Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Crisis Social   ·   Crisis Económica   ·   Coronavirus   ·   Música   ·   Colombia



Postcoronavirus


Inicio > Sociología
07/04/2020

176 Visitas



En plena pandemia tenemos que rescatar los mensajes, más allá de los desvaríos políticos propios de un psicópata, que este nuevo estilo de vida nos envía todos los días. Primero rescatamos la vida familiar que muchos consideraban ya extinta por las necesidades imperantes del capitalismo. Segundo el consumismo, la mayoría nos hemos dado cuenta de que una buena dosis de nuestros ingresos se diluían en gastos superfluos de los cuales podemos prescindir sin que nuestra vida se convierta en una catástrofe. Tercero la creatividad, todos tenemos una vena creativa que mantenemos olvidada por la rutina diaria pero que cuando la disfrutamos nos proporciona satisfacción. Cuarto ingenio, las personas estamos trabajando áreas intelectuales que generalmente no tocamos por falta de tiempo y que expanden nuestra percepción del mundo que nos rodea. Quinto, y podría seguir; el emprendimiento, una buena cantidad de personas al enfrentar despido de su trabajo o en el mejor de los casos suspensión temporal con goce de salario mínimo están emprendiendo negocios que van desde la venta de paletas hasta la fabricación de productos químicos pasando por lo que se le pueda ocurrir al amable lector.






Si me preguntan si estas reacciones son temporales o permanecerán después de que la pandemia del coronavirus de haya extinguido les diré que gran parte de este nuevo estilo de vida llegó para quedarse. Muchos de nosotros, ya no llevaremos a la familia a pasar un tiempo encerrados un lugar con juegos de diversiones para niños cuando podemos llevar a nuestros hijos a hacer castillos de arena en la playa o jugar beisbol en un parque. Otros dejarán de llevar a sus hijos al foco de infección permanente que significa un supermercado o una plaza comercial, haya coronavirus o no. Estamos aprendiendo que un trabajo seguro no es siempre seguro, que tenemos que diversificar nuestra fuente de ingresos, que de peso en peso se construye un ahorro considerable, que vale la pena tener un seguro de gastos médicos en lugar de pagar la letra de un auto que no necesitamos, que lo esencial es mas estrecho de lo que pensábamos y que las cosas que realmente valen la pena no las disfrutamos por estar distraídos en asuntos sin contenido, estamos comprobando que podemos realizar mas trabajos de los que nos considerábamos capaces y que podemos trabajar en familia para beneficio de la familia.





La sociedad no será la misma después del coronavirus, en palabras de Arthur C. Clarke, en un tiempo demasiado pequeño para ser medido el universo giró y se volteó sobre sí mismo.





Hasta pronto.



Etiquetas:   Familia   ·   Sociedad   ·   México   ·   Coronavirus

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20669 publicaciones
5136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora