Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Poesía   ·   Chile   ·   Filosofía Social   ·   Novela   ·   Mercado



Esclavo


Inicio > Cultura
04/12/2019


64 Visitas



“Si existe Dios, . . . se ha olvidado, de este negro esclavizado.”


 

Nací negro, siendo esclavo,

cadena, grillete, clavo,

en plantación de tabaco,

el yugo, azotes, trabajo.

 

De sol a sol, inclemente,

despreciado por “la gente”,

fui herrado, cual animal,

por capataz, tal por cual.

 

Como se hace con las reses,

me compraron varias veces,

mal comido, muy sediento,

se los juro, yo no miento.

 

Hacinado, en las galeras,

¿de una vida así, qué esperas?,

inmundicia, suciedad,

¡qué terrible realidad!

 

El canto, en noches de luna,

era toda mi fortuna,

estrellas fueron amparo

de un corazón desolado.

 

Con alma, que no “se arruga”,

intenté darme a la fuga,

corriendo, por los caminos,

en pos de nuevos destinos.

 

Al llamado de la selva,

temeroso, sin reserva,

anduve a salto de mata,

¡qué tragedia, tan ingrata!

 

Cazadores, despiadados

que, del diablo, son aliados,

me echaban a la jauría,

ya de noche, ya de día.

 

Huyendo, sin rumbo fijo,

descalzo, sin un cobijo,

buscando ese algo . . . anhelado,

mas, siempre fui capturado.

 

Probé látigo, en la espalda,

confinado en una jaula,

ni agua, ni pan, ni saliva,

así el mayoral castiga.

 

Enfermo, sin vitamina,

fui curado con quinina,

he padecido bastante,

mis fuerzas, no son las de antes.

 

El amo me despreciaba,

me escupía, me avergonzaba,

explotado, maltratado,

así me las he pasado.

 

No se escribir, ni leer,

solo he aprendido a perder,

conservo tristes recuerdos,

mis movimientos son lerdos.

 

Casi he perdido la fe,

de esperanzas, ¿yo qué sé?,

si existe Dios, se ha olvidado

de este negro esclavizado.

 

El amor, no lo conozco,

los cariños desconozco,

sangre carente de filia,

quisiera tener familia.

 

He sufrido hasta el delirio,

he pensado en el suicidio,

ausente de sentimientos,

imploro a los cuatro vientos.

 

¡Qué alguien me tenga piedad,

requiero mi libertad!,

garantía, la más deseada,

por la sociedad, . . . soñada.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 04 de mayo del 2016

Reg. SEP Indautor No. 03-2016-070109301200-14





Etiquetas:   Poesía   ·   Esclavitud

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18856 publicaciones
4745 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora