Violencia y humanidad... algo que parece indivisible.

Hay tantas posturas sobre la violencia que van desde Thomas Hobbes hasta jacque Roussou. El primero abogaba por la sublivación del hombre hacia las leyes y el segundo veí con nostalgia al hombre en estado salvaje aludiendo a su inocencia no corrompida por la sociedad pre contrato (el contrato social, termino que designa al paso del hombre estado primitivo al civilizado). Más allá de estos extremos la violencia es inegable a nuestra condición de ser humano. Desde la madre que protege a sus niños hasta el hombre cazador siempre hubo violencia , desde tiempo inmemorable. Antes existía lo que se denominaba "El rapto de la novia"también conocido como matrimonio por secuestro, es una práctica tradicional repetida a lo largo de la prehistoria y la historia en todo el mundo. Consiste en un hombre que secuestra a una mujer con intención de casarse con ella. Los efectos del secuestro pueden incluir violación conyugal, embarazos no deseados y abuso físico del hombre contra la esposa (esclava). 

 

. El primero abogaba por la sublivación del hombre hacia las leyes y el segundo veí con nostalgia al hombre en estado salvaje aludiendo a su inocencia no corrompida por la sociedad pre contrato (el contrato social, termino que designa al paso del hombre estado primitivo al civilizado). Más allá de estos extremos la violencia es inegable a nuestra condición de ser humano. Desde la madre que protege a sus niños hasta el hombre cazador siempre hubo violencia , desde tiempo inmemorable. Antes existía lo que se denominaba "El rapto de la novia"también conocido como matrimonio por secuestro, es una práctica tradicional repetida a lo largo de la prehistoria y la historia en todo el mundo. Consiste en un hombre que secuestra a una mujer con intención de casarse con ella. Los efectos del secuestro pueden incluir violación conyugal, embarazos no deseados y abuso físico del hombre contra la esposa (esclava). 
Esta práctica sigue dándose en países que abarcan desde el Asia Central, el Cáucaso, zonas de África, Pakistán, Kirguistán y la selva amazónica en Sudamérica. También entre pueblos tan diversos como el gitano en Europa, los Hmong en Asia o los Tzeltal en México. En la inmensa mayoría de los países el rapto de la novia está considerado un delito más que una forma válida de matrimonio. En algunos de sus usos el término puede referirse a las fugas para contraer matrimonio sin consentimiento y puede incluir también matrimonios pactados. Concretamente en Kirguistán y Chechenia si bien está contra la ley, esta se muestra laxa al respecto.) 

Si vuelvo al comienzo de mi propósito, las confusiones mantenidas a propósito de la violencia y las temáticas que ellas imponen, se comprenden a partir de excepcionales coerciones que hace pesar el sistema actual. La extrema apatía de la réplica de la contra violencia, en principio subyacente al esquema S/V, traduce varios fenómenos. La condena mayoritariamente compartida, si no unánime del recurso a la violencia, que no se limita a las democracias “desarrolladas” no sólo tiene como resultado la apología del consenso, que privilegia debate, diálogo, discusión y conciliación, es sostenida y enmarcada por lo que claramente hay que llamar una forma moderna de la servidumbre voluntaria. Esta última, que merecería un examen circunstancial, tolerando el descrédito lanzado por los poderes sobre todo lo que se aparentaría a una opción revolucionaria, que se refiera a doctrinas, acciones u hombres, implica no tocar al sistema. 

Censuras y prohibiciones golpean hasta las palabras: se acepta imperialismo pero no explotación, mundialización se dice por capitalismo, desigualdades se substituyen a alienaciones, ciudadanos a pueblo, comunidades a clases…

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales