidad que tiene la persona de afrontar los episodios de su vida que afectan negativamente a sus ingresos o activos. Esto llevado a  las empresas es la capacidad que tiene la organización de cumplir con  sus obligaciones en épocas de crisis o de malas rachas, sin que los efectos externos afecten considerablemente su desarrollo normal.





¿Cómo estar preparados ante una crisis?

 

Es importante en las matrices de riesgo (en empresas), y en los Planes de gestión de riesgo y estrategia de respuesta (en autoridades territoriales), empezar a identificar el riesgo de pandemias, epidemias y crisis ecológicas con el fin de saber cómo afrontar estas situaciones, minimizando su impacto en las organizaciones y territorios municipales, departamentales y nacionales. Además de esta iniciativa existen otras con las cuales las empresas y gobiernos se pueden preparar frente este tipo de crisis.

 





  • Incluir en sus procesos, planes y proyectos, el enfoque ISO de “pensamiento basado en riesgos” con el cual las organizaciones podrán identificar los factores a nivel externo e interno que pueden afectar a la prestación del servicio o la calidad de sus productos.
  • Se debe contar con una liquidez suficiente para sus manejos de deudas y situaciones de estrés como la vivida actualmente. El problema de liquidez afecta fuertemente el riesgo reputacional, algo que en la actualidad ninguna empresa puede permitirse. Casos como el de aerolíneas declaradas en bancarrota, han hecho que sean tendencia en redes sociales, contrario a lo esperado, los comentarios no son de apoyo ni de colaboración, mostrando lo afectada de su imagen frente a su nicho de mercado.
  • Contar con una protección financiera para este tipo de situaciones, transferir el riesgo a empresas aseguradoras es una de las opciones que se pueden implementar para blindar la organización frente a estas crisis.
  •  Capacitación en gestión del riesgo, formar a los trabajadores y sus dirigentes, hacen que las organizaciones estén mejor preparadas ante las emergencias y tomar mejores decisiones frente situaciones como la que se vive con este virus.
  • Realización de mapas de riesgos, escenarios de riesgos, estándares de gestión de riesgo, planes de contingencia y políticas de gestión del riesgo. Las personas cambian y las empresas siguen, por tal motivo es importante documentar y tener una guía de ruta para las generaciones futuras y así, poder estandarizar planes de acción que ayuden con el retorno a la normalidad.
  • No pecar de oportunistas, bancos y empresas de producción de equipos de protección y atención a emergencias, no deben aprovecharse de la situación para lucrarse de forma exagerada, ofreciendo “salvavidas” a un alto costo.
  • Identificar la fase en la que se encuentran los proyectos, si en fase inicial, fase de planeación, ejecución o cierre. Al día de hoy, situaciones como esta, no estaban  pronosticadas en la gran mayoría de los proyectos,  por eso es necesario, tomar un tiempo de espera, y empezar a analizar el daño colateral, los impactos positivos y negativos que aparecerán y cómo podemos mitigarlos o aprovecharlos.


 

·    Recuerden que aquí lo importante es minimizar el impacto y maximizar el beneficio frente a cada tipo de situaciones, es responsabilidad de toda empresa generar lecciones aprendidas, el crecimiento del sector se logra trabajando de forma mancomunada, no se deben escatimar esfuerzos en prepararse para una situación igual o peor a la que se vive a nivel mundial, recuerden el dicho, “Es mejor prepararse para algo que no suceda, a que suceda y no estar preparado”.











Etiquetas:   Empresas   ·   Colombia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21298 publicaciones
5203 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora