A Gertrudis Bocanegra

“La luz de una época negra.”

 

.”
 

México forjó cimientos,

Pátzcuaro, mil setecientos

sesenta y cinco, cierto año,

once de abril ya de antaño.

 

Nació insigne soñadora,

María Gertrudis Teodora

Bocanegra Lazo Mendoza,

digna heroína, una Diosa.

 

Época de oscurantismo

que nos llevó hasta el abismo,

aquella del Virreinato

de recuerdo tan ingrato.

 

No obstante estar impedida,

por costumbre mal habida

de prohibir el desarrollo

a mujeres, cero apoyo.

 

Ella estudió, sin recato,

aprendiendo cada dato

de la Ilustración, lectora         

como toda gran Señora.

 

La historia jamás nos miente

respecto a tal insurgente,

precursora feminista,

pionera nacionalista.

 

Católica luminaria,

socialmente visionaria

de su futura Nación,

ansias de emancipación.

 

De rancia España indecente,

transmitidas a la gente

como espiritual remanso,

su lucha fue sin descanso.

 

Prócer de la independencia

muy rebelde, por esencia,

sembró tenaz su semilla,

formo parte en la guerrilla.

 

Lideresa siempre hermana

que, de forma vil, insana,

fue sometida a tortura

y no perdió la cordura.

 

Ni sus grandes ideales,

todos ellos señoriales,

de libertad, de igualdad,

de paz, de fraternidad.

 

Valiente a carta cabal,

sufriendo juicio formal

no traicionó el movimiento,

su fusilamiento, cruento.

 

La patria entera celebra

a Gertrudis Bocanegra,

distinguidísima dama,

para orgullo, michoacana.

 

Pónganse de pie señores,

debemos rendirle honores,

con adalid tan fraterna

estamos en deuda eterna.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 11 de abril del 2019

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales