Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Muerte   ·   Periodismo   ·   Pandemia   ·   Cultura   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Lectores   ·   Contagios



Crisis Económicas para Principiantes: ¡Es Una Resaca!


Inicio > Economía
02/10/2011


1901 Visitas














































La Fantástica Fiesta: El Boom y la Resaca.









Imaginemos que es viernes a la noche y nos invitan a una fiesta que promete será inolvidable. Habrá todo tipo de alcoholes, bebidas energizartes, mujeres, etc. y además ¡gratis! Una vez allí, decidimos aprovechar nuestra suerte y arrasar con todo lo consumible, en especial el alcohol. Podemos ahora distinguir varias etapas de la futura borrachera que sentiremos:







  • Barra Libre: Recién llegados a las 11:00 pm comenzamos tomándonos cuatro “Margaritas” con tequila seguidos, así el efecto de esto será notable.


  • Boom: Inmediatamente comenzaremos a notar los efectos del alcohol en el organismo, nos sentiremos extasiados, capaces de cosas que nuestras inhibiciones en estado sobrio no permitirían. Experimentaremos un Boom: actividades que, en estado sobrio, difícilmente emprenderíamos, ahora parecen viables y realizables. Bailamos de forma descontrolada y errática, chistes que sobrios no nos causarían gracia alguna ahora bajo los efectos del alcohol parecen sorprendentemente ingeniosos aunque no lo son en realidad, creemos hablar correctamente pero realmente balbuceamos, esa chica que en estado de serenidad no nos parecía “tan linda” ahora con el cerebro afectado por la bebida se ve muy hermosa[1], demostramos mucho más afecto u enojo del normal al encontrarnos con alguien conocido o desconocido, etc. Estos “proyectos” (baile desenfrenado, malos chistes que parecen buenos, creer hablar correctamente, la chica que ahora parece linda, afecto exagerado, etc.) solo son posibles porque el cerebro experimenta una alteración que da la impresión de que se pueden llevar a cabo, pero esto no es sostenible en el tiempo. Llegan las 2:00 am y los efectos del alcohol comienzan a desaparecer, para dar lugar al proceso de curación del cuerpo. Ahora solo se puede dejar de consumir bebida y dejar trabajar al cuerpo o seguir tomando para contrarrestar el efecto. Supongamos que decidimos seguir con el Boom, es decir inyectar mas alcohol al organismo. Volvemos a la Barra Libre, pero ahora ¿La misma cantidad de alcohol será suficiente? No, deberemos tomar más de lo que tomamos anteriormente. La misma cantidad de bebida no tendrá los mismos efectos, para seguir con el periodo de “auge” debemos tomar más. Es cierto que podremos volver a revivir el realce inicial, pero también es cierto que solo será temporal nuevamente. Finalmente llegan las 4:00 am y nuevamente los efectos del “Margarita” comienzan a esfumarse, una vez más se abre la posibilidad de dejar de tomar o tratar de reavivar el Boom. Pero ¿Puede la borrachera durar para siempre? Absolutamente no, necesariamente el alcohol terminará superando la capacidad del hígado y envenenando nuestro cuerpo, con lo cual terminaremos en un coma alcohólico o muertos. Por lo tanto, llegados a este punto, optaremos por la segunda opción, el sano proceso de expulsión del alcohol fuera del organismo.


  • Crisis: El fin del Boom alcohólico se caracterizara por una Crisis: es el momento en que se pone de manifiesto que toda la exuberancia era artificial, inducida por el estimulante. El cuerpo comenzara el procedimiento de deshacerse del venenoso alcohol. Los síntomas son conocidos: principalmente vómito y un sueño profundo, de esa forma el cuerpo se asegura que no ingeriremos más veneno y podrá trabajar tranquilo (si estamos dormidos o vomitando no podemos ingerir alcohol). Andaremos caminando sin sentido, tambaleando, medio-dormidos y regurgitando, síntomas de una profunda crisis, hasta caer dormidos.


  • Resaca: A la Crisis le seguirá la detestada Resaca: el hígado procesa el alcohol ingerido, mientras se duerme y al despertar. Los efectos indeseados siguen, ahora caracterizados por dolor de cabeza, mucha sed, dolor muscular y debilidad, más vómito, mareos, etc. Es el precio a pagar por el Boom (borrachera) anterior, el necesario proceso de ajuste del cuerpo para deshacerse del veneno que provoco el comportamiento desenfrenado. La Resaca es inevitable, se puede tratar de llevar lo más suave posible, pero necesariamente habrá que pasar por ella.       
 

El Ciclo económico: El Boom y la Recesión.









Sorprendentemente la anécdota anterior es un ciclo económico. Lo único que se debe suponer es que el cuerpo de uno es un país entero. Los ciclos económicos se caracterizan por una Expansión del Crédito (Barra Libre), un Boom, una Crisis y luego una Depresión (Resaca). Veamos cómo se comparan los casos:





  • La Expansión Crediticia (Barra Libre): El Banco Central ordena expandir la cantidad de crédito a disposición de los empresarios. Para ello los bancos deben disminuir la tasa de interés y facilitar los requisitos de los créditos. Esto equivale a la Barra Libre de la fiesta, de repente nos encontramos con una cantidad enorme de alcohol (crédito) a nuestra disposición a un precio muy conveniente. El alcohol que nos tomamos equivale al crédito inyectado en la economía de un país.


  • Boom: la tasa de interés es uno de los precios (junto con los salarios y el precio de los bienes de capital como maquinas, edificios, etc.) que los empresario siempre tienen en cuenta para ver si se meten o no en un proyecto de inversión. Como ahora la tasa bajó, muchos proyectos que antes (a la tasa de interés más alta) no parecían rentables de repente lo son. Los empresarios se embarcan en esos proyectos, como son muchos los proyectos nuevos, la economía entra en fase de Boom, la actividad aumenta muchísimo. Muchas empresas nuevas surgen, produciendo bienes como casas, autos, etc. Suben los salarios porque los empresarios tienen más crédito y dinero a su disposición, con la cual pueden pagar más, y como la cantidad de trabajadores no ha aumentado, muchos empresarios pujan por ellos. Como los trabajadores tiene más dinero a sus disposición, lo gastaran y eso hará aumentar los precios de los bienes y servicios. ¡Todos están contentos! Los empresarios tienen más negocios, los trabajadores y sindicatos obtienen salarios más altos sin mucho esfuerzo, los que venden bienes y servicios ven que suben sus precios y ventas. De la misma manera que uno está contento durante la borrachera, pues todo parece posible: bailar hábilmente, reírnos de chistes malos, parece que hablamos razonablemente, todas las chicas se ven más bellas, etc. Sin embargo acá tampoco “la alegría” puede durar para siempre. Los empresarios pronto se dan cuenta que los costos han subido (los salarios y precios de los bienes de capital son más altos), para poder sobrevivir y no entrar en pérdidas necesitaran más crédito (alcohol). Pero ahora ¿La misma cantidad de crédito (alcohol) anterior será suficiente? No, porque los precios y salarios han aumentado, asique deberá obtener una dosis más grande que la anterior de crédito. Si el Banco Central se los otorga, solo revivirá el Boom, con lo que volverán a aumentar precios de bienes de capital y salarios, y luego los precios de los bienes y servicios de consumo. Pero, como con la borrachera, este Boom no puede durar para siempre. Seguir otorgando créditos (inyectando alcohol al organismo) solo hará que suban más y más los salarios y los bienes de consumo, llegara el momento que la gente se dará cuenta que los precios subirán para siempre y comenzaran a comprar de manera desenfrenada. Lo que llevara necesariamente a una hiperinflación, el equivalente a un coma alcohólico. Así como la mayoría nos detenemos antes de que nos de un coma etílico, los Bancos Centrales, en general, saben que deben detener su marcha en algún momento. Entonces se detiene la inyección de crédito a las empresas, lo que equivale a dejar de consumir los “margaritas”.


  • Crisis: al cortar el crédito se pone de manifiesto que todas esas empresas nuevas que surgieron, porque el interés estaba bajo y porque otorgaban todo el crédito que se necesitara, no eran en realidad rentables, parecían serlo solo porque se inyectaba nuevo crédito, pero en realidad no lo eran. Ahora, como se cortó la canilla libre de crédito los empresarios están en dificultades: sus costos han aumentado (salarios y el precio de  los bienes de capital) pero no tienen más crédito necesario para seguir adelante, con lo cual irán desesperados al banco a pedir más de él, ofreciendo pagar, de ser necesario, una tasa de interés más alta aun, lo cual agravará el problema. Con costos y tasa de interés subiendo, la rentabilidad desaparece y comienza a haber pérdidas. Esta etapa revela cuales empresas deberán ser reestructuradas.


  • Recesión (Resaca): finalmente las pérdidas harán que muchas de las empresas “nuevas” (que surgieron solo porque el crédito parecía más barato) tengan que cerrar. Comienza la etapa de recesión: cierran empresas o disminuyen de tamaño las plantas, se despiden trabajadores, los empresarios venden sus inventarios a precios cada vez menores, los precios y ventas de los bienes y servicios bajan al no haber más demanda, a los bancos no se les devuelven muchos de sus préstamos, algunos quiebran y otros se vuelven muy renuentes a dar nuevos créditos por la mala situación, lo cual agrava la recesión, etc.  Al igual que con el borracho y la resaca, la recesión es el sano proceso que tiene el mercado de deshacerse de las empresas que no son necesarias desde el punto de vista de los consumidores. Las empresas (que nunca fueron rentables y por lo tanto no debían ser emprendidas) surgieron por culpa de una política del Banco Central, de engañar a los empresarios haciéndoles creer que había más capital del que en realidad existía. Al manipular un indicador clave (la tasa de interés) el Banco Central engaño de manera masiva a los empresarios haciéndolos montar empresas que no sobrevivirían a la cantidad real de capital que había. Hizo que los empresarios inviertan mal (malinviertan) en empresas que no daban ganancia, solo parecía que lo darían bajo los efectos alcoholizantes del crédito barato. Esas empresas que no pueden seguir porque los recursos necesarios para que se mantengan no existen (parecía que existían cuando se aumentaba el crédito) deben ahora cerrar. Acá también la Recesión es el inevitable precio a pagar por el Boom anterior. Es el sano proceso por el cual la economía (como el cuerpo) se deshace de las empresas que no le sirven y le hacen daño (es decir usan recursos para bienes que nadie quiere, usan mal los recursos). Al igual que la resaca, la Recesión es inevitable y también se puede llevar lo más suave posible (sin sindicatos que pidan salarios más altos de lo que el mercado determina, sin subsidios a las empresas que deben quebrar, sin precios mínimos, etc.), pero se deberá caer en ella.


Conclusión.









Esta historia revela que el principal causante de los ciclos económicos es el Banco Central. Al engañar a los empresarios haciéndoles creer que hay más recursos de los que en realidad existen (al aumentar el crédito y reducir el interés), los hace crear empresas que no deberían. Cuando les corta la manguera del crédito, se revela la realidad y se cae en la recesión, con todo el sufrimiento humano que ella trae.  El mercado es totalmente inocente de causar las actuales recesiones y ciclos. Es el Estado, a través del Banco Central, el único culpable del sufrimiento de millones de familias durante los años malos. Hay que recordar que el sistema de dinero y crédito esta manipulado y regulado por el Banco Central, de hecho si se ve un billete en la parte central y arriba, se verá quien es el encargado del dinero que se usa a diario por todos.

 

[1] Sin intención de ofender, hay que recordar que la belleza es completamente subjetiva.







Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Agustín García, Economía y Empresariales Muy buena analogía entre una noche de desenfreno entre mujeres y alcohol y un estado de desenfreno monetario y dinero "fácil". Las dos cosas a la larga te llevan a la ruina. El verdadero crédito(creo que ya lo he dicho antes)nace cuando una parte está dispuesta a colocar sus ahorros en el sistema financiero y cuando hay otra parte dispuesta a tomarlo para financiar algún proyecto productivo. La base de crecimiento son el ahorro, la inversión y la acumulación de capital, ya que todo ello conlleva la creación de puestos de trabajo y un incremento en lo producido, teniendo como contrapartida sueldos para los trabajadores y rentabilidad para los empresarios. Una economía consumista sin cultura del ahorro, está condenada al fracaso. Creo que se pueden nombrar algunos ejemplos...




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21921 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora