A Don Alejandro Algara

“Que su voz nos ofrendara . . .”


. . .”
 

Falleció Alejandro Algara,

ojalá me equivocara,

se murió, nos abandona,

su ser melodías no entona.

 

Apesadumbrado Apolo

el Dios ha quedado solo,

la música no se escucha

la vida perdió una lucha.

 

Los cenzontles, los jilgueros,

los pájaros agoreros,

han cerrado su piquito

su pecho se hizo chiquito.

 

El gremio de los tenores,

él fue, al fin, de los mejores,

también acalla garganta

está de luto, no canta.

 

Pues la pena los embarga,

la jornada será larga

de silencio sepulcral

sin movimiento orquestal.

 

Hay tristeza y amargura,

una negra partitura

cubre ataúd del cantor,

hay rezos, llanto, dolor.

 

Mortaja lúgubre nota,

la copla ha quedado rota

feneció Alejandro Algara

en el cielo sigue a Lara.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 18 de abril del 2020

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales