López se largó de urgencia

“Sin cumplir la contingencia . . .”

 

. . .”
 

Pues, López sigue en campaña

no se le quita la maña,

extraña giras, la plaza

donde está como en su casa.

 

Desea más baños de pueblo

“sabio”, pero sin cerebro,

él no puede ser distinto,

al fin le gana el instinto.

 

Del agitador placero

que lleva dentro sincero,

el viajar mucho lo apremia

no obstante grave pandemia.

 

Si no sale se desfasa

quiere estar entre la masa,

realidad nunca ocultada

añora la mano alzada.

 

Los gritos, los sombrerazos,

los “abrazos, no balazos”,

es lo que le encanta al peje,

siendo así, pues, que despeje.

 

Si está necio que se vaya

a inspeccionar su Tren Maya,

a desmadrar más la selva,

el entorno sin reserva.

 

Carece de buen criterio

Andrés Manuel, sin remedio,

anhela sus guayaberas

y las junglas plataneras.

 

Así, se fue con urgencia

sin cumplir la contingencia,

avienta el arpa, se larga,

mientras la crisis se alarga.

 

La curva no se ha aplanado

como tanto ha pregonado,

casi, casi, diez mil muertos

según registros inciertos.

 

Que no se halla, dice reacio

en la oficina, en Palacio,

no llena en las “mañaneras”

requiere tardes placeras.

 

No es lo mismo los simplones

veinte a modo preguntones,

“periodistas” chayoteados,

que sus “clientes” acarreados.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 29 de mayo del 2020

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales