Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Salud   ·   Fake News   ·   Crisis Económica   ·   Posverdad   ·   Economía   ·   Humanidad   ·   Pandemia   ·   Sociedad   ·   Colombia



De un terreno baldío a un huerto ecológico


Inicio > Agronomía
25/03/2020


72 Visitas






Tenemos una buena noticia para todos aquellos que tienen la suerte de tener un terreno en propiedad y, por uno u otro motivo, lo tienen parado, sin darle ninguna productividad.

Para los que poseen una parcela, en la mayoría de las ocasiones, por una herencia familiar, pueden cultivar, y nunca mejor dicho, una actividad muy gratificante y saludable y, que no es otra, que la de convertir un terreno baldío en un pequeño huerto para plantar productos de la tierra tratados con abono orgánico ecológico.

Una afición gratificante porque es una experiencia muy satisfactoria la de plantar semillas, cuidarlas y, a cambio, obtener tomates, pimientos, lechugas, patatas... alimentos que nosotros mismos hemos cultivado y que, en lugar de ser un trabajo, es todo lo contrario, una forma de utilizar el tiempo en una experiencia entretenida y fructífera. Alimentos de la tierra a la mesa, con todo su sabor y muy saludables, ya que han sido abonados con fertilizantes ecológicos, libres de toda sustancia química. Salud para nosotros y salud para un medio ambiente cada vez más castigado.

Se trata de una actividad de ocio que nos mantendrá activos; acudir al terreno para comprobar que todo está bien, observar que las semillas empiezan a regalarnos pequeños brotes que asoman al exterior, quitar las malas hierbas, echar abono y fertilizante ecológico, regar la tierra, ver como van creciendo las plantas, quitar las hojas secas, y como colofón, recoger los frutos que con tanto cariño hemos hecho posible que así fuera...

Pensar que de un terreno triste y sin vida, ahora tenemos un huerto lleno de color y de vida, es una experiencia para la que bien merece la pena ponerse en marcha.

Para comenzar, podemos consultar sobre los productos de cultivo más sencillos; ya con la práctica y los buenos resultados, nos atreveremos, más adelante, con otros más complicados; busquemos como se hace la siembra, cada cuanto hay que regar... y cuando ya lo tengamos claro, pasaremos a comprar las semillas, comprar el abono ecológico, el fertilizante... además, lo bueno es que estas compras las podemos hacer en tiendas online y el procedimiento es muy sencillo, seleccionamos los productos, los añadimos a la cesta y los recibimos en la dirección que indiquemos.

Después de esto, ya solo nos queda ir con todo lo necesario a nuestra parcela y comenzar el trabajo. 

Y puedo decir que, el primer día que recojamos los frutos y los llevemos a la mesa, va a ser un día que nunca olvidaremos.





Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19508 publicaciones
4880 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora