Qué será...



Por Ignacio Eufemio Caballero Álvarez.

 


¿Que será esto tan curioso que siento ahora mismo? Estoy sentado en medio de la oscuridad de la noche para poder observar con detenimiento todos esos puntos luminosos que se levantan en lo alto. Miro fijamente y con el tiempo descubro otros más alejados, menos visibles a siemle vista. Hay que observar bien. Y así sucesivamente, mientras mis sentidos descubren más puntos en lo alto de la larga noche, pasa el tiempo y aquí sigo, en la querida madre tierra a la que tanto amo. 

¿Qué será cuando el tiempo acabe y el recuerdo no exista? ¿Qué será del agua correr en el riachuelo? ¿Qué será de la hierba que crece larga y fina? ¿Qué será de la montaña escarpada e inmensa? ¿Qué será de la vida reluciente y nueva?  ¿Que será de la arena espoleada por el caballo? ¿Que será del beso limpio y suave? ¿Que será del sentir y del soñar? ¿Qué será de las letras escritas bajo la tenue luz en la noche? ¿Que será del vencido y del vencedor? ¿Qué será de la flor en primavera? ¿Qué será de los caminos andados? ¿Que será de la creencia innata del hombre? ¿Que será de las despedidas en el largo y ancho mar? ¿Que será de la verdad y la mentira? ¿Qué será del filósofo y del alumno? ¿Qué será del padre y del hijo? ¿Qué será de la amada y del amado? ¿Que será del tiempo y de la muerte? ¿Qué será del alto cielo azul bajo la mirada de un minúsculo ser? ¿Qué será de esta frase recién escrita? ¿Que será del que lo lea? ¿Que será de todo esto? Qué será...



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Qué será...


Por Ignacio Eufemio Caballero Álvarez.

 


¿Que será esto tan curioso que siento ahora mismo? Estoy sentado en medio de la oscuridad de la noche para poder observar con detenimiento todos esos puntos luminosos que se levantan en lo alto. Miro fijamente y con el tiempo descubro otros más alejados, menos visibles a siemle vista. Hay que observar bien. Y así sucesivamente, mientras mis sentidos descubren más puntos en lo alto de la larga noche, pasa el tiempo y aquí sigo, en la querida madre tierra a la que tanto amo. 

¿Qué será cuando el tiempo acabe y el recuerdo no exista? ¿Qué será del agua correr en el riachuelo? ¿Qué será de la hierba que crece larga y fina? ¿Qué será de la montaña escarpada e inmensa? ¿Qué será de la vida reluciente y nueva?  ¿Que será de la arena espoleada por el caballo? ¿Que será del beso limpio y suave? ¿Que será del sentir y del soñar? ¿Qué será de las letras escritas bajo la tenue luz en la noche? ¿Que será del vencido y del vencedor? ¿Qué será de la flor en primavera? ¿Qué será de los caminos andados? ¿Que será de la creencia innata del hombre? ¿Que será de las despedidas en el largo y ancho mar? ¿Que será de la verdad y la mentira? ¿Qué será del filósofo y del alumno? ¿Qué será del padre y del hijo? ¿Qué será de la amada y del amado? ¿Que será del tiempo y de la muerte? ¿Qué será del alto cielo azul bajo la mirada de un minúsculo ser? ¿Qué será de esta frase recién escrita? ¿Que será del que lo lea? ¿Que será de todo esto? Qué será...




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE