De luto está la comedia

“¡Qué verdadera tragedia!”


.

 

El “No hay” encontró la muerte,

mas, Dios nos brindó la suerte

de disfrutar su comedia

que iniciara en la tragedia.

 

Teatral, así, muy incipiente,

año sesenta naciente,

quiere triunfar, a eso aspira,

guiado por Carlos Ancira.

 

Obras de Kafka, Ionesco,

lo absurdo en talento fresco,

Marcel Marceau pantomima,

el joven Suárez germina.

 

Que buena suerte la de él

tomar clases con Marcel,

primeros logros de mimo

iniciando buen camino.

 

El cine le abrió los brazos,

el set, sus primeros pasos

pudiendo dar un “gran” salto

debutando en “El asalto”.

 

Citaré solo unas cuantas

de sus películas, . . . tantas,

casi cien en la memoria,

de ahí grandeza e historia.

 

“Mecánica nacional”

donde lució excepcional,

“La picardía mexicana”

le confirmaba la fama.

 

En “Lagunilla mi barrio”

tuvo, al punto, muy buen fario,

su actuación de maravilla

se reflejó en la taquilla.

 

¡Uy!, “En la cuerda del hambre”,

“Trampas de amor”, ¡qué raigambre!,

Premio Ariel, Diosas de Plata,

tres no más de gloria grata.

 

El destino así se traza,

recordemos “¿Qué nos pasa?”

su programa en Televisa

que nos sacaba la risa.

 

Histrionismo por bagaje,

“Flánagan”, qué personaje,

gritaba: “¡queremos rooock!”,

comiquísimo el stock.

 

De figuras populares

que representaba Suárez,

gustosas reminiscencias,

semejanzas, coincidencias.

 

Con nuestra amplia sociedad,

comedia e hilaridad

de “El Licenciado Buitrón”,

“Doña Zoila”, ¡Señorón!

 

Que fue en la televisión,

“La cosa” en Imevisión,

cómo olvidar a “Tomás”,

doble sentido, ¿qué más?

 

Algunas telenovelas:

“El carruaje”, “Las gemelas”,

“El derecho de nacer”

que nos encantaba ver.

 

Lo diré en un “fast track”,

pues Comedy Central Roast

reconociendo su fama

lo “rostizó” en un programa.

 

Por el teatro nuevamente

incursionó diligente,

con “Toc toc”, en su “Estoy loco”,

se mostraba aún más docto.

 

“El crédito” siempre suyo,

actuando crecía su orgullo,

“Los locos Suárez” con su hijo

igual que él actor prolijo.

 

Le vino el cáncer maligno,

la fatalidad designio,

como todo un hombre recto

percibió el fin del trayecto.

 

¡Gou Producciones, presenta:

“La Señora Presidenta”!,

trabajar fue medicina,

mas, toda gesta termina.

 

Breve, corta, esta semblanza,

ya que, el papel nunca alcanza

para reseñar la vida

de un genio que, de subida.

 

Hizo toda su carrera,

jamás se quedó a la vera

un proyecto de Héctor Suárez,

pongámosle sus altares.

 

Con ceras y veladoras

que sean muy imploradoras,

pena entre los comediantes,

ya, nada será como antes.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 02 de junio del 2020

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales