Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Filosofía   ·   Escritores   ·   Comunicación   ·   Filosofía Social   ·   Cultura   ·   Género   ·   Feminismo   ·   Censura



Las voces de oriente vienen llegando


Inicio > Política Internacional
09/03/2011

941 Visitas



“Sean siempre capaces de sentir


en los más hondo cualquier injusticia

cometida contra cualquiera en

cualquier parte del mundo”





(Che)





Cierta ambigüedad subyace en todo ser humano, puede llevarnos a modificar criterios de plano o radicalizar posiciones, no por un descarado viraje del destino, sino por esa característica intrínseca en cada individuo. Esto opera de diversas maneras, puede activarse en cualquier momento y ofrecer algo distinto, inesperado, marcar la diferencia y cambiar el mundo.





Las rebeliones populares pueden adaptarse a este patrón. Ya que los oprimidos son abusados durante décadas, siglos, hasta que un día, como cualquier otro, alguien dice basta y desencadena la asimilación de la necesidad de independencia. Ese constante agachar la cabeza se convierte en una frente en alto, que tiene el maravilloso efecto de multiplicarse con repeticiones de vértigo. Ese es el quiebre, esa es la cuña de la liberación. Empieza de a poco y ya no puede detenerse, es el pueblo que, en su nombre propio, habla. 





Estas expresiones surgidas desde una incalculable acumulación de represiones e insatisfacciones permanentes, logran un clima único, conjugan un remolino de acciones que generan solas el momento más oportuno de todos y logran que después de 18 días de revolución caiga un dictador en Egipto, por ejemplo. Es llamativo el efecto que esto produce, no solamente entre los actores directos de semejante cambio, sino en el entorno. Es el eco, la reacción a la acción de autonomía. 







Occidente siempre sobre estima estas variables en oriente, por el simple hecho de que no las comprende. Los sistemas democráticos obtenidos en Latinoamérica después de las sangrientas dictaduras cívico-militares no pueden ser comparados con las necesidades institucionales de Oriente. Una cultura de 2000 años no puede pretender imponerle prácticas políticas a otra de 5000 años. Es hasta una cuestión de cálculo. No necesariamente la democracia interpretada por nosotros será la solución viable en países como Egipto. O Libia. 





Poco a poco aquellos déspotas conocidos por todos aunque apañados por los gobiernos estadounidenses, hayan sido republicanos o demócratas, están siendo interpelados desde sus propias naciones, aquellas que llevan asfixiando décadas. Desde las entrañas de esos pueblos se están gestando las revoluciones que son ejemplos de resistencia contra los Mubarak o los Khadafy, sublevaciones que seguirán sembrándose en las tribus y poblaciones que viven apresadas bajo las sucias suelas de la tiranía, aquella que no sólo mata de bala, de bomba o de hambre, sino que también mata de silencio. Hoy, ahora, esos hombres y mujeres, esos jóvenes, han dicho basta en nombre de todas esas generaciones aplastadas durante siglos, y han gritado con las voces de todos los acallados y han luchado por todos sus muertos y por todos los vivos y por todos los que nacerán, algún día en esas tierras arrasadas y saqueadas por los autócratas locales, siempre sostenidos por presidentes norteamericanos. Esos hombres, mujeres y jóvenes han encontrado su voz, ojalá nada ni nadie vuelva a acallarlos nunca. Ojalá no pierdan esa voz jamás.



Etiquetas:   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

3 comentarios  Deja tu comentario


Pablo Villaverde, Periodismo FE DE ERRATAS

Donde dice Mubarack debe decir Mubarak
Donde dice Kadafi debe decir Gaddafi

Perdón dije que no estoy pendiente de lo internacional no?


Pablo Villaverde, Periodismo Te agradezco en primer lugar que me hayas mandado el enlace, ya que tu nota,fue muy enriquecedora para mi, soy un interesado en temas internacionales y de Oriente Medio, pero por escribir acerca de temas nacionales,no me animo a opinar al respecto y este artículo me enseño mucho.

Creo desde mi visión,que si bien es una "acumulación" de autoritarismos y represiones,las que generan esta valerosa "revolución popular", también tiene mucha importancia, la nueva,moderna,e instantánea forma que hoy tenemos de comunicarnos. Me parece que eso fue crucial en la participación social y en su compromiso.
Los Mubarack,los Kadafi y hasta me atrevería a decir, todos los autócratas, déspotas y autoritarios que todavía quedan en el mundo, tienen el teimpo contado,al ritmo del crecimiento de internet,las comunicaciones y la nueva forma de cohesión social.

paradojico no? el mayor desarrollo tecnólogico de los EE.UU la internet, se convirtió en el enemigo, de todos los dictadores y terroristas que ese país legitimó, tan sólo por el petróleo.

Un beso y mandame futuros enlaces,excelente nota


Mila Roldán, Artes Las voces que se fortalecen en la lucha de la razón no pueden ser acalladas. La historia la escriben los pueblos y estos deciden por tanto su destino.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18597 publicaciones
4707 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora