De López y los intelectuales

“Pensantes seres cabales.”


.”
 

Amlo necesita, urgente,

un maestro inteligente

que le quite lo ignorante,

su incultura exuberante.

 

Se la pasó catorce años,

con secuelas y sus daños

de fósil parasitario,

dizque de universitario.

 

Para terminar carrera

fue “estudiante” de tercera

en la UNAM, todo un misterio,

siete punto seis promedio.

 

Esto explica, por supuesto,

su odio certero, presto,

el desprecio demencial

a todo lo intelectual.

 

Más al saber que germina

de una manera genuina,

allá, por el extranjero,

escúchenlo no exagero.

 

Denostar al ser pensante

que, preparado, incesante,

demuestra capacidad,

ingenio, creatividad.

 

Les lanza mil exabruptos,

los compara con corruptos,

de una manera enfermiza

injusto generaliza.

 

Ante sapiencia se turba

por eso de éllos se burla,

les demuestra sus rencores

les llama “conservadores”.

 

Con su “bendito coraje”,

¡qué vergüenza, triste ultraje!

al rango presidencial

de oscurantismo abismal.

 

La “sabiduría” de López

solo da para estos brotes:

“guácala”, “fuchi”, “al carajo”,

dice con gran desparpajo.

 

“Fifis” y “me canso ganso”,

de expresarlo no me canso

el peje no está educado

su intelecto es limitado.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 19 de julio del 2020

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales