Refuerzo y rehabilitación preventiva de edificios



 

. Porque si la calidad de los techos o de las fachadas de nuestra casa no es lo bastante elevada, las consecuencias en los meses de invierno, cuando llueve o hace viento, pueden ser desastrosas. El viento, por ejemplo, erosiona los materiales de baja calidad con el tiempo; y las fisuras en el techo, sobre todo aquellas tan pequeñas que ni siquiera pueden localizarse a simple vista, facilitan la aparición de goteras. Si esto ocurre, se hace imprescindible localizar y contratar un buen servicio de rehabilitación de edificios.

Pero no tenemos por qué esperar a que ocurra lo peor para contactar con empresas que se dedican a reforzar, reparar o rehabilitar nuestra vivienda. De hecho, lo ideal es que lo hagamos con el primer objetivo en mente, el de reforzar, de manera que así podemos evitar que haya problemas más graves en el futuro. La rehabilitación de fachadas, por ejemplo, a lo mejor nos serviría para que las paredes de nuestro hogar, sobre todo las que dan al exterior, se fortalezcan y aumenten su vida útil. Así, cuando lleguen los meses más complicados en cuanto a clima, no tendremos que lamentar nada y tomaremos plena conciencia de que hicimos lo que debíamos en el momento ideal.

En cuanto a la rehabilitación de cubiertas, techos o tejados, se trata de un servicio especialmente importante en el caso de chalets y dúplex, o si vivimos justo en el último piso de un bloque de viviendas. Sin embargo, también podríamos necesitar reforzar los techos en zonas localizadas especialmente vulnerables. Por ejemplo, en los baños, donde es relativamente sencillo que las duchas o las bañeras de los vecinos que viven justo encima de nosotros generen humedades incómodas, que además facilitan la aparición de microorganismos como hongos y bacterias.

No son pocos los motivos que nos pueden hacer contactar con servicios dedicados a reforzar y reparar edificios. Conviene tenerlos siempre en cuenta y ser previsores cuando queramos evitar accidentes.

 



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






Refuerzo y rehabilitación preventiva de edificios


 

en un piso más o menos modesto influye en más aspectos de nuestra vida diaria de los que creemos, y uno de ellos es el climatológico. Porque si la calidad de los techos o de las fachadas de nuestra casa no es lo bastante elevada, las consecuencias en los meses de invierno, cuando llueve o hace viento, pueden ser desastrosas. El viento, por ejemplo, erosiona los materiales de baja calidad con el tiempo; y las fisuras en el techo, sobre todo aquellas tan pequeñas que ni siquiera pueden localizarse a simple vista, facilitan la aparición de goteras. Si esto ocurre, se hace imprescindible localizar y contratar un buen servicio de rehabilitación de edificios.

Pero no tenemos por qué esperar a que ocurra lo peor para contactar con empresas que se dedican a reforzar, reparar o rehabilitar nuestra vivienda. De hecho, lo ideal es que lo hagamos con el primer objetivo en mente, el de reforzar, de manera que así podemos evitar que haya problemas más graves en el futuro. La rehabilitación de fachadas, por ejemplo, a lo mejor nos serviría para que las paredes de nuestro hogar, sobre todo las que dan al exterior, se fortalezcan y aumenten su vida útil. Así, cuando lleguen los meses más complicados en cuanto a clima, no tendremos que lamentar nada y tomaremos plena conciencia de que hicimos lo que debíamos en el momento ideal.

En cuanto a la rehabilitación de cubiertas, techos o tejados, se trata de un servicio especialmente importante en el caso de chalets y dúplex, o si vivimos justo en el último piso de un bloque de viviendas. Sin embargo, también podríamos necesitar reforzar los techos en zonas localizadas especialmente vulnerables. Por ejemplo, en los baños, donde es relativamente sencillo que las duchas o las bañeras de los vecinos que viven justo encima de nosotros generen humedades incómodas, que además facilitan la aparición de microorganismos como hongos y bacterias.

No son pocos los motivos que nos pueden hacer contactar con servicios dedicados a reforzar y reparar edificios. Conviene tenerlos siempre en cuenta y ser previsores cuando queramos evitar accidentes.

 




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE