Las clínicas de rehabilitación de drogas y sus beneficios



 

.narcononlm.com/" target="_blank" data-mce-href="https://www.narcononlm.com/">dejar las drogas, es el momento de que dé comienzo su largo, exhaustivo y complicado tratamiento psicológico. Ese tratamiento es complejo y largo por muchos motivos, pero el fundamental es que, por norma general, el adicto debe tratar un mínimo de dos trastornos: el trastorno de adicción propiamente dicho, y el trastorno psicológico que lo ha conducido a engancharse al alcohol, a la heroína o a lo que sea, y que puede ser un trastorno de ansiedad, una depresión mayor, etc. Depende de cada caso.

Lo que parece evidente es que una persona adicta que realmente quiere dejar las drogas tiene que pasar, sí o sí, por clínicas de rehabilitación de drogas. No es una decisión sencilla y puede suponer un mazazo emocional al principio, ya que ingresar en un centro o clínica supone paralizar toda una vida. No obstante, se trata de una vida que en realidad ya estaba paralizada por el trastorno de adicción, de modo que el ingreso es, sin lugar a dudas, el primer paso hacia la rehabilitación y también el primero hacia el fin del estancamiento, es decir, ese abismo en el que cualquier adicto se sumerge y que solo puede ir a peor.

¿Qué beneficios trae consigo una clínica de rehabilitación o un centro de desintoxicación de alcohólicos? Para empezar, el aislamiento de todas aquellas señales nocivas que pueden llevar a un adicto a recaer, ya que las clínicas están constituidas como entornos seguros y sanos en los que el adicto solo dispone de comida sana y de un ambiente completamente alejado de la sustancia adictiva. Por otro lado, en los centros en cuestión se llevan a cabo terapias grupales, por lo tanto el adicto tiene la posibilidad de relacionarse con otras personas en su misma situación, o al menos similar.

Esto puede animarlo, hacerle saber que no está solo o sola, y conducir a la persona adicta a tomar conciencia de su situación viéndose reflejada en otras personas. En resumen, las clínicas son el mejor recurso del adicto en su camino hacia la rehabilitación.

 



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Las clínicas de rehabilitación de drogas y sus beneficios


 

una persona adicta manifiesta la firme intención de dejar las drogas, es el momento de que dé comienzo su largo, exhaustivo y complicado tratamiento psicológico. Ese tratamiento es complejo y largo por muchos motivos, pero el fundamental es que, por norma general, el adicto debe tratar un mínimo de dos trastornos: el trastorno de adicción propiamente dicho, y el trastorno psicológico que lo ha conducido a engancharse al alcohol, a la heroína o a lo que sea, y que puede ser un trastorno de ansiedad, una depresión mayor, etc. Depende de cada caso.

Lo que parece evidente es que una persona adicta que realmente quiere dejar las drogas tiene que pasar, sí o sí, por clínicas de rehabilitación de drogas. No es una decisión sencilla y puede suponer un mazazo emocional al principio, ya que ingresar en un centro o clínica supone paralizar toda una vida. No obstante, se trata de una vida que en realidad ya estaba paralizada por el trastorno de adicción, de modo que el ingreso es, sin lugar a dudas, el primer paso hacia la rehabilitación y también el primero hacia el fin del estancamiento, es decir, ese abismo en el que cualquier adicto se sumerge y que solo puede ir a peor.

¿Qué beneficios trae consigo una clínica de rehabilitación o un centro de desintoxicación de alcohólicos? Para empezar, el aislamiento de todas aquellas señales nocivas que pueden llevar a un adicto a recaer, ya que las clínicas están constituidas como entornos seguros y sanos en los que el adicto solo dispone de comida sana y de un ambiente completamente alejado de la sustancia adictiva. Por otro lado, en los centros en cuestión se llevan a cabo terapias grupales, por lo tanto el adicto tiene la posibilidad de relacionarse con otras personas en su misma situación, o al menos similar.

Esto puede animarlo, hacerle saber que no está solo o sola, y conducir a la persona adicta a tomar conciencia de su situación viéndose reflejada en otras personas. En resumen, las clínicas son el mejor recurso del adicto en su camino hacia la rehabilitación.

 




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE