Paricutín

“¡Ay, Señor de los Milagros, . . . soy uno de tus milagros!”

 

. . . soy uno de tus milagros!”
 

 

Se nos tiznaron las milpas,

se reventaron las tripas

de la tierra incandescente,

Volcán, coloso inmanente.

 

De natura fue el encono,

fragor de pirekua, tono,

nació un cono muy humeante

¡P’urhépecha, rey vibrante!

 

No hubo pena, ni castigo,

déjenme, les cuento y digo:

Tata Dionisio Pulido

te lo juro, yo no olvido.

 

Que tú asististe a mi parto,

de la mente no te aparto,

¡si temblaste junto a mí,

si viste como surgí!

 

Con mis fumarolas prietas,

huaraches pisaron grietas,

sobre un anafre . . . se sufre,

percibiste olor a azufre.

 

Espanté tus sentimientos,

¿recuerdas mil novecientos?,

año del cuarenta y tres,

del mundo fui el interés.

 

Convoqué a muchos famosos

fotógrafos y curiosos,

vulcanólogos, pintores,

poetas de mis amores.

 

De Angahuan, hijo adoptivo

grandioso, superlativo,

michoacano por derecho,

Meseta, mi dulce lecho.

 

En geología soy hazaña,

magma, piedra de obsidiana,

mineral, vapor ardiente,

un fantasma gris latente.

 

He suavizado el carácter,

exhalo por ancho cráter,

sigo activo, visitado,

mi lava no se ha acabado.

 

Soy turismo, panorama,

de económica derrama,

nunca quedaré a la zaga,

soy cirio que no se apaga.

 

San Juan Viejo iluminado,

¡milagroso Dios amado!,

enterrado oficias misas,

a ti brindo mis cenizas.

 

Por joven, sigo creciendo,

Nana Cueráperi entiendo,

¡soy tu entraña, soy tu herencia,

corazón, fuego, . . . tu esencia!

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda        

México, D. F., 20 de febrero del 2013                                                 

Dedicado a Don Guadalupe Trigo (QEPD)

Reg. SEP Indautor No. 03-2013-051712171201-14

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales