Cisnes

“Afines, . . . sublimes.”


. . . sublimes.”

En azulosa laguna,

espejo de agua sin bruma,

un par de cisnes sublimes,

modelo de almas afines.

 

Sabiéndose hermosos, bellos,

entrelazando sus cuellos

como ensueño, como en trance,

iniciaban fiel romance:

 

El macho orgulloso,

divo, majestuoso,

cantaba: “te adoro”,

cortejo e imploro.

 

La hembra apenada

su querer negaba,

el cisne insistiendo,

élla iba . . . cediendo.

 

Al cabo de un rato,

de un momento grato,

Afrodita, Eolo,

ambos ¡uno solo!

 

Testigos las aves,

tulipanes suaves,

batracios, insectos,

peces muy selectos.

 

Natural fue todo,

la ternura a modo,

para siempre unión

con el corazón.

 

Más allá del mundo

apego profundo,

amor de los dos

designio . . . de Dios.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Bosque de Chapultepec, Ciudad de México, . . .

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales