Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Filosofía   ·   Ética   ·   Constitución   ·   Chile   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad   ·   Biografía   ·   Cultura



Cómo abrir nuevas oficinas o franquicias con seguridad


Inicio > Empresas
27/11/2019


50 Visitas






El momento en el que una empresa consigue expandirse o franquiciarse es siempre positivo, pues significa que ha superado por fin la primera fase crítica del proyecto, la consolidación, y ahora puede dedicarse a pensar en el crecimiento. 

Por supuesto, durante la fase de crecimiento es importante no perder la perspectiva de cuál es el núcleo empresarial. Es decir, debemos seguir trabajando para que la primera oficina, la fundacional, siga siendo la base de operaciones principal de la empresa. Si no, corremos el riesgo de dispersarnos y debilitar el resto de eslabones.

Esta metáfora, la de los eslabones que parten de una fuente matriz, nos sirve para entender cuál es la estrategia a seguir tanto para fortalecer la oficina principal como para abrir franquicias emergentes que con el tiempo se hagan igual de fuertes, creando así una red de núcleos que aportará beneficios para la empresa desde diferentes mercados y zonas geográficas. 

Nos servirá, en definitiva, para andar sobre seguro si invertimos el dinero de los beneficios de la empresa o préstamos personales online rápidos en la o las oficinas secundarias.

Otra metáfora, tal vez más clara, es la del planeta y sus satélites. En efecto, las nuevas franquicias serán satélites que girarán en torno al planeta madre, y eso quiere decir que deben imitarlo en todo. 

El primer paso, por lo tanto, debe ser edificar la nueva oficina sobre la base estructural legada por la oficina principal, pues es, al fin y al cabo, la base de toda la empresa. Sin embargo, no podemos copiarlo todo palmo a palmo.

Seguramente tengamos que modificar y readaptar, en mayor o menor medida, la estrategia a seguir, puesto que si varían la zona y los clientes habituales, es inevitable que varíe todo lo demás, a pesar de que los clientes potenciales siguen siendo en esencia los mismos. 

Es decir, no podemos emplear préstamos rápidos en el desarrollo de las mismas campañas de publicidad que funcionaron con la oficina principal, es importante que las nuevas hagan referencia a lo nuevo. Solo es un ejemplo, pero debemos practicar este proceso de reflexión en cada paso.





Etiquetas:   Negocios   ·   Empresas   ·   Franquicia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18864 publicaciones
4747 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora