Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Salud   ·   Fake News   ·   Crisis Económica   ·   Posverdad   ·   Economía   ·   Humanidad   ·   Pandemia   ·   Sociedad   ·   Colombia



¿Cómo informar en los medios casos de violencia sexual?


Inicio > Derecho
26/03/2020

49 Visitas



La idea que tenemos de la realidad depende mucho de la forma en que las noticias, las opiniones, los reportajes, los documentales o simplemente los contenidos de entretenimiento nos cuentan las cosas.


Nuestra visión de la vida depende de lo que vemos, escuchamos y leemos en los medios de comunicación. Hay que saber aplicar en ese ámbito cuestiones básicas de los códigos deontológicos profesionales; el respeto a la dignidad e intimidad de las víctimas, no justificación del delito ni justificación del delincuente.

“Todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante la coacción por otra persona, independientemente de la relación de ésta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”. (OMS, 2013).

La violencia sexual puede ser física o psicológica. Puede ser perpetrada contra hombres, mujeres o niños de cualquier edad. Esto incluye la violación y es una de las experiencias más traumáticas que cualquier ser humano puede experimentar.

Hablar este tema eleva los niveles de estrés. Al contar la historia, los supervivientes incluso pueden volver a experimentar algunas de las mismas emociones que sintieron en el momento de ser atacado/a.

Infórmese sobre las causas y los posibles efectos de la violencia sexual. Investigue las condiciones y circunstancias locales. Pero una vez que ha hecho su investigación, déjela afuera. No importa qué tanto sabe usted del tema, nunca se puede predecir cómo un individuo en particular experimentó los acontecimientos que le ocurrieron y como puede reaccionar al momento de recordarlos.

Use las palabras correctas. La violación o el asalto no es el “sexo”. El abuso no es un amorío. La violación o el asalto sexual no es de ninguna manera asociado con la actividad sexual normal. A muchas personas que han sufrido la violencia sexual no les gusta ser descritas como una “víctima”, a menos que usen esa palabra ellas mismas. Muchas personas prefieren la palabra “sobreviviente”.

Respete el derecho de los entrevistados a decir que no. Nadie debe ser forzado a hablar en detalle sobre un evento tan traumático como la violación. No todo el mundo se encuentra en el lugar adecuado para hablar de eso.

En la mayoría de los casos cuando la víctima es una mujer, se sentirá más cómoda al ser entrevistada por otra mujer. Si eso no es posible, una compañera de trabajo debe estar al lado del entrevistador, aun si sea muy sensible.

Sea claro/a y realista. No fuerce, engatuse, ofrezca la remuneración, o sugiera que una entrevista con usted le traerá más ayuda a la víctima y/o la intervención militar en el conflicto.

Pregúntese si el acto de acercarse a la víctima arriesgaría la seguridad y privacidad de la víctima.

Identifíquese con claridad y nunca finja no ser periodista. Al explicar el tipo de historia que usted está planeando escribir, les ayudará a construir la confianza, y el resultado será un mejor reportaje.

Si usted habla a través de un traductor, infórmelo antes de los fundamentos que se describen aquí.

Dígale antes a su entrevistado/a qué tanto tiempo se necesita para la entrevista. Cortar sin previo aviso a una víctima, mientras que está describiendo una experiencia traumática, puede causar un daño profundo.

El secreto para una buena entrevista es escuchar activamente sin juzgar. Suena sencillo, pero es una habilidad que requiere mucho tiempo y esfuerzo a desarrollar.

No subestime los detalles que son traumáticos, ponga atención atención en lo que se dice.

La violencia sexual se asocia con alto niveles de culpa y vergüenza. Por esta razón, evite cualquier término que pudiera echar la culpa a la víctima.

No se sorprenda si las historias de la víctima sólo tienen sentido parcial. Con frecuencia los sobrevivientes de la violencia sexual ‘se apagan’ emocionalmente, sus memorias se hacen fragmentarias y, en algunos casos, incluso pueden bloquear la memoria de un evento por completo.

Nunca diga, “Sé cómo se siente usted”. Usted no sabe. En lugar de eso, se podría decir, “Aprecio lo difícil que es para usted”.

Asegúrese de llevar la conversación de nuevo al momento presente, a una conversación segura y cómoda para el entrevistado/a.

Esté disponible para el contacto después de que su informe ha sido publicado o transmitido. Si usted le dice que le va a mandar una copia o una grabación de lo que ha escrito o difundido, cumpla con su palabra.

Cuando describe un asalto, trate de encontrar un equilibrio al momento de decidir la cantidad de detalles gráficos que desea incluir.

Anticipe el impacto de la publicación. Los periodistas tienen la responsabilidad de hacer todo lo posible para evitar la exposición del entrevistado/a más abuso, o el menoscabo de su prestigio en la comunidad.

Deje que los sobrevivientes lean partes de su historia antes de su publicación, ya que puede disminuir el impacto de la exposición pública y ayudar a detectar los errores en la historia.

Después de leer la historia y ver la evidencia de sus intenciones, puede que decidan compartir más de su historia con usted.

Vuelva a comprobar si corre el riesgo de poner en peligro el anonimato de sus fuentes de información. En la edición final, no deje pistas que podrían identificar a la persona, detalles como carrera, edad y lugar sirven como piezas del rompecabezas, y puedan permitir la identificación de la víctima. No muestre la cara y la ropa de la víctima en las fotografías y en la filmación.

El reportaje sobre la violencia sexual exige un cuidado especial y una sensibilidad de mayor ética. Se requiere habilidades especializadas de entrevistar, una comprensión de la ley, y una concientización básica sobre el impacto psicológico del trauma.



En ERP Lawyers contamos con un equipo de profesionales dispuestos a brindarles la asesoría y el apoyo requerido para estos casos. Nuestros abogados le guiarán durante todo el proceso. Contáctenos hoy mismo para recibir una asesoría ética y responsable.aquí tu artículo

Etiquetas:   Derechos Humanos   ·   Derecho   ·   Ley de Medios

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19508 publicaciones
4880 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora