Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Filosofía   ·   Ética   ·   Chile   ·   Constitución   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad   ·   Escritores   ·   Biografía



autoconocimiento


Inicio > Ciudadanía
21/11/2019

118 Visitas



¿Es realmente posible auto-conocernos?


La vida de cada ser humano está compuesta de diferentes etapas, la cuales aportan a nuestro crecimiento personal, y una de las etapas a las que se encuentran la mayoría de las personas es el momento en que decidimos dejar a un lado por un momento todo a nuestro alrededor para preguntarnos, ¿Quién soy realmente? En este punto podemos encontrarnos ante dos posibilidades, una que podría contribuir positivamente a nuestra vida, y otra que puede resultar algo caótica y cruel; en la primera es donde la persona empieza a tener un proceso de autoanálisis en el cuál se trata de encontrar falencias que se hayan venido presentando, o aspectos de la vida que debemos mejorar, y es un proceso de crecimiento que puede tener rápidos efectos positivos a la vida de las personas. En la segunda posibilidad nos encontramos con un punto que está casi al borde de lo que se llama comúnmente como “crisis existencial”, debido a que la pregunta planteada inicialmente se convierte más en una obsesiva sed de descubrir el propósito de muchas cosas en el mundo, incluido nuestro papel en algo tan grande como lo es el universo, muchas veces vivimos nuestras vidas, cumplimos con nuestras responsabilidades y nos preocupamos por las cosas que hacen parte de nuestro día a día, pero en algunos momentos nos detenemos a pensar en toda la serie de casualidades que ocurrieron para que el mundo que hoy conocemos se hubiera creado, y es imposible pensar en esto sin preguntarnos, ¿hay un propósito para todo esto? Y claramente este pensamiento es debido a que los seres humanos estamos acostumbrados a un tipo de pensamiento en el que todas las cosas son parte de algo, en que todo tiene un sentido y una razón de ser, pero asumiendo que hemos optado por entender que nuestra existencia si tiene un papel importante en el mundo, pasamos a la siguiente pregunta, ¿cuál es ese propósito? En este momento es posible tomar una posición crítica e intentar de alguna u otra manera intuir lo que sería la razón de estar aquí, ¿será que somos producto de muchas casualidades y somos la consecuencia de eso, o somos el conjunto de hechos que conllevará a algún fin en específico?

Esta pregunta nos abre a un mundo de posibilidades que va desde la imaginación, hasta la psicología y la filosofía, por lo tanto, es necesario saber que nos enfrentamos a un gigantesco cumulo de ideas, algunas ciertas, algunas fantasiosas, pero todas son producto de nuestra percepción, y de las experiencias que hayamos tenido ya que estas son las que determinan nuestra forma de ver el mundo que nos rodea. En este punto nos encontramos ante tres caminos los cuales las personas suelen usar para encontrar respuestas, la religión, la psicología, y la ciencia, esta última será la base de nuestro análisis, ya que son tres grandes grupos que han intentado dar respuesta a nuestras dudas, y en muchas ocasiones se han generado debates debido a las grandes diferencias que presenta cada uno de estos, por ejemplo las religiones aseguraron desde hace mucho tiempo que la creación del mundo fue obra de un ser supremo y presentó una idea de cómo había sido esta creación, implantando esta creencia en muchas personas alrededor del mundo asegurando que nuestro propósito en la tierra era intentar durante toda nuestra vida alcanzar un punto de similitud con Dios, creencia que poco a poco fue refutando la ciencia debido a los hallazgos y avances que han tenido lugar en los últimos siglos, y que pueden comprobar que tanto la creación del mundo como nuestro comportamiento a través del tiempo no apuntan a eso, y hay argumentos demasiado solidos sobre la creación del mundo y sobre nuestra evolución, pero la religión parece tener ventaja sobre algunos temas, y aseguran tener respuesta a muchas preguntas que la ciencia no puede comprobar o refutar, un claro ejemplo de estos es el ¿para qué estamos aquí? Todas las religiones tienen un sistema definido dentro del cual han explicado sin argumentos claros la razón de nuestra existencia, y defienden sus ideas con explicaciones de tipo inverso, es decir, “Esto es así porque está escrito desde hace mucho tiempo por alguien, y no hay pruebas que puedan dictar lo contrario” por lo que se podría considerar a la religión como una entidad que está basada en un campo pseudocientífico.

Según estudios científicos publicados en Science, y que dan lugar en Sudáfrica, la humanidad tiene alrededor de 350 mil años en la tierra, lo que nos lleva a pensar que el ser humano ha venido evolucionando todo este tiempo, generación tras generación, en donde hemos mejorado en muchos aspectos que nos han llevado a un mundo como en el que nos encontramos hoy en día, lo que nos llevaría a pensar, ¿es nuestro propósito mejorar como sociedad hasta llegar a un punto de “perfección”? es decir, ¿no hay nada más allá de lo que conocemos y de lo que podemos ver? A parte el ser humano siempre busca mejorar en todo lo que hace, por lo que podemos concluir que somos seres que por naturaleza buscamos la perfección, pero en la mayoría de los casos la perfección parece casi inalcanzable, teniendo esto en cuenta, ¿estamos todo el tiempo intentando conseguir algo que jamás tendremos?, se podría entender como un bucle del que no se puede salir, y el cuál tampoco tiene un fin, si para nosotros, pero no para la humanidad en general. Como ya puede ser evidente, este es un punto de vista que deja muchas más dudas que respuestas, nos deja un sin sabor inminente, y nos lleva a reflexionar sobre muchas cosas, pero si lo pensamos de otra manera, dentro de todo lo incomprensible que puede llegar a ser el ser humano, tenemos cosas que son prueba del propósito de nuestra existencia, y para mí una de las más importantes es el sentir, la capacidad de tener sentimientos ya sean buenos o malos es algo que sin duda alguna nos hace sentir vivos, cuando sentimos miedo, tristeza, felicidad, son momentos en donde nos encontramos con lo que en verdad somos, es en cierto moto nuestro más bello punto de conexión con el mundo.

Pero si llevamos el tema a gran escala, podemos entender que los seres humanos en sí, somos una parte minúscula del universo, casi olvidados por él, pero al mismo tiempo protegidos, como si algo quisiera que sigamos aquí, y en este punto es interesante reflexionar sobre una frase demasiado profunda que fue propuesta por el que es considerado como el padre de la psicología Carl Jung, “Somos la forma en que el universo se conoce a sí mismo”, es un pensamiento tan profundo como interesante, ya que nos daría un valor realmente alto en el universo, de esta forma podríamos sentirnos un poco más inmersos en el universo, como si fuéramos uno solo, que de hecho lo somos, pero no lo sentimos así sino hasta que encontremos dicho propósito.

Una de las grandes rivalidades que se han dado entre religión y ciencia a la hora de tratar este tema han sido que la religión asegura que en el mundo existe un ser supremo el cuál es el encargado de controlar todo lo que nos rodea, además pone a la humanidad como el centro del universo, por haber sido concebidos por el creador de este, mientras que la ciencia sostiene que no es posible aceptar o negar la existencia de Dios mientras que una de estas dos posibilidades no sean comprobadas científicamente, es decir, experimentalmente, también con el paso del tiempo y gracias a nuevos descubrimientos, ponen a la humanidad en una posición muy alejada del centro del universo, hacemos parte de él, pero no somos tan grandes o importantes.

EL PRIVILEGIO DE UNA VIDA ES CONVERTIRSE EN QUIEN REALMENTE ERES.

Carl Jung



Etiquetas:   Ciencias

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18864 publicaciones
4747 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora