Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Vacunas   ·   Coronavirus   ·   Estados Unidos   ·   Internet   ·   Colombia   ·   Delincuencia   ·   Crisis Económica   ·   Bitcoin



Feminismo, la otra cara de la moneda


Inicio > Cultura
11/12/2019

278 Visitas



Bien por ustedes feministas, tras la pinta de monumentos, la destrucción de bienes, las agresiones verbales a las mujeres policía y las agresiones físicas a su virtual enemigo "el hombre" durante la pasada marcha en la ciudad de México, decidieron llevar su activismo a un nuevo nivel con la quema de libros de contenido homofóbico -claramente estamos hablando de feminismo, no de ecología- y bien, sin intención alguna de menospreciar sus protestas y legítimas demostraciones de hartazgo les pregunto... ¿y ahora qué sigue?, ¿cuál será su siguiente paso?




Y me atrevo a preguntar porque sería horrible que todo quedara ahí, en su nivel más primitivo, sería tristérrimo que nadie notara la importancia de evolucionar de un grupo de choque a algo más significativo, sería deprimente que se estancaran en las pintas y las llamaradas de petate en lugar de llevar su energía, su voz, su enjundia y su activismo al sitio que atinadamente le corresponde, es decir, ahora que ya llamaron la atención de los medios locales, nacionales e internacionales, es momento de organizarse y pasar al siguiente nivel, así, unidas bien valdría la pena saltar a la yugular de quienes exhiben o explotan la imagen de la mujer en anuncios y afiches comerciales y la convierten en un objeto, es decir que quizás ha llegado el momento de llevar esto a las grandes corporaciones, de conseguir por vía legal que el gobierno tome cartas en el asunto de la trata de blancas, quizás sea momento de seguir o secundar los pasos del doctor Mireles y diseñar desde la inteligencia propositiva programas de autodefensa femenina, quizás sea momento de entender que al margen de la autoridad no se logrará más de lo ya logrado, deben comenzar a trabajar en conjunto con el gobierno para conseguir un cambio real.



Quizás también valga la pena entender (y esto deben meterlo hasta el fondo de sus comprensiones) que no todos las queremos secuestrar, violar, torturar, prostituir y matar, que el pene no es lo que nos hace sus enemigos si no, la estrechez de entendimiento, vale la pena comprender que juntos, ustedes mujeres y nosotros hombres podríamos conseguir más en conjunto que enemistados y guerreando desde la comodidad de nuestras redes sociales.



Pasar del anarquismo y del auto-destructivismo a la desobediencia civil, a la educación y a la cultura (contracultura en este caso) sería sin duda un segundo paso igual o más inteligente y loable, que las pintas y las quemazones.

 

En otras palabras, sería grandioso que este nuevo movimiento pasara a la historia como merece, con resultados tangibles, con logros que no sólo beneficien a un grupo de actualidad sino también a generaciones futuras, sí, las queremos vivas pero también activas, actualmente las leyes están más de su lado que del nuestro, precisamente por eso se quemó el primer brasier en la historia de la humanidad, la lucha ahora debe tomar otro matiz, toca educar a las sociedades del mundo, sensibilizar a cuanto imbécil aún se atreve a verlas inferiores, toca comprender que hay diferencias innegables en lo tocante a la igualdad de género, toca comprender que ese urgente cambio que tanto han esgrimido y embanderado no se concretará por medio de un separatismo enfermizo o totalitario.

 

Por favor, no cometan –cometamos dijo el burro- el error de convertirse en aquello que tanto repudian, no se permitan caer en la trampa de ser ese gremio intolerante y necio que termina por desvirtuarse tras cada acción, tras cada intento de imposición de criterios y de ideas sin comprender exactamente por y para qué está alzando la voz, por favor recuerden que no todas las batallas se ganan a sangre y fuego.



Aquí andamos pues, queriéndolas libres y locas y vivas, aplaudiendo cada nuevo paso de su cruzada y esperando verlas resurgir, como el Fénix, de sus tristes y nunca merecidas cenizas.



Antonio Andrade

Poeta, Escritor y Periodista mexicano.



Etiquetas:   Educación   ·   Cultura   ·   Sociedad   ·   Feminismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20688 publicaciones
5139 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora