Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Crisis Económica   ·   Coronavirus   ·   Crisis Social   ·   Música   ·   Colombia



¿El gobierno de Pedro Sánchez entra en pánico?


Inicio > Política Nacional
28/07/2020


90 Visitas



Hago la pregunta porque a pesar de que he leído en la prensa unas cuantas opiniones que afirman lo del presunto pánico gubernamental, personalmente opino que el gobierno social comunista sigue impertérrito un plan perfectamente organizado que únicamente pretende arruinarnos al precio que haga falta. Nada ni nadie puede explicar qué diablos está haciendo nuestro gobierno, ante la angustiosa realidad que vive el pueblo español, aparte de mostrar su satisfacción por el desastroso papel protagonizado por el narciso socialista en la cumbre europea, darse una buena dosis de autobombo y paralelamente atizarle a muerte a la Corona a base de las distintas campañas que han puesto en marcha sus medios afines.


Ya el día 24 de junio pasado advertía en este blog, que esta gente podía estar jugando a lo de cuanto peor, mejor. Carmen Calvo lanzó en esos días un globo sonda, advirtiendo que al gobierno no le iban a doler prendas para ordenar otro confinamiento, una decisión que nos llevaría definitivamente a la ruina más absoluta, que he de decir me parece que más pronto que tarde va a producirse.

En cuanto el gobierno decidió que había acabado con la epidemia, se desentendió del asunto y pasó su responsabilidad a las CC.AA con el resultado que estamos sufriendo, porque el control de fronteras que es responsabilidad sí o sí del Estado y que debería haber procurado evitar la “importación” del contagio no es que no haya funcionado, es que el gobierno ha decidido pasar del asunto como si éste no tuviera la importancia que tiene y no fuera de su exclusiva competencia.

Los brotes siguen creciendo, hay autonomías que no pueden hacerles frente, como es el caso de Cataluña, que arguye que no tiene la capacidad legal para ordenar confinamientos masivos, pero el gobierno se llama andana. Esto se va a descontrolar otra vez y nos vamos a ver metidos de hoz y coz en una nueva oleada del virus y tendremos que soportar otra vez que Pedro Sánchez nos explique que la culpa del rebrote de la epidemia es de cualquiera menos de él, que ellos hicieron lo imposible en su momento y lograron contenerla, pero la falta de eficacia de las CC. AA y las imprudencias ciudadanas nos han llevado otra vez al desastre.

Resulta increíble que en los aeropuertos españoles el gobierno no haya establecido ningún control digno de ese nombre, que jugándonos lo que nos jugamos con el turismo, que da de comer a millones de familias, no hayamos establecido aquellos pasaportes “free Covid-19” que se propusieron para que los turistas llegaran a nuestro territorio con el test PCR hecho, no se han establecido aquellos “corredores seguros” que se dijo eran primordiales para reactivar la industria turística, seguimos sin tener capacidad para llevar a cabo test fiables de manera masiva y lo peor es que no hay voluntad política de hacerlos, porque somos el único país del mundo cuyo gobierno no quiere hacer test masivos, que es la única manera de controlar la epidemia. Y ya para qué les cuento el peligro en que nos pone la oleada de pateras llegadas a nuestras costas transportando emigrantes contagiados del coronavirus, sin que el gobierno sea capaz de poner remedio a ese angustioso problema.

El desastre ocasionado por el empeño de quitarse el muerto de encima de Pedro Sánchez y sus cuates, nos ha puesto otra vez en la primera plana de la prensa internacional y si teníamos muy difícil lo de intentar animar al turismo, la incapacidad de nuestro gobierno ha conseguido que los británicos nos hayan dado la puntilla anunciando que los residentes en el Reino Unido que decidan pasar sus vacaciones en España deberán pasar una cuarentena cuando vuelvan a casa. Y no le echemos la culpa a la “pérfida Albión”, que francamente me parece que ya tienen bastante con lo suyo, para encima permitir que los ciudadanos británicos que hubieran reservado sus vacaciones en Lloret de Mar, Tosa de Mar, Benidorm, Torremolinos o Fuerteventura…, a la vuelta de sus vacaciones además de traerse de España las figuras de toros y bailarinas de siempre, añadieran a su equipaje una buena dosis del Covid-19.

Lo mismo está sucediendo con otros países de la UE que recomiendan a sus nacionales no viajar a España y creo que conviene no engañarnos, esto que nos está sucediendo no se puede hacer tan mal si estos sucesos no formaran parte de un plan perfectamente orquestado y dirigido por nuestro gobierno. Un gobierno que en cuanto tomó posesión comenzó a elaborar un proyecto para convertirnos en una sociedad subsidiada, tenían cuatro años por delante para hacerlo, pero la pandemia se lo puso, como se las ponían a Fernando VII y el confinamiento ayudó muchísimo a esa finalidad. Pero, siempre hay un pero, los social comunistas se han encontrado de frente con una Europa que nos ha concedido 140.000 millones de euros, pero con una condicionalidad que no les permite llevar a cabo sus planes.

Es por eso por lo que necesitan que repunte la epidemia y ante ese repunte volver a aceptar la responsabilidad que no debieran haber abandonado nunca y en cuanto el coronavirus vuelva a apretarnos tal y como está avisando, proclamar la extrema peligrosidad de la situación y consecuentemente aplicar otro confinamiento que acabaría con cualquier posibilidad de “reactivar” nuestra economía, que habría muerto para siempre. Entonces vendría aquello de que Europa no nos puede dejar caer y tendría que venir a rescatarnos, no con el Fondo Europeo que sería inútil, sino con un rescate parecido al que sufrió Grecia en sus malos tiempos.

Naturalmente en ese momento Pedro Sánchez y las terminales mediáticas próximas al gobierno nos explicarán que se ha hecho lo imposible, que Sánchez consiguió de Europa una ayuda mil millonaria que por desgracia no se podrá aplicar porque la epidemia lo ha impedido, una epidemia que volvió por culpa de las CC.AA., el gobierno cumplió, salvó 450.000 vidas, pero los demás fallaron.  En ese momento, desgraciadamente estaremos mucho más cerca de convertirnos en una nación subsidiada, sin capacidad para hacer frente a nuestro destino.

¿Qué eso es un disparate increíble?, pues si no es eso, habrá que convenir que tenemos un gobierno que no sabe qué es lo que tiene que hacer y que además se niega a aceptar el plan sanitario para combatir los rebrotes que le ha presentado el Partido Popular. Un gobierno que a cada día que pasa da muestras más evidentes de que es incapaz de hacer frente a la situación o lo que es peor, que no está realmente interesado en solucionar el problema sanitario, porque si no saben hacerle frente y les preocupa, no parece lógico que se nieguen a aceptar las soluciones que se le ofrecen desde la oposición. Es por lo que creo que los social comunistas en todo caso entrarían en pánico si las cosas mejoraran y tuvieran que ponerse a las órdenes de Bruselas.

Definitivamente son unos desalmados o unos inútiles como la copa de un pino, no hay otra.

 

 



Etiquetas:   Cataluña   ·   Gobierno   ·   España   ·   Epidemia   ·   Pedro Sánchez   ·   Coronavirus

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20667 publicaciones
5136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora