Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Donald Trump   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Sociedad   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libros   ·   Poesía   ·   Cultura   ·   Reseña



AMLO confirmó mis hipótesis *


Inicio > Política Internacional
05/04/2020


354 Visitas



En pleno inicio de la crisis por la pandemia del Coronavirus, un desparpajado peje se atrevió a decir que la “crisis le cae como anillo al dedo” a su proyecto político. Su falta de respeto y desconexión con el sufrimiento y las angustias de los Mexicanos es brutal.


En muchas ocasiones sostuve que para López Obrador la gran prioridad, por no decir que la única, es su proyecto político personal. El miércoles pasado, haciendo alarde de cinismo, lo confirmó.

Pero no nos equivoquemos al distinguir cual es precisamente ese proyecto político personal, porque no se trata simplemente de sus obras faraónicas, o de las dádivas cientelares, de simplemente ganar las elecciones para las diputaciones federales en 2021, ese razonamiento, aunque correcto, resultaría parcial y superficial, ya que todos los señalados anteriormente son solo simples medios para que el pueda alcanzar su meta final: el Poder sin límites, en todas sus formas.

Tampoco se trata de fines ideológicos, o de militancia socialista, o de su confusa y paradógica 4a. Transformación. Sus raíces fueron priistas, en gran medida fue hechura de Salinas a través de Camacho, Peña y otros más que lo hicieron crecer y le respetaron la vida, como no ocurrió con muchos otros que fueron eliminados en el camino.

Lo del “bienestar” o de la “prosperidad de los pobres” es solo una triste fábula elucubrada para alimentar la fantasía y el rollo repetitivo de los “amlovers”, una pésima copia del “Pronasol de los pobres” de Salinas de Gortari.

Para su proyecto político, que es personal, AMLO necesita votantes clientelares, dinero a manos llenas que pueda usar discrecionalmente, poder para reprimir y castigar: directa o indirectamente a través de sus “grandes amigos” que nos acaba de mostrar en toda su crudeza, y la capacidad para censurar la opinión pública en las Redes Sociales, ya se atrevieron a intimidar a los directivos de @TwitterLatAm y se siente muy a gusto con Facebook ¿a que costo?. A los grandes medios tradicionales los controla a través de los personajes que incrustó desde el inicio en su gabinete. Ver: proceso

Pero el punto es lo que él quiere, su verdadero proyecto político personal: reelegirse cuantas veces quiera, ahora que cree tener a Donald J. Trump comiendo de sus manos porque le dió el muro humano con la Guardia Nacional en la Frontera Sur, la confianza de un aliado en vísperas de elecciones en EU fuera de las tentaciones “Demócratas” y jugosos contratos para un cabildero estratégicamente colocado. Eso es lo que cree López Obrador que lo hace todopoderoso, omnipotente.

Por eso sus burlas y expresiones tan cínicas, indignantes para la inmensa mayoría de los Mexicanos; pero tienen lugar porque ya se dió cuenta que el Pueblo le perdió la confianza, en las Redes Sociales su aceptación siempre está por debajo del 18%, y las marchas y el Paro de las Mujeres dañaron profundamente su ego; pero eso a el ya no le importa, cree tener el control de los medios electorales y de propaganda política para, llegado el caso, desarrollar e invocar un “fraude patriótico”, como sus “consultas a modo”.

Él va sobre “lo suyo”, derecho y no se quita, ya nos lo ha repetido en varias ocasiones: no va a cambiar ni a corregir el rumbo y subsanar errores: “el que manda, manda, y si se equivoca, vuelve a mandar”, como un Rey.

El punto es que se ha quedado prácticamente solo: fuera de las cúpulas militares, sus socios en los contratos de obras públicas, sus achichincles en el gobierno, y de Trump, no tiene a nadie.

Ya circula una carta de los militares, no de las cúpulas, marcándole el alto; un desplegado exigiendo su dimisión, muchas encuestas sobre su renuncia, TT en las Redes Sociales, exigencias de todos los sectores para que rectifique. Pero él se esfuerza por parecer impávido.

Pero tampoco tiene ideas, ni proyecto de futuro, ni opciones, está a la deriva, con la Inseguridad Pública desbordada, la Economía Nacional en ruinas y con los peores pronósticos en contra; la corrupción como en los peores tiempos, con la Pandemia encima que amenaza con reventar la gobernabilidad, y esperando que algún golpe de suerte lo rescate.

Hasta hace pocos meses parecía invulnerable, y ahora hace alarde que hasta el COVID-19 lo respeta “tengan para que se entretengan”, pero está acorralado, a la defensiva y con todo en contra. 

El tiempo nos dirá las consecuencias de tan absurdas pretensiones.

Mientras tanto, el Peje confirmó otra vez mis hipótesis, y lo digo con tristeza, porque preferiría haberme equivocado.





Twitter y Facebook: @adiazpi

* Gráfica: Web, Twitter.



Etiquetas:   México   ·   Andrés Manuel López Obrador

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21518 publicaciones
5228 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora