Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Empresas   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   México   ·   Economía   ·   Libros   ·   Lectura   ·   Sociedad   ·   Poesía



Guadalupe Trigo


Inicio > Cultura
19/03/2020


270 Visitas




“El morral, la yunta, . . . memoria difunta.”

 

Dejó su Ciudad llena de ilusiones,

partió en la chinampa con fe, con canciones,

de un lago escondido pa’ ver a Valerio,

su milpa, Rosita, cortejo . . . misterio.

 

Se fue acompañando al niño dormido,

desatar de trenzas, la tarde, suspiro,

olvidó a “chatita” por novia Catrina,

cumplió su promesa no pisar cantina,

 

Desde su trinchera digno, encumbrado,

florecita noche, sueño acumulado,

la niña del verso, secretos de octubre,

María Madrugada entuertos descubre.

 

¿Qué pasará con su “re” renacido?,

nota, . . . pauta, . . . música, . . . sonido,

camino de velas encantamiento,

reflexión, reencuentro, resurgimiento.

 

Rebozo, Cenzontle mudo por ausencia,

encontró su nido en nubes querencia,

supo de los negros, de pobres mestizos,

le dolió el encuentro de seres sumisos.

 

Plaza Coyoacanera, recuerdos al viento,

poetisa Sor Juana, canto, rezo . . . lento,

pues la muerte llega rondando esqueletos

de huesos quebrados, de penas repletos.

 

Pajarero de la luna que se marcha,

te espero Viola mi vida, mi escarcha,

nuestras almas son gemelas, de leyendas

de Cortés, de la Malinche, de prebendas.

  

Ahí, en “La Conchita”, en el kiosco su mirada

apasionada, la conciencia trastornada,

no más por ser mi amor, mi cómplice y todo,

linda serpentina que se abre a su modo.

 

Voló hasta el final del quinto verano,

de los pobres hombres mañana temprano,

de colores ocultos, triste realidad,

barrotes sin suerte, rejas sin piedad.

 

¿Se aprisionaron sus cantos con ruegos?,

en viejos campanarios cilindros ciegos,

así, en “el olvido, te lo juro corazón”,

dijo Guadalupe Trigo con su canción.

 

Carceleras sombras de los ahuehuetes,

gobiernos podridos, pobres alcahuetes,

te necesito latinoamericano

por la dichosa senda del mexicano.

 

Ya que te quiero, te extraño cotidiano,

sin mala jornada sos mi meridiano;

engañando vista, girando su anhelo,

el fiel rehilete se nos fue pa’ l cielo.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

México, Distrito Federal (la Ciudad de Guadalupe Trigo), a 31 de enero del 2015.

Dedicado a la Gran Diva y Señora de la canción, Doña Viola Trigo

Reg. SEP Indautor No. 03-2016-070109301200-14





Etiquetas:   Música   ·   Poesía   ·   Músicos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22519 publicaciones
5325 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora