El problema de la educación en plena pandemia

Asistimos a un momento histórico como jamás se ha tenido que enfrentar en la historia, si bien, los brotes de peste negra, gripa aviar, cólera, llegaron a un grupo basto de personas en algunos países, la que vivimos a causa del COVID-19 ha puesto en encrucijada toda la dinámica mundial, de ello, se ha podido abstraer que las preocupaciones de muchos por mantener un status quod, han pasado a segundo lugar.


.

Ahora bien, en ese escenario, vale la pena reflexionar en los procesos de educación; desde hace unas semanas, el ministerio de educación autorizó la utilización de escenarios virtuales para el trabajo formativo en los niveles de primaria, básica, media y superior, todo ello con el fin de preservar a los estudiantes de un posible contagio.

Teniendo en cuenta lo anterior, la dinámica de las instituciones  educativas mutó de tal manera que muchos docentes se encontraron abocados a una encrucijada: ¿cómo educar sin estar en los escenarios que brindan seguridad? Las respuestas vinculan toda clase de argumentos, resaltando y respetando la labor de los docentes, ha sido posible observar que un porcentaje bastante alto no ha desarrollado habilidades o competencias digitales, por lo tanto, las estrategias mediadas por las tic están confundiéndose con estrategias presenciales; es de resaltar la labor, debido a la contingencia, sin embargo es perentorio tener en cuenta que estas estrategias no pueden reducirse al envío de documentos en pdf o atiborrar a los estudiantes  con vídeo conferencias por mecanismos de los cuales no hay pericia en el manejo y generar mecanismos que, siendo sencillos, conduzcan a los  niños y jóvenes al desarrollo de saberes. En este orden de ideas, es posible postular que debe propender por procesos de aprendizaje autónomo (base de estas estrategias y herramientas), de confrontación con la realidad física y contextual en la que se encuentran y de solución de algunas problemáticas específicas; lo anterior, de acuerdo al Icfes (2016) sería una competencia.

Reiterando a los "profes" la felicitación por su encomiable labor, a la vez  sea una oportunidad para invitarlos a recrearnos y tener presente las limitaciones de muchos estudiantes, sobre todo en las zonas rurales, al mismo tiempo, tener presente que orientamos a "chicos" de la generación iGen (Twenge, 2017), reto mayúsculo para el trabajo formativo.

Para finalizar, es bueno traer a colación las palabras de Salamanca (2020), quien afirma: "Ni la casa reemplaza al colegio, ni los padres pueden reemplazar a los docentes", por lo tanto, no podemos agregar un problema más a la difícil situación que viven los hogares con el bombardeo de guía y actividades sin horizonte pedagógico y formativo, en este momento, lo necesario es alcanzar lo importante, no lo etéreo.

Bibliografía.

Twenge, J. (2017). IGen: Why today's Super-Connected Kids are growing up less rebellious more tolerant, leas happy and completely unprepared for adulthood.  New York: Atria Books.

Salamanca, R. (2020). Estamos reinventando nuestra educación. Recuperado de https://boyaca7dias.com.co/2020/04/22/estamos-reinventando-nuestra-educacion-ni-la-casa-reemplaza-al-colegio-ni-los-padres-pueden-reemplazar-a-los-docentes-secretario-de-educacion-de-boyaca-laentrevista/ibe aquí tu artículo
UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales