Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Coronavirus   ·   Pandemia   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Tecnología   ·   Ciudadanía   ·   Innovación   ·   Reseña



Caos total


Inicio > Ciudadanía
11/05/2020

170 Visitas



Llaman al INEM, según oigo, y los contestadores están sobresaturados. Los números de teléfono en los que sale un contestador es algo frecuente  y después pasa a automático y se corta la llamada, etcétera. Inaudito. Es un descontrol total.


Existen quejas por falta de atención a las personas que no tienen ni paro ni ERTE ni nada y no tienen ni donde vivir ni dónde comer y son personas que nunca estuvieron en la pobreza. Soluciones ya. 700.000 afectados por ERTE no han cobrado la prestación. La gente no puede esperar para comer.

Porque aumenta el número de familias que necesitan ayuda para comer. Cruz Roja y Atresmedia se unen para ayudar a los desfavorecidos y también Cáritas ofrece asistencia a los que la necesitan, pero no es suficiente. 

El Gobierno tiene que tomar cartas en el asunto ya, porque mucha gente no puede esperar más en esta situación a junio para recibir el ingreso mínimo vital y eso suponiendo que lo puedan lograr con los requisitos que tienen que cumplir.

Si los que no eran pobres ahora lo son y los que ya lo eran son los que mueren, al igual que una parte de los pensionistas,  hay  personas que piensan que, de esta manera, se pagan menos pensiones. Y debe primar la salud y la vida y no la economía, porque, de no ser así, es como volver a los tiempos bárbaros o al salvajismo del sálvese quien pueda.

Los recortes en Sanidad están pagándose con creces por desgracia. Que contraten a todas las personas que les rescindieron el contrato en el ámbito sanitario  y que se ponga el sistema sanitario al nivel asistencial de hace diez o quince años. Es inaudito que en los tiempos que estamos  y con la pandemia que tenemos se pretenda priorizar la economía por encima de la salud de todos. A ver si somos un poco personas.

Por ejemplo, el Hospital de Cabueñes de Gijón iba a ser ampliado, por el aumento de la presión asistencial se entiende, pero por causa de la pandemia del coronavirus se ha paralizado el plan de construcción.

A mi juicio, lo que es indudable es que estar vivo es más importante que cualquier variable económica. Los estados actuales tienen numerosos mecanismos para afrontar la crisis económica. Pueden hasta endeudarse o incrementar las ayudas económicas a más cantidad de personas, a través de la renta mínima, a todos los sectores de población que la necesiten. Es una forma también de redistribución que garantiza que todas las personas tengan sin excepciones un ingreso mínimo para poder vivir con dignidad.

Se comprende que la fase 1 sea algo gozoso, porque permite aliviar un poco la crisis económica y también las posibilidades de compra y ocio de los ciudadanos. Pero hay un claro peligro y es que, si se disparen otra vez los contagios y lleguemos en unas semanas o meses a la situación del principio de la difusión de la pandemia, las consecuencias serán mucho peores  todavía o podrían serlo. De hecho, la tasa de contagios sube en Alemania en plena desescalada y es un dato de hoy mismo 11 de mayo de 2020. Es un ejemplo de lo que puede pasar en España en las próximas semanas y meses.

Por tanto, debe extremarse la cautela en relación con la distancia social de dos metros y con el uso de la mascarilla en casi todos los espacios, así como con la higiene de manos. Si una parte de la población que puede ser de un tercio o casi la mitad no sigue a rajatabla las medidas impuestas por el Gobierno el riesgo de rebrotes se multiplica. Es así de claro y rotundo. Se puede mirar para otro lado y tomarlo a broma, pero luego no valdrá de nada quejarse por la situación a la que se llegue. La responsabilidad individual es la clave en un país con 47 millones de habitantes.

Por muchos controles que se realicen, si no se respetan las normas de seguridad para evitar contagios, no creo que salgamos bien como país de esta terrible pandemia. El coronavirus no ha desaparecido sigue presente y no conviene olvidarlo de cara a los meses de las vacaciones y el calor. Según uno de los tres virólogos más importantes del mundo, que es Adolfo García Sastre, hay diez veces más infectados de los que aparecen en los recuentos oficiales de los gobiernos. Con lo que  en España podría haber no 227.436 contagiados sino 2.274.360, en realidad. Y ya han muerto 26.744 personas en nuestro país. Sobran los comentarios.



Etiquetas:   Economía   ·   España   ·   Microeconomía   ·   Coronavirus

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20456 publicaciones
5100 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora