Querido Alberto Cortez

“Lleguen mis versos a donde estés . . .”

 

. . .”
 

El gran Alberto Cortez

escribió, con sensatez,

a todas aquellas cosas

de la vida más hermosas.

 

Con simples, no complicadas,

metáforas educadas

para un árbol, para el alma,

pa’ “Las moscas”, muy en calma.

 

Estudió en Conservatorio,

musical adoratorio,

compuso bien, sin premura,

las “Miguitas de ternura”.

 

Construyó al fin sus “Castillos

en el aire”, asaz sencillos,

“Aromas” fueron sus versos

de métrica, rima, intensos.

 

Aconsejaba, pensante:

“Camina siempre adelante”,

caviló filosofando

 “Andar por andar, andando”.

 

Sin ser de aquí, ni de allá,

ni de acá, ni de acullá,

recorriendo el universo

musical de modo terso.

 

Fue “La Voz de la Amistad”,

un artista de verdad,

le gustó el número tres

al fiel Alberto Cortez.

 

Que linda la melodía

aquella: “Como el primer día”;

cientos fueron sus creaciones

benditas todas canciones.

 

Interpretó a otros autores,

a excelsos compositores,

de Atahualpa, de Cabral,

fue su amigo leal, formal.

 

Ganó cuatro Discos de Oro,

un Grammy, el mejor del foro,

gentil trovador viril

fallece este mes de abril.

 

“Cuando un amigo se va”

mucha tristeza nos da,

más, si el amigo es cortés

igual que Alberto Cortez.

 

Quien, por hoy, así termina

su vida genial, genuina,

cumpliendo todas sus metas,

de luto están los poetas.

 

La pena invade a Argentina,

toda América Latina,

España, Francia, el mundo,

México, en dolor profundo.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 04 de abril del 2019

Todas las palabras que aparecen entrecomilladas, excepto: "Lleguen, mis versos, . . . a dónde estés" y “La Voz de la Amistad”, son títulos de canciones de la autoría de Don Alberto Cortez . . . 

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales