Diseñados para fallar: Obsolescencia programada

Hola a todos;

. Por eso, gracias a todos. Esto lo redacte hace ya bastante tiempo pero deseaba compartirlo en esta plataforma digital.

Además de vez en cuando subiré escritos de ciencia aunque ya hayan sido expuestos hace algún tiempo.

Comenzaré la exposición del tema llamado la Obsolescencia programada, con una frase de Gandhi que me parece muy apropiada y además, si veis el documental que os colgaré al final, podréis volver a escucharla casi al final del mismo.

“El mundo es suficientemente grande para satisfacer las necesidades de todos, pero siempre será demasiado pequeño para satisfacer la avaricia de algunos.”

 Mahatma Gandhi.

Esta frase, tal vez cobre más sentido, a través de vuestra reflexión final entorno a las consecuencias de la Obsolescencia programada y la posibilidad de un mundo donde nuestra sociedad avance hacia una nueva conciencia colectiva donde exista definitivamente, el respeto por nuestro planeta, y una búsqueda de la felicidad a través de nuevos valores éticos.

¿En qué consiste o qué es realmente la Obsolescencia programada?

Cuando hablamos de Obsolescencia Programada, nos referimos a la planificación de la vida útil de un producto antes de su fabricación, es decir, se trata de diseñar un producto para que dure mucho menos de lo que podría durar.

¿Y porqué diseñar un producto para que falle?

Evidentemente, se acorta la vida al producto para conseguir acelerar el crecimiento de la economía del fabricante, a través del consumismo, generado de manera artificial. Se trata de crear una insatisfacción en el consumidor, con un producto que disfruto durante un periodo muy inferior de lo que podría haber sido, de esta forma el consumidor tendrá que buscar el mismo producto pero con una nueva imagen y estará algo mejorado.

Así es la realidad de una economía impulsada por el consumismo, donde su eje fundamental es la obsolescencia programada, sus argumentos son una publicidad meticulosa y créditos accesibles para casi todos los bolsillos.

¿Qué consecuencias negativas puede tener la Obsolescencia programada?

Una de las consecuencias más negativa, es la cantidad ilógica de residuos que generan la Obsolescencia programada, por la búsqueda incesante de un aceleramiento ilimitado, en el crecimiento económico, en un planeta con recursos finitos.

Otra consecuencia, no menos grave que la anterior. Los principios éticos en los que se fundamenta, la Obsolescencia Programada junto al consumismo. Principios éticos basados en la dependencia de un producto, con los que quieren hacernos creer que podremos reflejar nuestra identidad y subir nuestra propia autoestima.

  "Llevar un móvil de última generación y poseer tecnologías con la que poder sentirnos identificado, para ser realmente felices. Porque ya somos mejores gracias a todos estos dispositivos diseñados para fallar en breve. Productos que iremos adquiriendo a lo largo de nuestra vida, y que son nuestro sino", según el continuo bombardeo publicitario de las mismas compañías que planifican que duren el tiempo justo para seguir enriqueciéndose.

¿Dónde van a parar todos los residuos que son consecuencia del despilfarro de una sociedad basada en el consumismo impulsado por la Obsolescencia Programada?

Donde el ser humano no suela mirar, y donde no existan medios suficientes para frenar la entrada del flujo constante de los residuos, es decir, en países del tercer mundo (Video: Deuda externa y tercer mundo). Si amigos han leído bien, como si las personas que se encuentran en el tercer mundo, no tuviesen bastante con intentar sobrevivir al hambre del día a día... pero qué triste, y perdónenme, que egoísta puede ser la raza humana actual.

¿Se conoce algún País tercermundista donde se dé el caso expresado en las anteriores líneas?

Existen varios en el continente Africano y Asia. El país africano de Ghana (Video) es un ejemplo de los países a donde van a parar todos los desechos electrónicos. En el documental que colgaré al final de este apartado podréis oír y conocer la circunstancia de Ghana.

¿Cuando apareció la obsolescencia programada?

La bombilla es el primer caso que se conoce de la Obsolescencia programada.

Como ya sabréis, en 1981 Thomas Alva Edison puso en venta su primera bombilla, que poseía una vida útil de 1500 horas.

En 1924 el cartel Phoebus, anunciaban orgulloso, una bombilla con 2500 horas útiles. La organización del cartel Phoebus, fue fundada para controlar la venta de las bombillas a nivel mundial.

En 1925 se creó el “Comité de las 1000 horas de Vida” para reducir técnicamente la vida útil de las bombillas y de esta manera, consiguieron enriquecerse mediante lo que más adelante se denomino como la Obsolescencia Programada.

Phoebus creó una complicada burocracia para imponer sus reglas. Los fabricantes eran multados severamente si se desviaban de los objetivos marcados. Esta información e incluso algo más detallado la podréis encontrar en el documental “Comprar, tirar, comprar”.

¿Alguna vez se ha llevado a juicio casos de Obsolescencia programada?

Si, Elisabeth Pritzker demando a la compañía Apple por obsolescencia programada referente a la batería del Ipod. Los continuos fallos en la batería de los Ipod crearon gran descontento entre los consumidores de dicho producto, así que se realizo una demanda judicial colectiva. El caso se conoció como “Westley contra Apple”.

¿Existen alternativas a la Obsolescencia Programada?

Pues desde mi punto de vista, creo que las alternativas a la obsolescencia programada, deben hallar su origen, principalmente en la concienciación del daño a nivel mundial, que provoca un sistema incontrolado de consumismo.

Algunas de las propuestas que me han parecido más interesantes son:

-Crear productos más duraderos, biodegradables  y con una longevidad alta.

-Coches eléctricos compartidos (Proyecto Parisino).

-Mejorar la eficiencia energética en los productos y fábricas. (A esto me dedico yo, trabajo para una empresa, concretamente en la mejora de la eficiencia energética para otras empresas, mediante un avanzado sistema de control mediante inmótica)

-Reciclar el producto sobrante en la fabricación de otros productos.

Para finalizar el tema que aquí os redacte me gustaría realizar una pequeña reflexión.

Me considero un hombre soñador e imaginativo.

Cuando era un niño, imaginaba un futuro tecnológico asombroso y he alimentaba mis pensamientos a través de la ciencia y los avances tecnológicos. 

No obstante, hoy no puedo evitar mirar atrás en el tiempo, y recordar aquellos días en lo que jugaba con todos mis amigos, a la pilla o al escondite. Esos juegos en lo que corrías huyendo con otros niños o de otros niños. Recorriendo calles enteras, junto a la complicidad de tus amigos que sonreían, simplemente porque disfrutaban de la compañía y las pequeñas travesuras.

A veces, al observar el rumbo que toman las nuevas tecnologías entorno al entretenimiento y la comunicación, me pregunto

¿Dónde quedo el trato humano? ¿Nos acercan los teléfonos móviles al mundo de la comunicación global o realmente nos aleja de nuestro entorno humano más cercano?

Yo siempre he imaginado los posibles futuros que le podrían deparara a la raza humana. En esos futuros imagine una raza que evolucionaba hacia una conciencia colectiva, una vida más longeva a través de dispositivos nanotecnológicos, un ser humano más sabio, en definitiva, una evolución hacia el respeto de nuestros semejantes y a la naturaleza, ayudándonos de nuevos conocimientos científicos, tecnológicos y filosóficos adquiridos con el tiempo

Ahora sin embargo, me da la sensación, que nuestra especie se acerca a un precipicio, donde fue arrastrado por la avaricia de aquellos que tienen poder sobre muchos individuos. 

Estamos siendo continuamente bombardeados por una publicidad que nos dice con que debemos identificarnos y como ser realmente felices.

Creo humildemente, que nos deshumaniza la excesiva y a veces innecesaria tecnología, que a la mayoría de los gobiernos, en cierto modo les interesa el llamado motor de la Obsolescencia programada, porque es más fácil manejar a un rebaño distraído, que a un conjunto de personas equilibradas y con principios sanos.

Sé que con este tema, me alejo de la objetividad de la ciencia a la que os tengo acostumbrado, pero me siento incapaz de crear un blog donde se hable de tecnologías y no se haga referencia a la filosofía que mueve al ser humano a generar tan ingente cantidad de dispositivos tecnológicos.

Pido disculpas de antemano, aquellos que les pueda ocasionar alguna molestia la carga intrínseca de subjetivismo a la hora de abordar el tema en cuestión, e invito a todos a expresar su opinión.

"Hemos aprendido a volar como los pájaros y a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir juntos como hermanos."

Martin L. King

 Video: Obsolescencia Programada (COMPRAR, TIRAR, COMPRAR) - Documental

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales