Las TIC como actrices mediadoras



Bruno Latour (Beaune, 1947) es un filósofo, sociólogo y antropólogo francés conocido por sus aportaciones a la “Teoría del Actor-Red” (Actor-Network Theory).

.
Una obra suya que te recomiendo lleva por título Reemsablar lo social. Una introducción a la teoría del actor red.

Una de sus ideas más interesantes -y controvertidas- es que la sociedad humana no está constituida sólo por asociaciones entre seres humanos, sino también entre éstos y otros actores animados e inanimados con los que establece una relación que, a menudo, condiciona enormemente la vida de las personas; es decir, relaciones con animales (perros, gatos, animales de granja…), con plantas, con piedras… y con todo tipo de máquinas y objetos fabricados.

Pues bien, preparando una de mis clases sobre los efectos de las TIC en las organizaciones, esta idea me ha sugerido una reflexión sobre el papel de las TIC en el mundo actual.

Por un lado, cada vez más estas tecnologías (ordenadores, móviles, tablets…) forman parte no sólo de la vida de las múltiples organizaciones de las que participamos (familia, escuela o universidad, empresa u organización en la que trabajamos profesionalmente, asociaciones, sindicatos, partidos, ONGs, movimientos sociales, etc.). Esto sin duda afecta al funcionamiento de estas organizaciones, diferentes entre sí.

Pero hay algo que puede pasar desapercibido, de tan cotidiano y normal que va siendo en nuestras vidas, y es el hecho de que estas tecnologías tienen una presencia transversal en nuestras vidas; es decir, son prácticamente las mismas tecnologías las que utilizamos como una extensión de nuestras capacidades de gestión de información y de comunicación, ya estemos en casa, en la oficina, en la universidad, etc. Cada vez más transportamos las mismas prótesis de un sitio a otro o las disponemos en los distintos espacios/tiempos de nuestra vida para establecer vínculos entre unos espacios/tiempos y otros.

Esta tranversalidad tiene un papel articulador y, al mismo tiempo disolutorio o, cuando menos, abre las estructuras organizativas a la presencia virtual de otras organizaciones a las que les corresponderían otros espacios y tiempos en el tipo de sociedad que vamos dejando atrás.

Así, desde la oficina podemos comunicarnos con relativa facilidad con nuestra familia o podemos acceder a un juego en red o podemos hacer la compra o podemos hacer un curso on-line o firmar un manifiesto a favor o en contra de algo o… Hasta tal punto es así, que muchas empresas y administraciones públicas imponen rígidas normas e introducen controles informáticos para que sus empleados no se dediquen a otra cosa distinta a aquella por la que les pagan.

En este fenómeno podemos ver con claridad la dimensión mediadora de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, entendidas como actrices sociales -siguiendo el lenguaje empleado por Latour- que, por una parte permiten conexiones entre personas organizadas en instituciones con espacios/tiempos diversos.

Pero, más aún, introducen en esas relaciones un nuevo orden que transforma la manera en que se relacionan las organizaciones conectadas y transforman también su propia organización interna, abriéndola a distintas lógicas y códigos de conducta social.

Uno de los cambios que se está produciendo es que el orden lineal-secuencial se está transformando en un orden en el que la simultaneidad es la norma, es decir, donde todo es pertinente y posible dentro de secuencias espacio-temporales antes estrictamente delimitadas: trabajar por un salario, enviar los ejercicios de un curso e-learning, hacer la compra on-line, enviar un email a tu pareja y jugar un rato en red con algunos de nuestros amigos virtuales.

¿Qué nuevo “orden” surgirá tras este “desorden”? ¿Tendrá la expansión de las TIC su propioTermidor?

(+ información en www.javiermalagon.com)






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE



Silvia Pérez Fonticiella, Neuropsicología Muy interesante tu artículo Javier! Me encantó, uno se queda con ganas de leer más, continúa produciendo conocimiento en esta línea, ayuda a pensar y a crear.
Un abrazo.
Silvia.





  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales