Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libertad de Expresión   ·   Política   ·   Internet   ·   Censura   ·   Pandemia   ·   Nuevas Tecnologías   ·   Robótica   ·   Informática



SALUD MENTAL EN COLOMBIA


Inicio > Medicina
13/10/2011


2421 Visitas














La salud mental es un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, realiza su trabajo  de forma productiva y fructífera, establece relaciones sociales normales y además es capaz de hacer una contribución a su comunidad.











La Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el 10 de octubre el día de la salud mental, con el propósito de sensibilizar a la sociedad y mejorar su forma de ver y tratar a las personas que padecen diversos trastornos mentales. La OMS  bajo el lema “Invirtamos en salud Mental” fortalecerá las estrategias orientadas a lograr una mejora en la calidad de vida de las personas que tienen este tipo de padecimientos; así como la de sus familiares y todas las personas de su entorno. Según OMS, las enfermedades mentales representan el 13 por ciento de las discapacidades y la mayoría de ellas no son diagnosticadas correctamente o son simplemente ignoradas. Colombia esta situado en el segundo lugar, antecedido por Estados Unidos con personas con problemas de salud mental. No es posible tener salud, sin tener salud mental; para disfrutar de una adecuada calidad de vida; hoy en día tal calidad de vida se ha alterado significativamente dado que diferentes grupos de la población ha empobrecido seriamente en los últimos 5 años, esto incide directamente en los niveles de salud mental de las familias; la violencia se incrementa, la desesperanza crece, la pérdida del sentido de la vida se diluye, y las personas cada vez más ven como se incrementan trastornos como la depresión. 





Cuando hablamos de trastornos mentales, hacemos referencia al pensamiento humano y a todas sus funciones, las cuales pueden desmoronarse como un castillo de arena y verse afectadas por diferentes enfermedades que pueden aparecer en cualquier momento de la vida, desde que somos niños hasta la vejez. Es importante que sepamos que ninguno de nosotros es inmune a los trastornos mentales, no importa en que país vivamos o si somos ricos o pobres. Las principales enfermedades mentales que aquejan a los colombianos son los trastornos del estado de ánimo, la depresión, la ansiedad y el abuso de sustancias psicoactivas.





Lo esencial para conocer el estado de salud mental de una persona es observar como se comporta y actúa en las diferentes facetas de su vida, como se relaciona con los demás, como enfrenta situaciones de stress , la manera como se desenvuelve en momentos difíciles, permiten establecer su nivel de salud mental; la cual esta íntimamente vinculada con áreas fundamentales del desarrollo como la educación y la productividad; la salud mental es un problema que nos concierne a todos y cada uno de nosotros, no solo el que padece la enfermedad es el que sufre las consecuencias, sus familiares sufren igualmente los efectos de estas patologías, las personas con enfermedad mental suelen ser sometidas a una estigmatización social tan fuerte que en muchas ocasiones les supone un obstáculo para el desarrollo de una vida normalizada. A pesar de los innegables avances, el estigma afecta a todos los ámbitos de la vida de las personas con enfermedad mental, desde la desinformación de los más allegados a las dificultades en las relaciones o las barreras en el mundo laboral.



Es claro, que además del sufrimiento de los enfermos mentales, habremos de tomar en consideración la reducción de la productividad de quienes lo padecen, sus familiares y aquellas personas encargadas de su cuidado, por consiguiente es fundamental que las personas con un trastorno mental y sus familiares reciban mayor comprensión y apoyo de su entorno cuando reconocen este tipo de problemas.











Se observa con enorme preocupación la falta de compromiso en la atención en salud mental en nuestro país, es indiscutible la importancia de lo que se designa del presupuesto general de la nación para solventar programas de salud mental; los recursos que designan a la salud mental son insuficientes porque los trastornos mentales están poco valorados como enfermedades, se sitúan con frecuencia como un estigma sin pensar que esta calificación puede generar grandes repercusiones en los afectados. 







A nivel económico, el incremento drástico en los gastos de salud que experimentan las familias cuyos miembros sufren este tipo de trastornos y el efecto probado que  estos tienen sobre la evolución de las afecciones crónicas asociadas; situaciones estas de por si muy graves, que cobran en el país dimensiones cada vez más alarmantes, dados los altos índices de pobreza, y el hecho de que son los pobres quienes más dificultades suelen afrontar, en virtud de las condiciones de inequidad en el acceso a la atención médica. De otra parte si lo que presenta la persona o su familia es un problema que no requiere hospitalización, no existe reglamentación adecuada que garantice una atención oportuna, técnica y con calidad dentro de los planes de beneficios, los problemas de violencia. Así, es claro que a pesar de que las patologías psiquiátricas representan un frecuente motivo de consulta y de que socialmente son de gran impacto, el cubrimiento en la atención para las personas que presentan estos problemas es confuso y el Sistema General de Seguridad Social en Salud no lo reglamenta de una manera bien definida, a diferencia de otros ámbitos de la salud.

 







A nivel legislativo, Colombia cuenta con una política Nacional de Salud Mental desde 1998 (Resolución 02358 de 1998 del Ministerio de Salud.) Sin embargo carecemos de una legislación particular en materia de Salud Mental, que brinde la oportunidad para superar algunos de los problemas estructurales que afronta el país. 



En el articulo 65 de ley 1438 del 19 de enero del 2011 habla sobre la Atención integral en salud mental. ”Las Acciones de salud deben incluir la garantía del ejercicio pleno del derecho a la salud mental de los colombianos y colombianas, mediante atención integral en salud mental para garantizar la satisfacción de las necesidades de salud y su atención como parte del Plan de Beneficios y la implementación, seguimiento y evaluación de la política nacional de salud mental."  Existen dificultades a nivel de aseguramiento de la reglamentación, y el control de la pertinencia, calidad e impacto de los planes y programas.











Actualmente cursa en el congreso un proyecto de Salud Mental que recoge estos principios,  permitiendo el abordaje integral de los trastornos mentales, promoviendo el desarrollo de intervenciones en red y la actuación coordinada de los diferentes actores del sistema general de seguridad social en salud, en un marco descentralizado, participativo y pluralista.

 







A nivel de los planes de beneficios hay una gran disparidad entre el contributivo y el subsidiado, al tiempo que el vinculado depende de la responsabilidad con que cada ente territorial asuma estas responsabilidades pese a varias formulaciones normativas, además no existe claridad en cuanto los derechos a ser atendidos ni el tiempo de intervención dado que existen en algunos casos, múltiples intervenciones  que oscilan entre una atención primaria en salud mental de baja calidad y una tendencia al hospitalismo en el otro extremo, sin que haya integración intersectorial. Finalmente, cabe señalar que así mismo no existen opciones para la población  que no requiere hospitalización, pero que si necesita de un soporte profesional ambulatorio en red que facilite la solución de problemas de Salud Mental y conflictos.  

Para finalizar podemos concluir diciendo que hay que hacer un llamamiento a las administraciones competentes para aumentar la inversión en salud mental y dirigir los recursos disponibles hacia servicios mas eficaces y humanitarios, de igual forma trabajar instituciones y asociaciones de forma coordinada para que la incorporación a la sociedad del enfermo mental sea integral, para intentar que se vea lo mas mínimamente afectado su entorno laboral y familiar.









http://www.reeditor.com/columnista/1147/alba/marina/rueda/olivella 

http://albamarinaruedaolivella.blogspot.com/2011/10/salud-mental-en-colombia.html

https://www.facebook.com/SALUD COLOMBIANACTUAL

https://twitter.com/#!/AlbaMarinaRueda

http://www.youtube.com/user/Al bamarina2011

http://paper.li/AlbaMarinaRueda/1313022091













Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Alba Marina Rueda Olivella, Bacteriología Muchas gracias por tu comentario Jose Guillermo, precisamente los comentarios es una de las razones que nos incentiva a seguir escribiendo.


José Guillermo Castillo Castillo, Derecho Me parece que se hizo una radiografía de la realidad en materia de salud en Colombia




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21048 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora