Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libertad de Expresión   ·   Internet   ·   Censura   ·   Coronavirus   ·   Dirección de Empresas   ·   Política   ·   Ética   ·   Programa de Gobierno



Colombia: año nuevo ¿Escandalos nuevos?


Inicio > Política Nacional
24/01/2020


353 Visitas



En materia de política, nuestro país no ha avanzado casi nada, para ello sólo se debe remitir a las noticias del final del 2019 y las del inicio del 2020 con la idea de compararlas con las del 2008. Podremos observas que estamos devuelta a los 2000´s




COLOMBIA: AÑO NUEVO ¿ESCÁNDALOS NUEVOS?

 

Como cualquier país del mundo, Colombia posee escándalos políticos y a diario, de hecho, ya no le sorprende a nadie que desfalquen, asesinen o nombren políticos de índole dudosa en altos puestos públicos, y que con los procesos y pruebas establecidos para demostrar la culpabilidad, los sinvergüenzas continúan en el cargo; como la respetada Ministra de Educación, María Victoria Angulo (desde el 2018) quien en el 2016 y en calidad de secretaria de educación, contrató a la empresa COOSEHEROICA (empresa con sede principal en Cartagena) por más de 9.000 millones de pesos para la el Plan de Alimentación Escolar (PAE), dicha empresa no pagó impuestos de la suma adquirida y como si fuera poco, facturó cifras sobredimensionadas como que cada pechuga de pollo comprada valió 40.000 pesos. Lo más ridículo del asunto, es que la empresa tiene escándalos similares en la secretaría de educación de Bolívar y Bucaramanga. Al final, María Victoria Angulo, cuya firma debe estar en todos los documentos relacionados a contrataciones o subcontrataciones que dieron sus servicios a la Secretaría de Educación del Distrito en ese entonces (pues está dentro de sus funciones como funcionaria pública), no fue sancionada, sino, premiada como Ministra de Educación del país. En este caso uno lanza la pregunta tipo Álvaro Uribe ¿Qué supone uno?

 

Pero, esta columna de opinión no tiene la finalidad de “darle palo” a algún funcionario en específico. La verdadera intención es simple, responder este interrogante: ¿En qué año estamos viviendo? Una pregunta valida, porque no puedo ser el único que llegue sentir, que en pleno inicio del 2020, en vez de avanzar, estamos yendo en reversa en materia política. Resulta que haciendo un análisis breve de los hechos que han pasado en los escasos días de enero (23 de enero, fecha de escribir esta humilde opinión), pues esto ya había pasado antes y parece una historia de novela mexicana; fácil de predecir el final, monótona, aburrida, pero aun así los espectadores esperan algo diferente.

 

Hagamos una comparación de hechos, para saber realmente en que año está nuestra política criolla hoy en día. Situémonos en el año 2008, el año en que la olla podrida se empieza a destapar;  Se hace público las el escándalo de las chuzada o cuzaDAS, en el cual el gobierno de turno (Álvaro Uribe) interceptó de manera ilegal a magistrados de altas cortes, el director de la revista Semana, políticos de oposición, líderes sociales y miembros de Derechos Humanos. Es menester recalcar que el “extinto” DAS era solamente manejado por la presidencia, entonces ¿Qué supone uno?

En el 2008 se hizo público también los Falsos positivos, que si bien son un episodio muy doloroso para quienes lo padecieron, no se iba acabar en ese año. Jóvenes del abandonado municipio de Soacha fueron embaucados con falsas esperanzas de trabajo y resultaron muertos, y camuflados como guerrilleros en Ocaña, Norte de Santander. Militares destituidos atribuían que la recompensa era de 10.000.000 por los 19 jóvenes asesinados (cada joven valió 526.316 pesos colombianos).

En este año nuevo 2020, en el municipio de Tibu se volvió a aparecer una sombra que se creía extinta, unos hombres con pasamontañas y lista de nombres en mano para ejecutar sistemáticamente como en el 2008 o 2002 (Operación orión). Por otro lado, las chuzadas volvieron en los primeros días del año y chuzando a los mismos objetivos del 2008, pero ahora se mezcla con la operación silencio, la cual consiste en hacer callar militares ya sea con dinero o muerto, para que estos no hablen en la JEP sobre falsos positivos anteriores o recientes y mucho menos hablen sobre chuzadas más recientes a políticos y periodistas.

Entonces, ¿Feliz 2020, 2008 o 2002?







Etiquetas:   Política   ·   Políticas Públicas   ·   Paramilitarismo   ·   Espionaje   ·   Colombia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21056 publicaciones
5181 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora