Ejemplo de ética, respeto y sentido común

Frente a consignas partidistas incomprensibles, SÍ hay Consistorios que hacen gala de la ética, el sentido común y la perfecta convivencia con la ciudadanía que los ha dado su confianza. Muestra de ello es el consistorio portillano. Ahí tienen las banderas a media asta en su balconada (Ver fotos). Tanto alcalde como concejales merecen un reconocimiento de saber hacer y estar. Con actitudes como ésta es como la gente se gana el respeto ajeno y la confianza.

 

. Muestra de ello es el consistorio portillano. Ahí tienen las banderas a media asta en su balconada (Ver fotos). Tanto alcalde como concejales merecen un reconocimiento de saber hacer y estar. Con actitudes como ésta es como la gente se gana el respeto ajeno y la confianza.
Poner las banderas a media asta en las instituciones es un símbolo de respeto, duelo y sentimiento. Pero esa no ha sido la tónica de todos los consistorios: ahí tienen el ejemplo de Tomelloso, más conocido ya como el “Wuhan de la Mancha”, donde su alcaldesa ha hecho un ridículo sonado por su irreverente falta de respeto, subiendo vídeos a Internet: en ellos aparece bailando, precisamente en un pueblo donde hay 159 muertos por la “peste china”. Ni que decir tiene que se ha llevado la del pulpo en las redes por su desprecio a los convecinos fallecidos.

“Acongojante lo de la socialista, Inma Jiménez. Dicho esto, subrayar que en el PSOE, de donde han pasado la orden de que no se guarde luto alguno por las víctimas del coronavirus y que hay que convertir esta tragedia en un ‘guateque’, sin lazos negros o banderas a media asta, se lo agradecerán” (Periodista Digital). Inma Jiménez, alcaldesa socialista (…) ha provocado la indignación de muchos por subir a sus redes sociales vídeos de ella bailando y cantando el tema ‘Resistiré’, junto a su marido y a sus hijos”.

De la misma forma que hay personas incapaces de ser respetuosos con situaciones como ésta, otros consistorios anteponen ese respeto y saber estar a las consignas políticas y otras memeces. Ejemplo de dignidad y respeto es el mostrado por el Consistorio de Portillo, en Valladolid, con todas las banderas a media asta. Caso opuesto sería también el del Ayuntamiento de Valladolid-ciudad donde su alcalde, el denostado Óscar Puente, no solo se ha negado a la “media asta” sino que intenta abrir expediente a policías municipales por poner las banderas en su sede y en esa posición.

Hay veces que la irreverencia hace inútiles a las personas, más cerca de Frenopáticos que de la convivencia a la que están obligados por ser ejemplo o santo y seña de una institución democrática; a esos “animales de bellota” solo les falta ordenar Campos de Trabajo para la población no obediente, tal y como sucedía en la Segunda República española.

“Son muchos los países que expresan el luto oficial haciendo ondear sus banderas a media asta. Para ello, la bandera no se iza hasta esa posición directamente, sino que se eleva por completo y luego se arría “a media asta”, para que pueda ondear a una distancia del tope equivalente al ancho de la bandera aproximadamente, lo cual no siempre es la mitad de la altura del mástil, aunque la expresión así parezca darlo a entender. Esta distancia tiene una explicación: es para dejar sitio a una bandera imaginaria que ondeará por encima, la llamada bandera invisible de la muerte’, una bandera ausente que es la que realmente indica el luto por los caídos”. (VER MÁS)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales