Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Alimentos   ·   Coronavirus   ·   Pandemia   ·   Poesía   ·   Paz Social   ·   Alimentación   ·   Estados Unidos



Reseña "El mundo más o menos" de Jean Rouaud


Inicio > Literatura
18/02/2020


226 Visitas



La lectura de la novela El mundo más o menos, de Jean Rouaud, surge como suelen surgir la mayoría de las lecturas que no han sido recomendadas o cuyo autor no conoces: por la sinopsis. En este caso en particular, el disparador de mi curiosidad es la palabra antihéroe que define al protagonista. La releo y la deletreo varias veces. Nueve letras que suponen una botella de oxígeno para subsistir mejor entre tanto estereotipo impuesto y que, inevitablemente, aún sin conocer la historia de este joven miope, que no es otro que el propio escritor, ya me genera cierta empatía.


La niñez de Jean Rouaud estuvo lejos de ser una de esas infancias idílicas y felices. El hostigamiento desmedido de los educadores escolares, todavía bastante común en la segunda mitad del siglo XX, y la ausencia temprana del padre lo someten a un aislamiento que su corta visión acentúa. No ve sin gafas, apenas una nebulosa. Sin embargo, la pantalla borrosa que se antepone a su mirada no le exime de tener una perspicacia y una claridad mental que encuentran su refugio en la ironía.

El joven no consigue encajar en el mundo que lo rodea. Su tibio temperamento y su incapacidad para sumarse a la normalidad establecida lo mantienen relegado en un espacio en el que tampoco se siente cómodo. Y es desde esa incomodidad, que tutela su baja autoestima, que relata la primera etapa de su vida. Las peripecias estudiantiles, la muerte de su padre y las secuelas del primer amor van trazando un porvenir del que se siente ajeno.

Relata y al mismo tiempo se recrimina. Hace uso de la primera persona para contar, y de la segunda para atacarse por su propia debilidad. La capacidad de reproducir con humor las emociones y los pensamientos de los que se vale para flagelarse y boicotearse, un ataque para el que no establece ningún tipo de defensa, propicia una media sonrisa a medida que se avanza en la lectura. Un ingenio que, sin embargo, no disimula la herida.

Y ese es el punto álgido de esta novela. Porque no es lo que cuenta, sino cómo lo cuenta. Su destreza narrativa, su descripción minuciosa y divertida, y ese juego de espejos que usa para retratar la sociedad y la condición humana no hacen más que confirmar que es en la aceptación sin peros, la propia y la de los otros, donde difícilmente pueden fraguar el aislamiento, la soledad y melancolía.

Jean Rouaud era un completo desconocido hasta la publicación de su primera novela Los campos del honor (1990) que le valió el Premio Goncourt el mismo año. Una novela que al igual que Hombres ilustres (1996), El mundo más o menos (1996) y Kiosque (2019) ahondan en el relato autobiográfico.





Etiquetas:   Escritores   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Lectura   ·   Novela   ·   Lectores

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20108 publicaciones
5033 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora