Biotinta para impresión 3D dentro del cuerpo

La bioimpresión podría ocurrir mediante cirugía mínimamente invasiva.

 

.
El sueño de la bioimpresión es que un día, en lugar de esperar a un donante, un paciente podría recibir, por ejemplo, un riñón ensamblado a pedido de células vivas utilizando técnicas de impresión 3D. Pero un problema con este sueño es que la bioimpresión de un órgano fuera del cuerpo necesariamente requiere cirugía para implantarlo. Esto puede significar grandes incisiones, lo que a su vez aumenta el riesgo de infección y un mayor tiempo de recuperación para los pacientes. Los médicos también tendrían que posponer la cirugía hasta que el implante necesario fuera bioimpreso, tiempo vital que los pacientes podrían no tener.

Una nueva forma de evitar este problema podría ser la nueva bio-tinta, compuesta de células vivas suspendidas en un gel, que es segura para usar dentro de las personas y podría ayudar a permitir la impresión 3D en el cuerpo. Los médicos pueden producir partes vivas dentro de los pacientes a través de pequeñas incisiones utilizando técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas. Tal opción podría resultar más segura y rápida que una cirugía mayor.

Un desafío con la bioimpresión dentro del cuerpo es que las tintas biológicas actuales a menudo requieren luz ultravioleta para solidificarse, pero los rayos ultravioleta pueden dañar los órganos internos. Otro problema es cómo unir efectivamente los tejidos impresos a los órganos y tejidos vivos blandos.

Los investigadores desarrollaron una bio-tinta que podrían solidificar usando luz visible. Además, la tinta se podía imprimir en los tipos de temperaturas que se encuentran dentro del cuerpo: las bio tintas anteriores eran demasiado líquidas a la temperatura corporal para mantener su forma cuando se imprimen.

Los científicos hicieron sus estructuras bioimpresas porosas para ayudar a sumergir las células en fluidos que transportan nutrientes, oxígeno y otras moléculas. Hasta el 77 por ciento de las células de ratón en la bio-tinta permanecieron viables en las estructuras después de 21 días, y los investigadores encontraron que su estrategia de usar enclavamientos resultó en un aumento de hasta cuatro veces en la fuerza de adhesión.

Los investigadores advierten que no pretenden bioimprimir un corazón o riñón completo en el cuerpo de una manera mínimamente invasiva. Los científicos prevén la bioimpresión dentro del cuerpo utilizando instrumentos de cirugía robótica.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales