Los complejos de la derecha de Rajoy

¡Cómo se nota que estamos en vísperas de campaña electoral! Algunos políticos no se hartan de decir sandeces y, lo que es más grave, presumen de ellas como si se las creyeran ellos mismos. Eso es lo que le ha pasado a Mariano Rajoy, líder del PP y verdadero estorbo político en la derecha y para la derecha, aunque en estas fechas algunos ponen lamparillas para mantenerse a su lado.

 

. Eso es lo que le ha pasado a Mariano Rajoy, líder del PP y verdadero estorbo político en la derecha y para la derecha, aunque en estas fechas algunos ponen lamparillas para mantenerse a su lado.

Ha caído en mis manos una antigua entrevista de Casimiro García Abadillo a Mariano Rajoy. Esa entrevista tiene 'joyas' para el comentario, la discusión y la reflexión. Y también presenta motivos para el desencanto; alguien aleccionó a Rajoy antes de la entrevista, pero el jefe 'pepero' no lo ha sabido explicar. No solo la economía es el punto flojo de este Gobierno. Alguien debería haber explicado a Rajoy que es la base de los éxitos y los fracasos, por eso las comunidades gobernadas por el PP tienen grandes carencias de tipo social, económico, político y de infraestructuras. No hay más que echar una ojeada a Castilla y León para empezar a reírse de algunas de las afirmaciones de don Mariano y de las toscas medidas del desproporcionado desgobierno de Herrera Campo. En la entrevista subyacen  también  los complejos de la derecha ‘mariana’.

"En dos años podemos arreglar la economía", ha dicho el entrevistado, como si los más necesitados pudieran esperar ese tiempo. "No se preocupe usted -podía haber dicho Rajoy- dentro de dos años tendrá trabajo y el nivel de vida que antes llevaba". Hubiera sido una estupidez como un piano, pero admisible en campaña electoral. Sin embargo, el afectado podría interpelar a don Mariano con la pregunta: "¿Y mientras tanto me ayudará usted a salir adelante con su sueldazo  fijo de político?".

Estamos de acuerdo en que hay empresas públicas y servicios que se podrían cerrar y no pasaría nada, porque duplican o triplican servicios, no aportan nada a la sociedad o se crearon para ampliar el acordeón de puestos y compromisos políticos. También hay muchas competencias que pueden ser devueltas al Gobierno central; pongamos solo dos ejemplos: Cataluña y País Vasco no han sabido gestionar ni la educación ni la sanidad ni la representatividad, y lo mismo sucede con otras CC.AA.; hay competencias que nunca debieron salir del Estado, porque las comunidades autónomas las han atropellado, desprestigiado y endeudado. ¿Para qué quiere Castilla y León una Consejería de Justicia e Interior, como la que ha tenido durante toda la legislatura anterior? ¿Acaso nos hemos vuelto locos? Evidentemente no sirvió para nada, excepto para generar otro gasto inútil, como tantos otros que no advierten. ¡Qué torpeza la de Herrera Campo y sus ‘besamanos’! ¿Están seguros los políticos de la necesidad de las diputaciones? Miren ustedes, estas últimas instituciones son un pozo sin fondo para colocar afines, mediocres y estómagos agradecidos. No creen en las diputaciones ni siquiera los que dependen de ellas.

En época de aguda crisis, no tiene ningún sentido seguir dando subvenciones como si fueran propinas para agradecidos; tampoco tiene sentido pagar a los parados  las cantidades que se pagan, ya que desincentivan la búsqueda de trabajo;  como tampoco ha tenido razón de ser la rebaja del sueldo a funcionarios, pues muchos hemos tenido que buscar otros trabajos como complemento y la mayoría de ellos han rebajado su tiempo de trabajo en la misma proporción que les han 'robado' de la nómina (médicos que atenían a 22 pacientes diarios, han rebajado el número de atendidos a 7, por poner un ejemplo conocido, y lo mismo sucede en Hacienda,…).

Mariano sí tiene razón respecto a que sobran los 'defensores del pueblo' de cada comunidad autónoma, ya que es excesivo el gasto e insignificantes los resultados, además de que no les hacen caso en las consejerías; En estos momentos también se puede prescindir de los Consejos escolares de la comunidades autónomas y ya se verá si se retoman más adelante; gran parte de las consejerías carecen de razón de existir; la inutilidad de comunidades uniprovinciales,  donde se triplican servicios entre comunidades, diputaciones y ayuntamientos; sobra el despilfarro de televisiones públicas subvencionadas; procede eliminar las policías autonómicas; hay que reducir cuanto antes la sobrepoblación de trabajadores en algunas consejerías, ya que pasan más tiempo de compras y en las cafeterías exteriores que trabajando (Valencia, Castilla y León, Madrid,...); es urgente la revisión de títulos universitarios y la eliminación de muchos de ellos que generan mucho coste y ninguna salida laboral; se ha abusado del IMI y de su montante económico para algunos colectivos;...

También ha dicho don Mariano media docena de cosas interesantes, como volver a la desgravación por vivienda; devolver al funcionariado cuanto se le ha 'robado' inútilmente de la nómina en el último año; reducir el número de funcionarios en comunidades como Andalucía, Valencia, Extremadura, Castilla La Mancha y Castilla-León; dignificar los servicios sociales que aportan algunas CC.AA. o devolverlos al Estado;  mantener abiertas las centrales nucleares para no encarecer energías,... Pero lo dejamos para otro día. Recuerden aquello de "mi vaso no es grande pero bebo en mi vaso".

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales