Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Filosofía   ·   Chile   ·   Constitución   ·   Medio Ambiente   ·   Poesía   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad   ·   Cultura   ·   Periodismo



El mundo repentista


Inicio > Cultura
21/11/2019


225 Visitas



Dependiendo del lugar en que estés o situación que te encuentres el Internet ha globalizado nuestros pensamientos a tal punto que, si tienes una idea, no es tuya pues ya otro la creó y de cómo la tenías concebida, otros se encargaron de hacerla de forma contraria y das por perdida esa idea, que para cuando viniste a pensarla ya era muy tarde.


En el vacío existencial de la idea, la inteligencia artificial nos estudia y sabe que nos encontramos en una etapa de aborto creativo y nos duele la pérdida de una idea que no llegó a ver la luz.

Luego del período de dolor y frustración que para la inteligencia artificial no es menos de la mitad de medio segundo, transmite a plataformas sociales el algoritmo de sentimiento de frustración y pérdida creativa o intelectual de un posible fracasado.

Que antes de hacerse la pregunta de si dar un próximo paso, ya la inteligencia artificial se prepara para darte la respuesta de ese pensamiento que no te ha llegado, pero cuando te muestra su contenido dices "pero, ¡esto es lo que yo estaba buscando!". Y creas una burbuja que no le permite a tu cerebro calcular que ese pensamiento fue inducido y no creado.

Aparecen frente a tus ojos una avalancha de información alentadora y optimista que no da espacio a dudar de que tienes ante ti lo que estabas esperando. Títulos tan impactantes y bien elaborados como si fuese realizado por el mejor motivador del mundo o la persona más exitosa del mundo: "Tú eres dueño de tu tiempo", "Piense y Hágase Rico", "Gane dinero desde la playa o cualquier parte del mundo", "Gana dinero pasivo", "5 ideas de negocio sin inversión", “10 formas de vivir del internet", "trabaja desde casa y sé tu propio jefe".  Y en tu mente se crea una expresión de ¡¡¡Wow!!!, tan grande que olvidas de repente todo principio real y es una expresión de éxtasis y libertad casi orgásmica. Tan instantáneo como llegó ese pensamiento comienzas a crearte imágenes de esa vida que quieres llevar, te pone tan alto que se vuelve una experiencia sensorial, sientes el cuero de los asientos y el olor a nuevo del carro que vas a comprar con tus resultados cuando inicies esa oportunidad que te muestran.

Entras tan adentro del titular principal y las caricias de la inteligencia artificial, se vuelven subtemas de lo que ya conoces que te cautivó. Viene una oleada de vídeos y artículos que complementan la supuesta epifanía que tuviste.  Ahora vienen motivadores, tutores, expertos y los no menos importantes y súper relevantes:  "Los casos de éxito".  Ejemplos que cuando te baje la nota te darás cuenta de los casos bien elaborados y tan ficticios como el Small World de Disneylandia, cuando lo viste de 8 años a cuando lo viste de 18.  Seguro, nunca habías visto tantos muñecos de plástico, alambres, ojos y caras pintadas como ese día de triste y la cruda realidad de esa total fantasía que te maravilló por años hasta ese día.

Pero bien, volviendo al tema y olvidando esa escena que es en realidad para niño, viene ésta que sí que sí es realidad, porque veo resultados de carajos que en menos de una hora que los conozco y no sé dónde viven, me inspiran confianza y me dan garantías, como ningún familiar me las ha brindado.

Creo y estoy convencido de su éxito y que me irá igual o mejor, pues la inteligencia artificial me lleva al punto de un sentido de propiedad y pertenencia que sé que esa idea es global, y me pertenece ya ese éxito. No es solo de él, es mío y me vuelvo un ser bondadoso a tal punto que quiero hasta compartirla. Sí, así mismo como lo lees, quiero compartirla.  Ya no soy ése que al principio se frustró y se molestó porque su idea no era de él y que otro la tomó y la mal usó.

Atención, ya la inteligencia artificial te atrapó sin darte cuenta, ya pasa a ser parte del algoritmo de un robot que se convertirá en el cáncer que destrozará tu voluntad propia y se robará cada gota de tu creatividad para hacer más real su inteligencia artificial.  Estás cautivado por todo lo nuevo que trae el tema, tienes hambre de conocimiento y el robot lo sabe y te dará arroz vacío pero tu hambre de éxito y deseos de ser alguien te hacen ver el plato lleno y variado con sabor a gloria único. El mundo se muestra ante tus ojos como en realidad lo quieres ver: sencillo, práctico, eficiente y con resultados rápidos e instantáneos.  Te dejas cautivar por personas como tú, que se ven con ropa normal y sencilla en el fondo, igual que tu casa, parques o patios más bellos, pero con un toque posible para que mantengas ese sentido de propiedad y te visualices de que ése puedes ser tú.

Bajo ningún concepto la inteligencia artificial te dejará caer de la nube en la que estás tú y nadie más que tú decidiste subir. Sin darte cuenta entras en la fase de motivación y pasa rápido a la de destrucción de criterios y valores donde te dirán que lo mejor de todo es que para todo esto no necesitas experiencia y que todo está en la nube.

Coño, ni pensar que hasta tú estás en la nube y no lo sabes, pero ahora no es ése el tema a tratar.  Pero mientras lees esto recuerda cuando en tu casa te decían, "este muchacho como que vive en las nubes" y las muchachas te decían "mira, bájate de esa nube", bárbaros, todos veían el futuro menos tú, por estar en la nube.  Y ahora todo está en la nube.

Bueno, seguimos... No te bajes todavía. En fin, todas las herramientas y conocimientos están en la nube. Todo lo que estudiaste, el tiempo y técnica que te dio tanto trabajo aprender y desarrollar en tu carrera vale nada porque una plataforma lo hace por ti. Justo ahí es cuando ese video toma mayor credibilidad y recibes otra avalancha de contenido relacionado al sistema que hará todo más fácil y más rápido, sin necesidad de experiencia. Otra etapa más ganada por la inteligencia artificial, ahora a desmoralizar y restar valor al esfuerzo y creatividad.

Toca ver las herramientas que voy a utilizar.  Cuando te presentan el arsenal que estará a tu disposición y de manera gratuita, sientes la guerra ganada de entrada, ya no tienes que crear; tienes miles de plantillas disponibles para ti, con todo lo que necesitas y le gusta a gente vacía como tú, perdón eso no va ahora.  Lo mejor es que esto lo podrás vender por encima del 50% de lo que te costó, o sea, nada, porque es gratis y por debajo de lo que en realidad vale hecho por un profesional, es decir 50% menos de lo que vale y con resultados similar o igual.

Ahí es cuando dices ¡¡¡WOW!!! Tan grande como el que pensaste cuando iniciaste y te dices el mundo es mío y lo voy a lograr.

Ya inicias un viaje a la doble moral y el irrespeto de lo técnico y laboral, pero tranquilo, que del repentismo se encargará la inteligencia artificial y lo disfrazará de tiempo y esfuerzo para tu propia convicción.

 

 



- Continuará...

Etiquetas:   Emprendimiento   ·   Internet   ·   Inteligencia Artificial   ·   Inteligencia Emocional

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Rocio Marte, Excelente exponencia!
No hay una realidad tan fuerte como esa:
“ Vacio existencial de las ideas.” Y “Estar en las nubes”
Hemos pasado de ser creadores a simples manipulados! Solo nos queda como dices, sentirnos agraciados por la oportunidad de compartir con otros lo que le sobra a la inteligencia artificial y esperar a que no quedemos relegados o eliminados!




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18864 publicaciones
4747 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora