Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Filosofía   ·   Constitución   ·   Chile   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad   ·   Cultura   ·   Periodismo



El hablar del pueblo...


Inicio > Ciudadanía
14/11/2019


156 Visitas



SEÑOR MINISTRO: En su reciente declaración pública del día 03 de Noviembre, el único punto al cual doy razón es que “los recursos son limitados” y que, “la economía fluctúa de acuerdo al mercado mundial” sin embargo, usted no ha comprendido ni un 25% de las exigencias del pueblo chileno. Si observamos la lista de peticiones, existen, a grandes rasgos, dos maneras de entenderlo: La primera es la de la clase media que pone como máxima prioridad la mejora inmediata respecto a la calidad de vida y la segunda es por la que usted se inclina, dada su posición de ministro y su acomodada visión de élite social centró su análisis, como ya es costumbre, en el dinero como un bien esencial, lo que no deja de parecer que es una manera de protegerse a sí mismo y a la clase política.


Sin embargo, Chile es un país, no una sola clase, que cabe destacar, su existencia es mínima en comparación con la clase obrera. Un 50% en pensiones solidarias significarían, en dinero, un total de $165.301. No olvide este monto por favor. Ahora, lo invito a conocer un caso usual en Chile: Mercedes es una abuelita de 76 años, quien recibe solo una pensión básica solidaria, Mercedes aún debe dinero por su casa, ya que no tiene plata suficiente para obtenerla sin deudas asociadas por lo cual su dividendo es de $35.000, quedándole así en un mes normal $130.301. Mercedes tiene que pagar luz, agua y teléfono sumando un monto de $30.000, quedando un saldo de $100.301. Mercedes tiene que subsistir, es decir: vestirse, comprar mercadería, artículos del hogar, ir a controles médicos y además comprar, al menos, pan todos los días sumando, a simple vista, mucho más que unos $100.000. Señor ministro, el caso que le he dado corresponde a mi abuelita y, no sé si afortunada o desafortunadamente solo debe mantenerse a ella misma. Imagine usted el caso de aquellos abuelos y abuelas que han decidido hacerse cargo de sus nietos por alguna razón, ¿Usted cree que es digno vivir con $100.000? ¿Qué sucedería si fuese su madre?

Miles de chilenos, mueren endeudados, trabajan arduamente día y noche, muchas veces con más de un trabajo, buscando un mejor futuro para sus pequeños. Aguantan en silencio abusos de distinta índole y ven además, casos de corrupción como el caso Penta y caso SQM, perdonazos como el de Johnson's, colusiones como la del papel higiénico, el pollo e incluso medicamentos, apretando los dientes y callando por años de injusticias que afectan los bolsillos de las familias, con el fin de obtener unas pocas “chauchas” que les permitan llegar a fin de mes cubriendo las necesidades básicas ya que, si por alguna razón toman la decisión de tener un poco más que eso no hay más alternativa que recurrir al endeudamiento y, llegado a este punto, usted y yo ya podemos haber notado que la situación tampoco es precisamente justa.

Chile despertó y quiero creer que en esa cabeza haya entrado lo que significa despertar, NO QUEREMOS MÁS ABUSOS. Personalmente quiero que el día de mañana mi mamá tenga una pensión digna, tenga que comer, con qué vestirse, que no sea un número más en la ganancia de las AFP, quiero una vida digna para ella. Quiero dejar de oírla llorar por preocupación, ver su cara de angustia por lo que no tiene para ofrecernos, somos dos hermanos jóvenes criados solo por mi mamá. Papá falleció hace algunos años y la pensión que recibe ella es aún más indigna, el monto es alrededor de $97.000 ¿Cree usted que podemos sobrevivir los tres con eso? No, no podemos ni siquiera pagar el total de cuentas. Quiero que mi hermano pueda estudiar en la universidad sin tener que terminar pagando el triple de su carrera. Quiero que obtenga la atención médica que necesita, él es algo enfermizo, toda su vida ha peleado contra una cosa u otra, ahora con problemas a los riñones no existen médicos nefrólogos que atiendan en el sistema de salud pública que lo puedan controlarlo con la urgencia requerida. Quiero una salud óptima para todo aquel que la necesite. Quiero y necesito un nuevo mañana, aquel donde pueda estudiar Ingeniería en Biotecnología, pero que no muera pagando mi carrera, un nuevo futuro, un futuro donde todos mis ancestros puedan decir verdaderamente que hemos avanzado en la consigna, que por fin nuestro derecho de vivir en paz se está cumpliendo.

Estoy consciente que durante estas más de tres semanas se ha producido caos, rebelión sin control sin embargo también estoy consciente que si esto no hubiera ocurrido, jamás nos hubieran escuchado, incluso usted ahora ha demostrado que siguen sin hacerlo. Llamo a todos mis pares a decir no más saqueo, basta de destrucción, pero a mantener protesta, a seguir con la cacerola, aunque esté deforme a estas alturas. A luchar hasta que esto sea un Chile de todos.

No le deseo el mal, pero espero que el día de mañana usted viva la realidad que le relato, que sienta lo que es ser clase media, quizás así se golpeará el pecho con una piedra y entenderá al pueblo. Estamos aburridos. Estamos cansados de tantos abusos, de tanta represión. Si su objetivo es mejorar la economía chilena me parece excelente. Le diré una sola de las muchas medidas que se puede adoptar y espero de todo corazón que reaccione de una vez y comprenda que la clase media no es el problema. En la actualidad, el sueldo bruto de los legisladores es de $9.349.851. A esto se suma una asignación para gastos de funcionamiento de entre $23.632.824 a $24.135.844 mensuales -dependiendo de la región- para cada senador y de unos 11 millones 500 mil pesos al mes para cada diputado que ni siquiera trabaja los cinco días de la semana. ¿Qué sucedería si reducimos el 40% del sueldo neto? Quedaría entonces $5.609.910 , un sueldo bastante alto, a decir verdad, si es comparado con el sueldo mínimo actual de Chile o el sueldo común de la clase media que no supera los $500.000. Son en la actualidad 155 diputados y 43 senadores (aunque llegarán a 50 en 2022) por lo que el actual monto total de ahorro en un mes sería $740.508.318 ¿A usted le parece innecesario? Con ese dinero podríamos mejorar, y ponerlo como pie a la reactivación de la economía.

Usted, Ignacio Briones, asumido su rol de ministro de Hacienda hace poco, aunque nunca olvide que, así como una sola persona lo ha puesto al mando, todo un país unido lo puede sacar. Hoy ya no tengo miedo, no le tengo miedo a usted, ni al presidente, ni a los carabineros, ni a los militares, el silencio crea mentes ruidosas y he aprendido a hablar, ahora llego el momento de generar cambios y el primero es no seguir callando, de luchar por los que ya no pueden, por aquellos que se fueron sin poder vivir dignamente, yo lucho por mi abuelita con la búsqueda de una pensión digna, lucho por mi hermano, por su futuro y por su salud, lucho por mi mamá que me ha enseñado tanto en esta vida, que me ha orientado y guiado, nunca olvidaré que fue ella quién me enseñó a defender mis ideales y que nadie, nunca, jamás, tendrá el poder de apagar mi voz.

Mi nombre es Gabriela Araya Salinas, estudiante de segundo año medio, tengo casi 16 años de edad y si he entendido yo ¿Por qué no puede entender usted?













Etiquetas:   Estudiantes   ·   Chile   ·   Ciudadanos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18864 publicaciones
4747 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora