Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Novela   ·   Periodismo   ·   Bioética   ·   Filosofía Social   ·   Ética   ·   Lectura



Peña Nieto escoge el metodo para cargar al PRI


Inicio > Política Nacional
10/10/2011

1342 Visitas



Confesiones.


 

Peña Nieto escoge el método para cargar al PRI.

 

En la carrera por la presidencia se van cumpliendo los plazos inexorablemente, este fin de semana pasado el partido revolucionario institucional, decidió que el método para escoger a sus candidatos a senadores y diputados federales para el proceso electoral del año entrante, será por asamblea de delegados, es decir por línea, concertada entre los gobernadores, líderes de sectores y por supuesto por quien será el candidato a la presidencia de la república, una vez ungido como tal, jefe máximo formal de ese partido, que a su vez será postulado mediante el formato de consulta a  la base, fundamentalmente para aprovechar el escenario que otorga la campaña para ese propósito.

Aun y cuando la reunión del consejo político del PRI el sábado pasado, sirvió para reconfirmar que Enrique Peña Nieto es ya el candidato, por estrategia el mismo ha decidido que el método de su nominación sea el de la consulta a la militancia, un mero trámite que ni siquiera pretende legitimar su postulación, sino más bien para hacer uso de la prerrogativa de hacer la campaña correspondiente para efectos mediáticos.

Independientemente de la permanencia que eso implica en la opinión pública, necesaria para mantener vigencia, la campaña es un espacio para presentar la propuesta, que sin duda deberá marcar diferencia, entrar a la agenda de la seriedad del planteamiento, como elemento fundamental de competencia.

Para tal efecto alguien más tendrá que inscribirse para hacer las veces de rival a modo y cumplir con la norma, algún miembro de ese partido que se preste para ello, evidentemente con la ventaja de que eso le garantizara a quien lo haga, un espacio relevante en el nuevo gobierno, si Peña Nieto gana la elección presidencial.

Seguramente no será Manlio Fabio Beltrones quien lo haga, la competencia que en algún momento sostuvo con Pena Nieto, fue en términos reales una forma de establecer su propia posición, una agenda para la negociación, que finalmente esta ya acordada.

Prueba indiscutible de ello la escena del sábado en el consejo político, cuando Beltrones bajo del presídium para saludar al ex gobernador mexiquense que ocupaba un asiento en la primera fila del auditorio, la consumación del pacto, el mensaje entrelineado, que sin haber sido necesario, es parte de la forma y el fondo, una puesta casi cinematográfica propia del ADN priista, que termina por poner las cosas en su exacta dimensión, la representación teatral en la que el caballero jura lealtad a su nuevo soberano y provoca la exaltación de la asistencia. Eso que los priistas llaman unidad y que no es más que el resultado de sus alianzas.

Ahora vendrá la parte más interesante, porque una vez que los tiempos del proceso implican la presentación del candidato como tal, la medición que la sociedad realizara dependerá de factores diferentes a los que han colocado a Peña Nieto en la preferencia que se muestra en las encuestas.

La atención por consiguiente se centrara en las propuestas, sobre todo las que tienen que ver con el tema de la seguridad pública, porque aun y cuando son épocas distintas no se puede garantizar que la ventaja de la que goza Enrique Peña, por amplia que sea resulte definitiva, de tal suerte que serán sus propuestas las que mantengan o disminuyan su popularidad, las que definan el rumbo de los comicios.

Porque en estricto sentido, esa superioridad temporal tendrá que contrastarse, primero porque no es el partido ni su fuerza, los elementos que favorecen al candidato, es al revés, es Peña Nieto quien carga con el PRI.

Como tal y en la situación actual, el partido representa más pasivos que activos, pesados lastres que se circunscriben a los setenta años de su gestión, pero sobre todo a las coyunturas actuales, porque partiendo de la base de que muchos de los votantes de hoy, no vivieron la experiencia del priato y para ellos la información de ese periodo es referencial, lo que se pone sobre la mesa como argumento de análisis, es el desempeño de los gobiernos estatales priistas de los últimos años.

Como la equivoca estrategia de ponderar a una nueva generación, que simplemente no es muy diferente a las anteriores, lo único que ha cambiado es la presentación de formas, que en el fondo son similares a las de antaño,  practicas a las que recurren cuando  incluso algunas estaban ya en desuso, que no han sido determinantes todavía porque las posturas de los gobiernos federales panistas han resultado peores en la comparación.

En el cálculo del acierto y el error siempre se corre el riego del exceso de confianza que bien podría considerarse soberbia, prueba irrefutable de ello, la designación de los ex gobernadores de chihuahua, Tamaulipas y Veracruz, como delegados regionales del partido, cuando es precisamente en esos estados donde se vive el peor clima de inseguridad en el país.

La permanencia de Humberto Moreira al frente del comité nacional del partido, mientras transita en el escándalo de la falsificación de firmas para aumentar el techo del sobre endeudamiento de Coahuila, durante su gestión como gobernador, sin omitir que designo a su propio hermano como sucesor en el cargo. Sin olvidar a otros como Mario Marín de Puebla, Arturo Montiel del estado de México, recién reaparecido en la escena pública o Ulises Ruiz de Oaxaca, los integrantes más destacados de la nueva generación.

Peña Nieto carga al PRI, y eso tendrá que reflejarse en lo que proponga, porque la competencia llega a un momento en el cual, lo que realmente importa será el fondo, las soluciones.

Entendiendo que gran parte de la popularidad que el ex gobernador ha logrado se relaciona con su talante conciliador, lejano a la exacerbación de los propios priistas, a la discreción de su comportamiento que contrasta con los excesos de sus correligionarios, a la seriedad de sus decisiones, como en su propia sucesión gubernamental, que nada tiene que ver con la frivolidad de la mayoría de los demás gobernadores.

La ventaja de Peña Nieto, se fundamenta en la sensación de la posibilidad de un liderazgo serio, que de llegar a la presidencia contenga esa superficialidad, detenga las exuberancias y establezca una conducción eficiente de los asuntos públicos. Esa es su fortaleza, la imagen prudente  y sensata que necesariamente es más influyente porque su posición tendría que significar que su comportamiento obligue a los demás priistas a emularlo y conducirse de la misma forma.

Porque el priismo actual está inmerso en una desenfrenada ansia de poder, que se manifiesta en la intolerancia y el abuso de las prerrogativas de la función gubernamental y la actitud de todos los partidos políticos, para privilegiar sus intereses particulares, situación que provoca la falta de acuerdos, la ausencia total de la rendición de cuentas, una separación de las causas comunes que ha desprestigiado a la clase política ante la sociedad.

El reto del candidato hoy, está en el ofrecimiento de la credibilidad de su comportamiento, no la reimplantación del culto a la personalidad, la recuperación del liderazgo de la investidura presidencial, sin caer en la mistificación del personaje.

Se trata simple y llanamente de la diferencia entre la responsabilidad y el compromiso, contra la intrascendencia y la fatuidad, como forma de liderazgo y gobierno, en la atención de la creciente demanda social, sin asumir nada por descontado, porque la inercia de la inquietud colectiva, basada en la decepción es la semilla que germina en el estallido social y no estamos muy lejos de esa posibilidad.

Peña Nieto tendrá pues que cargar con su partido y lo que representa, diferenciarse y establecer su propuesta para avanzar en el camino hasta julio del año próximo.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18704 publicaciones
4725 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora