Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Filosofía   ·   Ética   ·   Constitución   ·   Chile   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad   ·   Escritores   ·   Biografía



La ultraizquierda en el Consejo de Ministros


Inicio > Política Nacional
15/11/2019


111 Visitas




“A cualquiera le sale de ojo que hace seis meses estaba mal pactar con el comunismo  de ultraizquierda, en tanto que ahora el presidente la recibirá con todos los honores y ‘bajo palio’…”

El 19 de septiembre pasado, el todavía presidente en funciones decía sin titubear que “si hubiera aceptado las exigencias de Iglesias hoy sería presidente. Pero no dormiría, como el 95% de los españoles, incluidos votantes de Podemos”. No iba a dormir y, ahora, ante la espectacular subida de VOX, parece que no es que no duerma es que no quiere dormir. El presidente vuelve a ser fiel a “digo” y a “diego”. Nunca lo superará. Es el sino que persigue a los engreídos, hipócritas, mentirosos  y narcisistas.

A ello hay que añadir que, con la ultraizquierda en el Gobierno,  tampoco van a dormir los españoles de bien. Se  va a perder la confianza en la economía, como ya ha pasado con el Ibex35 y el mercado continuo. Muchas empresas ya han tomado posiciones contra el pacto socialcomunista. “Es lo contrario de lo que necesita España”, decía ayer el empresariado, añadiendo que la ruina está garantizada. En ello miramos con preocupación a Venezuela, Bolivia, Nicaragua,…

Resulta que el acercamiento ha costado 150M€; lo que podría haberse hecho en julio y en septiembre, lo han aplazado hasta noviembre. Cuesta entenderlo y deberán explicarlo cuanto antes. Igualmente, el presidente en funciones tiene aún que explicar su fraude, su plagio, su abuso de los medios del Estado y la sentencia de los ERE que saldrá el 19 de noviembre (entre otras). A cualquiera le sale de ojo que hace seis meses estaba mal pactar con el comunismo  de ultraizquierda de Iglesias y su ‘banda’, en tanto que ahora el presidente va a recibir a Iglesias con todos los honores y casi bajo palio dentro del Consejo de Ministros. Lo tengo que ver.

El complejo que arrastra el PSOE de Sánchez se ha mostrado en toda su amplitud: sabe que ese pacto está mal visto en Europa, peor visto aún entre el empresariado y los resortes financieros, incluso despreciado por el socialismo moderado de ínclitos personajes que supieron dirigir al PSOE con mejor cabeza que el indigente intelectual que chulea a su propia sombra. La generación de Sánchez nunca estudió la transición y, si lo hizo, no entendió nada.

No sé si este pacto es el inicio de la maldición por la profanación de Franco, pero con lo que nadie contaba era con que también afectara a los españoles. Cierto que aún hay que esperar porque los números siguen siendo tozudos. Y tal vez, para evitar mofas, lo ideal sería contar con un presidente de consenso --que no sería Sánchez-- porque se facilitaría la legislatura y, por supuesto, Iglesias tendría que ir al odre de enfriar.

Emiliano García-Page es el destinatario del mensaje y tal vez Pedro ‘Cum Fraude’ se lleve el chasco. Ni siquiera el rey ve con buenos ojos el tándem de la violencia y el odio. De no ser viable un presidente de consenso, con la exclusión del actual presidente en funciones, entiendo con claridad el mensaje extendido por un periodista de calado, y gran conocedor del siniestro comunismo, barato y aterciopelado: “España tiene ahora mismo dos caminos: ambos con ‘erre’: reacción nacional o revolución” antes de que nos roben el futuro. “Si el carterista me roba la cartera, el progresista me roba el progreso”, decía ayer un colaborador de nuestro blog.

No solo hay desconfianza en la inversión. Con los destrozos de convivencia de Cataluña hasta el apuntador se va a quedar en casa. En los antiguos condados catalanes no hay un problema político sino un grave descontrol de la convivencia, el proselitismo, la amenaza, la violencia, el odio encendido, el adoctrinamiento y el salvaje atentado y menosprecio de las leyes del Estado español.

Hacía tiempo que no veíamos bajar la Bolsa tanto en tan poco tiempo, como lo hemos visto tras las elecciones. Ni un solo valor quedó en verde. Todo se enrojeció. El temor cubrió la España inversora ante los presuntos problemas que pueden generarse en las próximas semanas. En Cataluña se han envalentonado los golpistas, los terroristas de CDR y el propio gobierno catalán; si a ello se añade que los jueces belgas empiezan a jugar y a tocar las pelotas de los demás…..pues ahora va a resultar que Junqueras y Puigdemont son inocentes y que la culpa la tiene el rey,  la sota de bastos o los partidos de la oposición.

Como hay mucha gente que desconoce lo que es la ultraizquierda y no parece haber leído, entre otros, episodios como los de febrero y marzo de 1936, debe saber y comprender que esa versión radical de la ultraizquierda comunista y bolivariana empieza por reprimir a los medios de comunicación y a la oposición divergente. Entiende la democracia como “todo y solo lo que yo digo”. Es prima carnal del fascismo  irredento; se empieza por cerrar medios, a la vez que se los atemoriza, y se acaba encarcelando, violando y violentando a quien osa pensar con lógica y reflexionar con sentido común; algo de ello llevamos viendo desde hace tiempo en siniestros personajes de la ultraizquierda española.

Otra vez nos ha vuelto a mentir y a engañar el presidente en funciones. Se ha hartado de decir que no pactaría con populistas, independentistas ni nacionalistas, pero le ha faltado tiempo. A partir de ahora habrá que pensar en lo contrario de lo que dice para saber qué es lo que quiere decir. Incluso llegó a decir que no pactaría con quienes abonan el odio contra la convivencia, pero ha caído en el nido del odio por excelencia.  Fíjense ustedes, como decían ayer en las redes sociales:

“A ver que yo me aclare. Treinta y cinco comunistas bolivarianos de Podemos, trece secesionistas catalanes de ERC más ocho de JxCat y los dos antisistema de la CUP, cinco terroristas vascongados y siete castañas de Sabino Arana. ¿Y lo que preocupa son los cincuenta y dos de VOX?”

Jesús Salamanca Alonso



Etiquetas:   Pablo Iglesias   ·   Pedro Sánchez

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18864 publicaciones
4747 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora