Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Muerte   ·   Periodismo   ·   Pandemia   ·   Cultura   ·   Bitcoin   ·   Criptomonedas   ·   Lectores   ·   Contagios



¿Cómo saber si necesitas un coach?


Inicio > Comunicación
27/04/2020


317 Visitas



¿Como saber si necesitas un Coach?   






En este artículo responderemos las siguientes preguntas:

¿Qué hace un coach?  ¿En qué te puede ayudar?

¿Se necesita tener un problema?  ¿Qué es un problema  y quien lo define como tal?

Antes de abordar esto debemos comenzar por aclarar cuando menos brevemente algunos conceptos para lograr mayor claridad en la explicación de la temática en cuestión.





En coaching no decimos “este cliente tiene un problema”, decimos tiene un quiebre. Y hay una razón para esto. Problema es algo que ocurre afuera de nosotros, y por lo tanto puede o no tener relación con mi propia forma de hacerme cargo. El quiebre es sólo visto como tal dentro de nuestra estructura interpretativa.

¿Quiebre?  ¿Se te rompió algo?

Para hablar de Quiebre hay que hablar primero de Transparencia.

En nuestro ámbito, la transparencia es aquella actividad que no es deliberada, o reflexionada, que sucede sin pensarse o planificarse, sin necesidad de prestar atención a cada movimiento o acción. Ni tampoco estamos pensando en la siguiente acción que realizaremos.  Es como  cuando hemos aprendido a caminar, simplemente damos un paso después del otro sin pensarlo, distribuyendo el peso de una pierna a la otra a medida que avanzamos.  Si sabemos andar en bicicleta y hemos adquirido cierta destreza, el andar sencillamente ocurre de manera natural sin que estemos poniendo nuestra reflexión en ello, simplemente pedaleamos y la bici avanza.

Ese estado de fluir de la vida, lo llamamos transparencia debido a que aunque está ahí, no solemos prestarle atención o verlo, como cuando vamos manejando el coche y no nos ponemos a reflexionar sobre el parabrisas (a no ser que esté sumamente sucio y no nos deje ver).

Es aquí donde aparece la distinción de Quiebre, donde  emerge la conciencia sobre lo que estemos haciendo, cuando esa transparencia se rompe . Cuando este andar transparente se ve interrumpido, decimos que ocurre un quiebre (en el sentido que le da la ontología del lenguaje). 

Pero el hecho de que “aparezca” un quiebre, no implica que éste se encuentre allí donde nosotros lo vemos, es decir, no podemos decir “aquí hay claramente un quiebre” como si se tratara de algo tangible. El quiebre ocurre dentro de la estructura interpretativa del observador, y como tal se trata de un juicio (ver artículo Filosofía al servicio de la comunicación), una opinión, una forma de verlo. Es decir que según como se observe el acontecimiento, se podrá evaluar como un quiebre o no, y sólo en relación a la propia estructura interpretativa, es decir a nuestra propia efectividad.

Ahora, este quiebre de transparencia, no necesariamente se encasilla en lo que consideramos negativo o disfuncional. Puede ocurrir que por ejemplo obtenga un ascenso en el trabajo y en ese momento evalúo que hay un quiebre, debido a que cambian las condiciones y se rompe lo habitual. O puede ser que me despidan del trabajo y en ese sentido mi evaluación de dicho quiebre será probablemente negativa.

Ok, pero ¿qué pasa cuando no sé o no puedo hacerme cargo de lo que acontece en mi vida, de ese quiebre en la transparencia?

Muchas veces nos encontramos con la situación de tener que enfrentar un cambio en la vida en el que la manera de situarnos no nos favorece el poder hacernos cargo de manera eficaz, es decir, lograr que el desenlace nos resulte favorable a nuestros fines.



Y he aquí el meollo del asunto, cuando te das cuenta de que no te estás sabiendo (o no estás logrando) resolver o hacerte cargo de lo que acontece, puedes contar con la ayuda de un coach.

 

Para que haya coaching, debe haber quiebre. Y el quiebre es una declaración, que como tal, necesita de la formulación de quien lo experimenta para concebir su existencia.

En otras palabras, el coaching requiere de tu aceptación de que tienes un quiebre, de que lo declares, y de que tengas la voluntad de someterlo a revisión con tal de encontrar un rumbo que te guíe a la claridad y entendimiento del mismo, y en última instancia te acerque a dónde quieres estar. Aunque muy probablemente, no digas esto es un quiebre (ya que esa jerga es propia de la profesión y no es necesario que la conozcas),  si es bueno que sepas desde donde estaría partiendo la sesión (o el proceso) de coaching propiamente dicho. Ya que desde ahí se comenzará a deshilvanar el hilo.

El coach te ayuda a través de preguntas, a darte cuenta de que es lo que te está sucediendo, de qué forma estás observando, y a encontrar la manera de poder hacerte cargo y retomar el timón del barco a fin de resolver la situación que se te presenta.

A veces, las preguntas hacen que el quiebre sencillamente desaparezca, que se disuelva.

Dijimos que el quiebre existe en el observador y es éste mismo quien lo declara como tal, por lo tanto si cambia su forma de observar la situación puede ser que lo que antes era un quiebren su transparencia ahora deje de serlo por haberse dado cuenta de que había otra forma de observar en la que esta situación no era experimentada como un quiebre.

 

¿Qué más hace un coach?

Contribuye en un proceso a sacar lo mejor de ti, un proceso que requiere de tu compromiso y que te transforma y te convierte en una mejor versión de ti mismo, te llegas a conocer profundamente. Te desafía, pone en cuestión tus modelos y creencias de manera de que puedas pensar en grande y revisar tus patrones de comportamiento y pensamiento.





Y tal vez, lo que una vez estuvo fuera de tu alcance, lo que alguna vez aparecía como una isla lejana, comience a verse cada vez más cerca.

Te empodera al máximo para que seas libre e independiente y puedas tomar tus decisiones de acuerdo a tus deseos y te ayuda a formular tu plan de acción para lograrlos. Es muy probable que mediante este proceso, esta conversación que llamamos coaching, te encuentres  con que has llegado a tu verdadera motivación, la cual no es otra cosa que tu motivo para la acción. Y por lo tanto te saca del quietismo, y te pone en marcha.

Así mismo, si estas en un proceso de coaching, el coach es alguien a quien puedes rendirle cuentas y pedirle que te ayude a revisar tus modos de observar y  comportarte a fin de hilar cada vez más fino y lograr esa mejor versión de uno mismo que todos queremos, pero que pocos tenemos el coraje de ir a buscar.

 

 





Ing. Damián Mastri

Coach Ontológico Profesional Avalado por AACOP (Asociación Argentina de Coaching Ontológico Profesional)

Me dedico a esta gran profesión desde 2015, y me encuentro en permanente crecimiento. Ayudo a personas y equipos de trabajo a mejorar su desempeño y efectividad en su accionar, y a tener logros en las metas que se proponen en cualquier ámbito de su diario vivir.

https://www.linkedin.com/in/dami%C3%A1n-mastri-59a9084a/





https://www.facebook.com/Coaching-Ontol%C3%B3gico-Organizacional-111411402525779/?eid=ARAC6nGJq6-yvVey602sjrUvdzFTidYFxO5LT3PHqZ2Rj-mCZ8PpFGfIK__uALiNDPI1tejKB16ALxbYEscribe aquí tu artículo

Etiquetas:   Comunicación   ·   Coaching

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21923 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora