Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reflexión   ·   Teoría Crítica   ·   Dioses    ·   Libre Pensamiento   ·   Internet



Objetivos del Milenio: realidad o mito


Inicio > Cultura
11/10/2011


1738 Visitas



La Organización de las Naciones Unidad (ONU) en el año 2000 determino elaborar una serie de objetivos en miras de combatir los flagelos más cancerígenos que atacaban a la humanidad mundial desde ese entonces siendo estos la pobreza, el hambre, la salud maternal, el VIH/SIDA, entre otros. En seguida 191 países del universo se dedicaron a trabajar en una serie de proyectos que a mí parecer (según mi opinión), creo que trabajaron cada uno bajo la perspectiva real que vivían en su país,  arrojando resultados favorables que ayudarían a combatir dichas situaciones. Es en esta cumbre que nace los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio al 2015.


Luego de 5 años, entre el 14 y 16 de septiembre de 2005 se realiza en New York, Estados Unidos, en la sede principal de la ONU, la Cumbre Mundial de ONU en donde esos mismos países reafirmaron el compromiso de la cumbre del 2000 con la aprobación de un plan estratégico que desarrollará y ejecutará los 8 objetivos ya planteados en ese año, siendo estos: Erradicar la pobreza y el hambre, Lograr una educación primaria universal,  Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer, Reducir la mortalidad infantil, Mejorar la salud materna, Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Pero es aquí donde inicia precisamente esa preocupación. Se supone que al 2015 estos 8 objetivos por lo menos deben haber llegado a su principal misión, cada uno de estos beben de haberse alcanzado o por lo menos haber avanzado de un 100% a un mínimo 90% de sus logros de acuerdo a las metas e indicadores de cada uno.

Ahora bien, es cierto que a nivel universal se a logrado ir poco apoco combatiendo cada uno de ellos, todavía hay algunas situaciones que están divagando en el ambiente, precisamente, por la falta de apoyo quizás de los gobiernos, de los estados, de la sociedad que lejos de buscar las verdaderas soluciones a estos problemas, por ejemplo la pobreza extrema a la cual esta sumergida algunos países del continente africano y como también del continente americano  como lo es Haití; aún hay mucho que hacer.

Se habla de una educación universal para todos, y vemos que en Chile los estudiantes y el gobierno se enfrentan a consecuencia de este mismo tema, pero también vemos que es Haití vivo ejemplo de que se están preocupando por que los niños y niñas se eduquen cuando el gobierno asigna un poco más de un millón de dólares para que la niñez pueda iniciar sus estudios primarios.

Hablamos de igualdad de géneros y reducir la mortalidad infantil, pero vemos que en los países  del continente asiático son los que aparecen dentro de las estadísticas con los índices más altos en muertes de niños, sin dejar de mencionar que las niñas son las que más sufren; ya que los nivel de muertes más altos (abortos y  asesinatos) son precisamente de niñas, y gracias a la idea errada que ellas no funcionan para la sociedad donde nace.

Hablamos igualmente de sostener y cuidar el medio ambiente y curiosamente la humanidad tiene oídos sordos cuando se les dice que la contaminación eta afectando la naturaleza, tiene oídos sordos cuando se les habla de calentamiento global, tienen oídos sordos cuando en las noticias un terremoto, un tsunami, un huracán azota “x” parte del mundo, pero seguimos apostando por una naturaleza que nos de lo mejor de ella y como si no la cuidamos.

Hablamos de combatir las enfermedades de trasmisión sexual, el VIH/SIDA, pero no tomamos conciencia y no educarnos en este tema, y condenamos a un grupo de personas que según la sociedad son los causantes de esparcir este virus (los homosexuales) sin darnos cuenta que somos todos los responsables indirecta o directamente de propagar dicha enfermedad simplemente por que no somos capaces de cuidarnos y protegernos, y no lo hacemos por que la necesidad biológica y el impulsos sexual que por naturaleza humana tenemos no nos deja ver o razonar en las consecuencias póstumas de esos impulsos.

Será entonces que lograremos al 2015, conquistar la idea de esos jefes de estados y presidentes que en su buena intención por mejorar esa calidad de vida  que todos deseamos, realizaron este proyecto cuyo fin es poner fin, como ya lo he escrito a principio, a los flagelos que cangrinan esta sociedad. Al 2015 lo habremos logrado?. 



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21247 publicaciones
5199 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora